10 espías famosos -I parte- (7 al 14 de julio 2006)

Un lector de Segured sugirió hacer una selección de los 10 espías más famosos de la historia. En principio, parece contradictorio, pues los espías no suelen ser famosos, a menos que salten a la palestra. Y eso es lo peor que les puede ocurrir. De allí en adelante, son objeto –o víctimas- del escrutinio público, y difícilmente podrán continuar con su labor.
Sin embargo, se debe reconocer que en efecto hay espías famosos, para su propia gloria o bochorno. Sus logros y fracasos generalmente forman parte de la historia, pero no de las noticias. Así que con esa perspectiva se ha elaborado el siguiente listado. Se escogió un orden alfabético, para evitar cualquier juicio de valor entre unos y otros.
*Aldrich Hazen Ames (1941- ): fue calificado por CNN como “probablemente en topo más dañino en la historia de la Agencia Central de Inteligencia”. Ames nació en Wisconsin, y cuando tenía 21 años fue reclutado por el servicio de espionaje exterior estadounidense. En sus primeros años tuvo un trabajo de escasa importancia, pero con los estudios fue ascendiendo hasta ser designado como oficial de casos. Posteriormente viajó a Turkía para convertir a agentes soviéticos. A partir de 1985, él fue convertido para la causa comunista, y comenzó a vender secretos de Estado. Se cree que proveyó información relativa a por lo menos 10 dobles espías soviéticos, quienes fueron ejecutados. Fue arrestado en febrero de 1994 y condenado a cadena perpetua, sin posibilidad de beneficio bajo palabra. Su esposa, Rosario, también quedó tras las rejas, pero ya cumplió condena.
*Isser Harel (1912-2003): hijo de una familia rusa que emigró a Lituania y posteriormente a Israel. Este fue el hombre que lideró la cacería del criminal nazi Adolph Eichmann, hasta que en 1960 se produjo la captura en Argentina. Harel fue director de los servicios de inteligencia interior (Shin Bet) y exterior (Mossad) de la nación israelí. Dan Raviv y Yossi Merman dijeron de él que había sido el “memuné” o Encargado, una denominación que inspira orgullo. Su mandato sobre estos cuerpos “más que ningún otro, determinó la naturaleza de los servicios secretos”. Harel creó en Israel la cultura de que los agentes secretos constituían una verdadera élite, “los mejores y más inteligentes entre los israelíes, que la comunidad de inteligencia y la sociedad en su conjunto los respaldaban hasta el fin”.
*Alexandre de Marenches (1921-1995): coronel retirado del ejército francés. Dirigió durante 11 años el Servicio de Documentación Exterior y Contraespionaje galo (SDECE), lo que le permitió incidir de manera directa en la política internacional de su país. Se dice que Marenches fue uno de los funcionarios que, a través de dos emisarios, advirtió al papa Juan Pablo II sobre los planes de matarlo. Tambén conocido como Portos, debido a su corpulencia, Marenches aconsejó a los jefes de seguridad nacional: “…exija tener acceso permanente al poder decisorio, pero no abuse. Deberá ser recíproca una confianza total. Tendrá usted, sobre todo, que comunicar malas noticias. Las buenas permanecerán a nivel técnico. Hay que decirlo todo y no traicionar nunca por omisión. Lo mismo da si pasa usted por un espantajo para un jefe de Estado débil. No tema nunca disgustarle”.
*Harold Adrian Russel Philby (1912-1988): también conocido como Kim fue, a juicio del autor Phillip Knightley, “la figura más notable de la historia del espionaje”. Este inglés ascendió durante 9 años a través de la jerarquía del Servicio Secreto de Inteligencia (SIS) de Inglaterra hasta convertirse en enlace con la Agencia Central de Inteligencia y el Buró Federal de Investigaciones. Para cumplir esta tarea fue enviado a Washington, y su perspectiva era que tarde o temprano sería el jefe de inteligencia británico. Pero durante todo ese tiempo en realidad era un doble agente para la causa soviética. En 1963 fue descubierto y tuvo que huir a Moscú, donde permaneció escondido hasta la fecha de su muerte.
*Margaretha Geertruida Zelle (1876-1917): major conocida como Mata Hari (Ojo del Día), esta holandesa se formó como bailarina de danzas orientales en Francia. A principios del siglo XX, luego de un divorcio, comenzó a bailar para soldados refugiados y políticos. Tuvo numerosos amantes, entre ellos oficiales involucrados en la Primera Guerra Mundial. 6 meses antes de finalizado el conflicto fue arrestada y acusada de actuar como doble agente para las causas de Francia y Alemania. El proceso levantó numerosas dudas en torno al sustento de las imputaciones. Se decía que obtenía las informaciones a través de sus actividades de alcoba. Fue fusilada. Su cuerpo no fue reclamado por ningún familiar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.