115 adolescentes son detenidos diariamente en Colombia (5 al 11 de febrero de 2007)

115 adolescentes son detenidos diariamente en Colombia por cometer un delito
En los últimos 10 años se ha duplicado el número de capturas, llegando a 42. Las aprehensiones de delincuentes juveniles se han duplicado en menos de una década: pasaron de 18.784 en 1998 a 42.004 en el 2005, según un informe de la Procuraduría.
En este lapso, el principal delito fue el tráfico y porte de estupefacientes, seguido de hurto, porte de armas, daño en bien ajeno, lesiones personales y, en menor medida, homicidio, revela el estudio.
Además de las consecuencias sociales, la atención de estos jóvenes implica un gran costo para el Estado. En los últimos cuatro años, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (Icbf) desembolsó 114.102 millones de pesos para cubrir este rubro, según cálculos de la Procuraduría.
Con este difícil diagnóstico como telón de fondo, Colombia se prepara para estrenar el próximo 15 de marzo el nuevo Sistema de Responsabilidad Penal Juvenil, el cual trae retos institucionales a los que nunca antes se había enfrentado el país.
Este sistema es uno de los puntos más polémicos y trascendentales de la Ley 1098 del 2006 (conocida como la Ley de Infancia y Adolescencia) que reformó el Código del Menor, expedido en 1989.
Su aplicación se iniciará solo en Bogotá y Cali, la primera por ser la capital y la segunda por tener «los más altos índices de criminalidad de jóvenes», según el magistrado Hernando Torres, presidente del Consejo Superior de la Judicatura. El objetivo es que el primero de enero del próximo año empiece el proceso en otros nueve distritos judiciales, hasta completar el país en un plazo máximo de tres años.
«Se aplaude la decisión del Estado por cumplir con lo que obliga la nueva Ley y las normas internacionales -dice Paul Martin, representante de Unicef en Colombia-. Sin embargo, se debe trabajar la prevención, debido a que el ascenso de detenciones es insostenible».
Adaptan sistema penal
Uno de los principales cambios está en que, a partir del próximo miércoles, los menores de edad serán juzgados con el Sistema Penal Acusatorio que se aplica a los adultos desde enero del 2005, adaptado para los jóvenes.
En la edad de responsabilidad penal también hay cambios. La norma determina que los niños menores de 14 años no pueden ser juzgados, mientras que entre los 14 y 18 pueden ser privados de la libertad para ciertos delitos (ver ‘Cambios claves con la Ley’).
Esto da pie a que a partir del 15 de marzo empiecen a salir los menores de 12 y 14 años que están en los centros cerrados de Bienestar Familiar, y que podrían ser más de 613 en todo el país. Para Bogotá y Cali llegan a los 23, según el Icbf.
Elvira Forero, directora del Instituto, aseguró que lo más probable es que estos niños ingresen a otros programas de protección del Instituto o incluso, algunos podrían volver a sus casas, dependiendo de lo que determine el juez.
Así mismo, los jueces revisarán los procesos de los jóvenes que están privados de la libertad (hay más de 4.480 en centros cerrados) para saber si salen de estas instituciones o deben ingresar a otros programas.
Otra de las novedades es que por primera vez la Fiscalía investigará este tipo de casos, así como la Policía de Infancia y Adolescencia.
Se crearon, además, los Centros de Servicios Judiciales para Adolescentes, donde se reúnen las entidades que acompañan el proceso de los jóvenes y a donde los llevarán cuando sean detenidos. Allí podrán estar máximo 36 horas después de la aprehensión, lapso en el que se le debe definir su situación.
La aplicación de la Ley ha recibido algunos cuestionamientos.
Centros para menores infractores se han quejado de que no tienen las instalaciones adecuadas. Así mismo, el sindicato del Icbf manifestó su preocupación porque, con la Ley, los niños menores de 14 años serán blanco de grupos delictivos, debido a que son inimputables.
Sobre esto, Forero aseguró que ya se han desembolsado más de 2 mil millones de pesos para adecuar el centro del Valle de Lilí en Cali y 44 millones para Bogotá. Así mismo, la directora aseguró que le va a proponer al Consejo de Política Criminal que gestione el aumento de penas para los adultos que utilicen a los menores para cometer delitos.
100 nuevos defensores de familia fueron contratados para cumplir con la Ley. En total son 600.
22 jueces conocerán los casos que lleguen a los centros especializados de las dos ciudades.
1.650 oficiales componen la nueva Policía de Infancia y Adolescencia en el país.
77 es el número de instituciones que atienden a menores infractores en el país. De estos, 14 son cerradas.
«El reto es casi reeducar a jueces y fiscales, con el fin de que pasen de una mirada punitiva a una pedagógica».
Ernesto Durán, del Observatorio de Infancia de la Universidad Nacional.
En Bogotá, 10 capturas al día
Se calcula que cada día los juzgados de menores conocen unos 10 casos de infractores en Bogotá. La mayoría es por porte y tráfico de estupefacientes, seguido de daño en bien ajeno. En Cali, un lunes (luego de fin de semana) atienden hasta 24 casos.
En este momento hay unos 5.200 procesos antiguos en este tipo de juzgados de la capital.
Cada año ingresan 5.939 y 2.933 procesos a juzgados en Bogotá y Cali, respectivamente.
La Fiscalía detuvo a 4.994 menores de edad en el 2005, en Bogotá. En Cali fueron 4.066 adolescentes.
Para la Fiscalía, en el 2005 hubo 107 capturas de adolescentes por
homicidio en Cali, y en Bogotá, 78.
Entre el 2003 y el 2004, en Cali hubo 2.843 procesos contra jóvenes, la mayoría tenían 17 años (35 por ciento).
* FUENTES: CONSEJO DE LA JUDICATURA, FISCALÍA, OBSERVATORIO SOCIAL DE CALI.
Cambios claves con la nueva Ley
ANTES
Cualquier niño podía ser internado, porque robaba o porque cometía un crimen. «Lo que determinaba la privación de la libertad, además de las pocas garantías, era la marginalidad social del adolescente», explica Cielo Mariño, de la U. Externado.
La única instancia que había desde la investigación hasta el fallo era el juez de menores.
La Policía de Menores solo tenía funciones de prevención y educación.
AHORA
Entre 14 y 16 solo podrán ser privados de la libertad máximo ocho años por secuestro, extorsión y homicidio doloso. Entre 16 y 18, por tráfico de estupefacientes, hurto calificado, porte de armas, homicidio culposo, tortura y secuestro, máximo cinco años.
Se adapta el Sistema Penal Acusatorio. Tienen jueces especializados. Audiencias.
La Fiscalía y la Policía de Menores podrán investigar los casos y presentar pruebas.
Fiscalía y Policía llegan al sistema
Habrá 34 fiscales en Bogotá para investigar y aportar pruebas en los casos de delincuencia juvenil. En Cali, el número ascenderá a 19.
Por su parte, fueron preparados 12 jueces de menores para trabajar en Bogotá, mientras que en Cali la cifra asciende a 10.
Estos últimos laborarán en dos turnos entre las 6 de la mañana y 10 de la noche, mientras que los fines de semana habrá uno.
ANDRÉS GARIBELLO
REDACTOR DE EL TIEMPO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.