11M: 200 muertos, 1400 heridos y…

Resumen cronológico: un pueblo unido
Madrid, 11 de marzo del 2004. Estación de Alcalá de Henares. Entre las 7:00 AM y las 7:15 AM un grupo de terroristas colocan 13 mochilas bombas con unos 100 kilos de explosivos en trenes cuyo destino final era la Estación de Atocha. Siendo las 7:39 explotan 7 de las 8 bombas en dos trenes próximos a Atocha, posteriormente se realizan 2 explosiones en un tren en la Estación del El Pozo y una explosión en un tren en la Estación de Santa Eugenia. Todo esto en el transcurso de 3 minutos. Fueron 3 las mochilas bombas que las fuerzas de seguridad especiales (TEDAX) explotaron de manera controlada. El resultado – hasta la fecha – ha sido de 200 muertos, 1400 heridos, un pueblo español de pie y el repudio internacional sobre este nuevo ataque terrorista a gran escala. A cuatro días de las elecciones generales, todos los partidos políticos suspenden los actos previstos en sus respectivas agendas electorales.
Un día después, millones de españoles salieron a las calles en distintas ciudades de España para manifestar su rechazo a la cadena de atentados perpetrados el 11 M. Se colapsaron las ciudades, se paralizó el país en repudio contra el ataque terrorista, El pueblo español dio una señal clara de madurez, de dignidad, de repudio, de indignación y de firmeza. España: un pueblo unido.
Prueba de peso
El ataque coordinado en Madrid al explotar de manera sincronizada mochilas con explosivos en su interior en cuatro trenes que circulaban por la red ferroviaria de la cuidad, dejó una pista esencial para determinar los responsables del hecho. Fueron 13 las mochilas bombas colocadas, 10 explotaron, quedaron 3 que permitieron analizar su contenido de forma detallada.
Cada mochila estaba compuesta de un teléfono celular (A), de 10 kilos de Goma 2 ECO – dinamita convencional gelatinosa (B), metralla adherida al explosivo (C) y un detonador de cobre (D).
El teléfono recibe una llamada o se activa su alarma, el impulso eléctrico viaja por el cable hasta el detonador que al recibir la descarga eléctrica estalla y activa el explosivo. La metralla potencia el daño de la explosión.
Líneas de investigación: hipótesis y conjeturas
En las horas siguientes a la matanza de Madrid, el titular del Ministerio del Interior Señor Ángel Acebes, atribuía sin titubeos la autoría de los ataques a ETA; a pesar de que la magnitud del ataque no correspondía a los precedentes de la acción de dicha organización delictiva vasca.
La afirmación del Ministro se sustentaba en información brindada por los servicios de inteligencia, que indicaba que se produciría un ataque en Madrid en fechas cercanas a las elecciones generales y en otros intentos anteriores de ETA por provocar una masacre en Madrid. La última fue abortada por la Policía en las Navidades del 2003, cuando se interceptó y se detuvo un vehículo cargado con explosivos que se dirigía a la otra gran estación de trenes de Madrid: Chamartín.
Los explosivos fueron colocados en la Estación de Alcalá de Henares, en donde 3 sospechosos se vieron junto a dicha estación ferroviaria. La furgoneta donde fueron vistos contenía siete detonadores de cobre y una cinta de audio con versículos del Corán.
La noche del 11M el grupo Al Qaeda reivindicó la autoría de la masacre a través de una carta enviada al periódico árabe Al Qods Al Arabi. La hipótesis que apuntaba hacia Al Qaeda cobraba más credibilidad máxime cuando ETA, por primera vez en su historia, hacía público un comunicado en el que negaba cualquier responsabilidad en el atentado.
Recordemos que bajo el gobierno de Aznar, España apoyo firmemente la política del gobierno del presidente Bush en Irak, enviando 1.300 soldados tras la caída de Saddam Hussein, a pesar de que la opinión pública española se manifestó mayoritariamente en contra.
Adicionalmente la investigación sobre la “prueba de peso” arrojaba nuevos detalles:
o ETA utiliza detonadores de aluminio, no de cobre
o ETA utiliza el explosivo Titadine, no Goma 2 ECO
o El montaje de la bomba tampoco coincidía con el que suele emplear ETA
Horas antes de que se abrieran los colegios electorales de toda España – domingo 14 de marzo -, Al Qaeda volvió a reivindicar la autoría de los atentados mediante un vídeo hallado en Madrid.
Si bien el Gobierno español aún no ha dado por cerrada ninguna línea de investigación, todo indica que esta vez no fue ETA quien llevo a cabo el 11M, sino Al Qaeda o extremistas islámicos que están en el movimiento mundial de YIHAD (guerra santa en árabe).
Analicemos los hechos que ocurrieron posteriormente al fatídico 11M, considerando la cercanía con las elecciones generales en España:
1.- ETA como autor del ataque: ¿Quién se beneficiaba? Obviamente el PP (Partido Popular), representado por el actual Presidente Aznar, pues esto hubiera validado la política exterior de su gobierno frente al terrorismo, justificando así su alineación con Estados Unidos de América y el envío de tropas a Irak. También se fortalecía la posición del Presidente Bush y del Primer Ministro Blair.
Es comprensible comprender porque desde el gobierno se hizo hincapié, desde un inicio, en que el autor había sido ETA. España insistió en que cualquier resolución de la ONU – Consejo de Seguridad – debía mencionar a ETA. Consideremos que en pasadas resoluciones de condena de actos terroristas, el Consejo de Seguridad, se abstuvo de nombrar a ningún grupo en particular, incluso en la resolución adoptada 24 horas después de los ataques del 11 de septiembre de 2001 contra Estados Unidos.
2- Al Qaeda o extremistas islámicos como autor del ataque: ¿Quién se beneficiaba? Obviamente el PSOE (Partido Socialista Español), representado por el candidato socialista José Luis Rodríguez Zapatero, pues se entendería el ataque como una represalia de Al Qaeda o extremistas islámicos a la política exterior impulsadas por el Presidente Aznar. También se debilitaría la posición del Presidente Bush y del Primer Ministro Blair.
Es entendible comprender porque entonces el gobierno español no daba la debida trascendencia a los diferentes hechos que inculpaban a la organización delictiva islámica.
Algunos periodistas no descartan que Estados Unidos de América esté detrás de los ataques del 11M, reflotando antiguas prácticas como de los años setenta en donde la CIA apoyó y financió el golpe de estado en Chile o el Plan Condor en Argentina, considerando que la imagen del Presidente Bush está cayendo en un año electoral. Estos periodistas afirmaban, desde su ceguera mental, que el ataque a un país aliado de Estados Unidos de América por parte de Al Qaeda lograría un incremento en la imagen del Presidente Bush y las políticas por él implementadas. Me cuesta responder esta absurda hipótesis, principalmente, por que el mayor interés de Estados Unidos de America era que el PP de Aznar continuara en el poder, manteniendo así una posición estratégica favorable en el viejo continente.
Un nuevo mapa geopolítico
Madrid, 15 de marzo del 2004. El PSOE habría conseguido más del 42% de los votos, mientras que el PP habría logrado el 37% de los votos. El análisis de los principales politólogos coincide en que el revés sufrido por el PP fue como castigo del pueblo español al gobierno tras los ataques del 11M, ya que consideran que este habría sido una represalia de Al Qaeda por el apoyo español a la guerra en Irak.
El presidente del gobierno electo de España, el socialista José Luis Rodríguez Zapatero, dijo en su primera conferencia de prensa que las tropas que el gobierno saliente envió a Irak serían retiradas antes del 30 de junio y calificó esa guerra como un «error político». Dijo que solamente reconsideraría su promesa de retirar las tropas, en el caso que la ONU apruebe una nueva resolución con un mandato para la presencia internacional en Irak. En otras declaraciones indicó que no se puede organizar una guerra con mentiras, y que tanto Bush como Blair deberán hacer una autocrítica.
Mientras tanto los países europeos que se opusieron con más fuerza a la guerra de Irak, Francia y Alemania, enviaron mensajes positivos y se mostraron muy satisfechos con el cambio político en España y el compromiso de Zapatero de reforzar las relaciones con estos países. Mientras tanto, Estados Unidos de América y Gran Bretaña, muestran su preocupación por la anunciada retirada de las tropas españolas de Irak.
De esta forma se esta componiendo un nuevo mapa geopolítico mundial, donde Estados Unidos de America pierde presencia y apoyo en Europa, a partir de una mejor relación entre: Alemania, Francia y España. Todo esto, sin lugar a duda, favorece la posición de Naciones Unidas (ONU).
¡Podría haber sido una masacre mayor!
Planificar y realizar el ataque del 11M, ha requerido la participación de al menos 80 personas de manera directa y unas 300 personas de manera indirecta. La logística del ataque, el contar con las bombas armadas en tiempo y forma en el lugar establecido, demandó un gran esfuerzo y podría haber sido el factor para la detección prematura del atentado; con lo cual se hubiera evitado el mismo. Con 300 personas involucradas, es lógica cualquier fuga de información.
Cambiemos imaginariamente el “modus operandi” y supongamos que un grupo de ciberterroristas – terroristas digitales – le fuera encargado realizar el ataque del 11M utilizando la infraestructura ferroviaria. Este grupo, desde la comodidad de un centro de cómputos con la tecnología adecuada para realizar actividades de hacking – accesos no autorizados a sistemas de información -, con la tranquilidad de estar en un país que apoya al terrorismo islámico y por lo tanto sin la presión de escapar luego del ataque, de forma anónima y remota podrían haber implementado un ataque cuyas consecuencias hubieran sido potencialmente mayores a las del 11M.
Contando con información de la infraestructura ferroviaria, la cual se puede conseguir por distintas actividades de inteligencia (recabar información), se podría haber tomado el control digital de las centrales de tráfico y lograr que gran parte de los trenes que circulaban a alta velocidad colisionaran entre sí mediante la utilización de diferentes técnicas. Así entonces, no estaríamos hablando de 200 muertos, sino seguramente de más de 20 mil muertos.
Afortunadamente los líderes de grupos terroristas no se han criado bajo la influencia de las PC y del Internet, pero debemos saber que cuando las nuevas generaciones de terroristas tengan el poder, los ataques terroristas no usarán ya bombas, sino serán perpetrados desde el anonimato de redes informáticas. ¿Nuestros gobernantes están ocupados en prevenir este tema?, ¿Tenemos conciencia del daño que podría ocasionar la tecnología, que está a nuestro servicio, cuando está fuera de control?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.