A puerto seguro (9 al 16 de enero 2004)

La OrganizaciónMarítima Internacional (OMI) está desarrollando un plan global para incrementarlos niveles de seguridad en los puertos de todos sus 108 países afiliados.  Este proyecto cuenta con el respaldo de lasNaciones Unidas.  Los primeros pasosfueron tomados en 2002, y se estima que para julio de este año deberá estar enpleno vigor.

El plan de la OMI setradujo en la aprobación del Código de Seguridad para EmbarcacionesInternacionales e Instalaciones Portuarias. Esta norma obliga a todos los gobiernos a hacer una evaluación deriesgos de todos los terminales marítimos que reciban naves de otros países, yasea para propósitos comerciales o cualquier otro.  Para tal efecto la ONU ha ofrecido apoyo paralos estados que lo soliciten.

El Código estableceque los gobiernos responsables ante la OMI deberán designar a un funcionariopara velar por el cumplimiento de las normas vigentes.  Las compañías navieras también deberán hacerlo propio, así como estructurar un plan que garantice el cumplimiento de losestándares internacionalmente aceptados, pues de lo contrario sus barcos norecibirán de la OMI el Certificado de Seguridad.

Mientras tanto elDepartamento de Seguridad Interna de Estados Unidos adelanta su propioplan.  En él todos los socios comercialesde la primera potencia mundial deberán suministrar información sobre lostripulantes de las embarcaciones que trasladan las mercancías, así como sobrelos contenedores (equipos multimodales) y las propias embarcaciones antes de que lleguen a los terminalesmarítimos norteamericanos.

Esta decisión fuetomada para dificultar el arribo a suelo de Estados Unidos de materiales dealto riesgo, como los utilizados para la confección de armas de destrucciónmasiva.  Su aplicación, sin embargo, noserá tan fácil como la lectura de estas líneas. Estamos hablando en cifras redondas de 7 millones de contenedores poraño, que llegan a bordo de aproximadamente 5 mil 400 buques con tripulacionesde múltiples nacionalidades.  El 95 porciento del comercio internacional de este país llega por vía marítima.

Tanto la iniciativa dela OMI como la estadounidense incidirán en la actividad económica de lacomunidad internacional y exigirán de sus integrantes una estrecha cooperación.  Por ejemplo el Secretario de SeguridadInterna de EE.UU. Tom Ridge anunció que su país intentará llegar a acuerdosbilaterales con sus socios comerciales para hacer revisiones de las mercancíasen el puerto de embarque por funcionarios aduaneros estadounidenses.  Bélgica, Holanda y Francia han mostrado unadisposición positiva a este respecto.  ElServicio de Aduanas ya adquirió 20 equipos móviles de inspección no intrusivabasados en la tecnología de rayos gamma.

Ralph Jensen, editorde la revista Security Products, observó que en los puertos de Estados Unidosse agudizará la tensión entre las necesidades de seguridad por una parte y porla otra de lograr un “flujo abierto y expedito de bienes tanto hacia adentrocomo hacia fuera del país”.  Advirtió quela revisión de todos los contenedores, tripulaciones y embarcaciones “no sólono es posible, sería económicamente intolerable”.  Pero para los demás países no hay alternativa.  Cuando se trata de la economía, lasconsideraciones sobre la pérdida de soberanía quedan en segundo plano.

Links de interés

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.