Capacitación en el transporte de caudales

La industria de transporte de caudalesen Argentina es una actividad crecientemente riesgosa, en la que hemospresenciado hechos delictivos de extrema violencia.

Buscamos proteger los valores transportados, y laintegridad física de quienes realizan la actividad. Podemos adoptar muchasmedidas para evitar hechos indeseables, pero las mejores armas de quedisponemos son la observación, por parte de quienes realizan la actividad, y susinónimo de prevención. Ambos conceptos, directamente ligados con la capacitación,forman la base donde se apoya la actividad de seguridad.

Personal entrenado en forma deficientedifícilmente puede realizar tareas de prevención u observación, o tareas deseguridad. De nada vale contar con equipos y tecnología de avanzados, si losportadores o usuarios de los mismos carecen de la formación o capacitaciónnecesaria para utilizarlos.

Por esto se debendesarrollar ejercicios de capacitación para el personal que transportacaudales, buscando perfeccionar una verdadera conciencia de seguridad que lepermita enfrentar la tarea. Entre otros puntos, deben tenerse en cuenta:

Legítima defensa

Al iniciar sustareas, el hombre de seguridad debe prepararse psicológica, técnica yjurídicamente para el uso de su arma: debe conocer las obligacionesrelacionadas con su función especifica, las particularidades del derecho delegítima defensa, y la legislación sobre el uso de armas de fuego en la zonadonde va a desarrollar la actividad.

Dichoconocimiento, no solo asegura al hombre en el buen uso de su arma, sinotambién le brinda la seguridad para poder tomar decisiones correctas.

Ejercicios de memoria

La ejercitación dela memoria visual permite observar detalles que puedan dar lugar a laidentificación de elementos extraños o sospechosos en la zona de operación.

Los ejerciciosapuntan en primera instancia a detectar posibles agresores, describir personas,vehículos, etc., con la mayor exactitud posible. Esto permite poder brindarestos datos al personal policial si es necesario el seguimiento o detención desospechosos.

Cuando hay erroresen este sentido no solo se complica elaccionar de las fuerzas policiales, sino también deja una imagen pocoprofesional del hombre de seguridad yde la empresa en la que presta servicios.

Tiro

En este punto debecentrar el mayor esfuerzo por parte de aquellos que capacitan al personal, porvarios motivos:

-Para preservar laintegridad física de quien porta un arma.

-Para resguardarlos valores transportados.

-Para evitarriesgos a terceros.

-Para evitar quela empresa se vea involucrada en posibles juicios por el mal uso de las armas.

Este punto es devital importancia, y requiere romper con viejos conceptos relacionados con laeducación del hombre en tiro.

Por ejemplo, enalgunos lugares aún se prepara al personal haciéndolo disparar a 25 metros ytomando puntería, cuando sabemos que la distancia de tiro y enfrentamiento paraesta actividad, es alrededor de los tres a cinco metros.

Se trata de untiro de reacción, que a la vez debe tener precisión. Nuestro hombrede seguridad debe recibir una buena educación, referente al tiro a cortasdistancias.

Gimnasia

La actividad del transporte de caudales por logeneral es sedentaria y propensa amalas posturas. Tiene tiempos de encierro prolongados dentro de la unidad,falta de espacios en los camiones, etc.

Por ello se debegenerar un plan de actividad física que permita mantener al hombre en un niveloptimo en sus aspectos físico y psicológico. Esto mejora sensiblemente el rendimientodel hombre de seguridad afectado al transporte de caudales.

Medios técnicos

Los mediostécnicos forman parte también de este conjunto de medidas tendientes alresguardo de la actividad. Se debe lograr la conjunción de todas las fuerzaspara contrarrestar el accionar delictivo.

Es fundamental lautilización del GPS, que permite controlar y supervisar las actividades deltransporte de caudales. Aporta a los operadores de las centrales de tráfico,(que por lo general se encuentran “ciegos” dentro de las cabinas de operación),una imagen detallada de los recorridos que realizan las unidades blindadas. Seobtienen datos históricos, consumos de combustibles, tiempos muertos, etc.

También permitendetectar y tomar medidas ante imprevistos que surjan en el recorrido, y brindaren tiempo y forma la reacción necesaria en caso de siniestro.

Los equipos debencontar con un sistema de identificación de llamados para evitar el mal uso dela frecuencia, como así interferencias propias que pudieran surgir.

Comunicaciones con personal policial

Además de contarcon buenos medios de comunicaciones, es de vital importancia tener un enlaceradial directo con la Central de Policía.

Esto permite poneren situ a esta fuerza con capacidad de reaccionar en el momento justo, y poder instalar el cerco para larecuperación o detención de quienes cometen el ilícito.

El enlace directocon la policía también permite contar con datos diarios sobre vehículossustraídos en la ciudad, dato de sumo interés para la actividad del transportede caudales. La gran mayoría de los delitos contra la actividad, se realizancon vehículos robados; el contar conlas características de los mismos, cierra un circuito de prevención importantepara el transporte de caudales.

Uso de munición adecuada

La legislación sobrearmas y municiones en nuestro país no permite utilizar munición con punta huecao punta blanda. Únicamente permite el uso de munición encamisada, con un altopoder de penetración y velocidad. Esto trae aparejados seriosinconvenientes.

Uno de e
llos es elde poner en serio riesgo la integridad física de circunstanciales espectadoreso transeúntes que pudieran verse involucrados en el enfrentamiento. Otro es suescaso poder de detención, con el riesgo que esto implica para quien sedefiende.

Además, si sehiere a un circunstancial transeúnte, la empresa debería correr con todos losgastos que deriven de dicha consecuencia.

Por ello serecomienda emplear la munición de mayor poder de choque y menor riesgo de penetraciónposible. Esto disminuye los riesgos a terceros, da a quien emplea su arma laseguridad de su poder de detención.

Resumiendo lo expresado

Debemos poner elmayor esfuerzo de nuestra parte para que los hombres de seguridad destinados al transporte de valores, esténbien capacitados en los aspectos físico, psíquico, legal y técnico pararealizar esta actividad. De nada sirve implementar medidas tendientes aminimizar riesgos, si el personal que diariamente opera en las unidades, notiene capacitación acorde a la actividad.

Rubén Fajardo, deMéxico, expresó que “hay que invertir nuestro bolsillo en el cerebro, que estese encargará de devolverlo”. Trasladando esta máxima, debemos invertir encapacitación, dado que de ello no solo depende la empresa, sino también nuestro bolsillo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.