Centros comerciales: una modalidad de entretenimiento seguro

Centros comerciales: una modalidad de entretenimiento seguro
En el nuevo milenio, los Centros Comerciales se han transformado en el sitio de reunión, de compras, de esparcimiento, de alimentación y de entretenimiento. Parecen espacios seguros perfectamente controlados, pero, sin embargo, realmente presentan problemas para los que están a cargo de la seguridad y protección de los visitantes y de los comercios.
Estas grandes superficies tienen muchas características que las hacen atractivas para los delincuentes: muchas cosas lindas en las tiendas y personas caminando alrededor con dinero. La actividad comercial está inmersa en una constante evolución, en donde la seguridad se encuentra sometida a exigencias máximas tanto en lo que se refiere al control de procesos y productos, como en la protección de personas y bienes.
En esos establecimientos se mezcla el arte de vender con el placer de comprar. Acudir a un Centro Comercial debe ser un verdadero disfrute en un entorno agradable que permite pasar un buen rato, a pesar de los inconvenientes naturales como la aglomeración, el hacinamiento, la espera para estacionar u obtener servicios, entre otras molestias.
Invertir en seguridad reportará grandes beneficios a los establecimientos comerciales, ya que, además de reducir la materialización de riesgos y de pérdidas económicas, los clientes tendrán la sensación de estar debidamente protegidos, y se sentirán
más cómodos en ese sitio que en otro en el que la percepción no sea la misma.
Los sistemas anti-hurto son imprescindibles para proteger los bienes
expuestos, los almacenados y reducir las posibilidades de que se realicen actos delictivos. Estos dispositivos de seguridad disuasoria se centran en la protección frente a los hurtos, los robos, los atracos y los fraudes, los cuales inciden en forma directa sobre la rentabilidad, diferencias de inventario, las
pérdidas no previstas y el aumento en las primas de seguros.
La adquisición y montaje de equipos de prevención y protección es una inversión y no un gasto, y la organización de la seguridad equilibrará la relación costo-eficacia e inversión-rentabilidad.
Los Centros Comerciales presentan un amplio catálogo de riesgos y
amenazas, pero sin duda desde el punto de vista del siniestro y las pérdidas, el de mayor riesgo es el incendio. En nuestro país las Normas Covenín y el Reglamento de Prevención de Incendios exigen un equipamiento adecuado en función de la superficie y la carga calorífica que se vaya a tener en la edificación. Pero es fundamental que estos equipos sean periódicamente revisados y mantenidos, y que sean operados por personal capacitado y
entrenado para usarlos en caso de ser necesario.
Es fundamental, desde el mismo momento del diseño del proyecto, tener bien claros los principios básicos del triángulo de prevención en la seguridad, y equilibrar de una manera adecuada el recurso físico, el recurso técnico y el recurso humano. A este triángulo deben agregarse los aspectos de la supervisión y el mantenimiento, para que se transformen en una pirámide cuyo objetivo principal es la protección de personas (clientes, empleados, proveedores), bienes e información.
No hay que escatimar en el montaje de un Centro de Control de Seguridad, que sea el receptor de todo tipo de señales de alarma y de las imágenes del CCTV, desde donde se puedan supervisar los estacionamientos, los pasillos, los accesos a los sanitarios, las entradas y salidas del Centro Comercial.
En ese centro se debe llevar un registro de todas las actividades y novedades y se deben coordinar las acciones necesarias para que los cuerpos de seguridad internos y/o externos puedan brindar respuesta inmediata a las señales de alarma.
Por último, es prioritario el análisis, la evaluación de riesgos y la organización de la Gerencia de Seguridad de los Centros Comerciales en función de los elementos determinantes en emergencias y secuestros. Sólo un conocimiento detallado y minucioso de la edificación y lo que ésta contiene podrá evitar causas de riesgos y permitirá controlar los efectos en caso de producirse un incidente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.