Cuestionan nuevas compras de armas

El Nacional
Martes 03 de Julio de 2007
Nación/6
Cuestionan nuevas compras de armas
CELINA CARQUEZ
Control Ciudadano para la Seguridad y Defensa denunció falta de transparencia.
El diputado del MVR Eliseo Peña indicó que los equipos servirán para reemplazar los obsoletos.
Ausencia de controles y transparencia en las últimas adquisiciones de equipos militares realizadas por el Ejecutivo fue denunciada por Rocío San Miguel, directora de la organización no gubernamental Control Ciudadano para la Seguridad y Defensa.
«Estas compras no tienen norte ni propósito, porque Venezuela carece de un concepto estratégico nacional. Al no darse una discusión de cuáles son las amenazas y las necesidades de defensa del país, no podremos determinar cuáles son los equipos que en realidad se necesitan», dijo.
Aseguró que las últimas adquisiciones que planea hacer el Gobierno responden más a la percepción del presidente Hugo Chávez sobre cómo debe ejercerse la defensa de la nación que a necesidades reales.
Durante su gira por Rusia y Bielorusia, el mandatario dio a conocer su intención de comprar 5 submarinos de ataque 636 de propulsión de diesel de 73,8 metros.
Éstos son capaces de navegar a 300 metros de profundidad, están provistos de 4 misiles con un alcance de 220 kilómetros y tienen un valor cercano a los 2 millones de dólares. También se planea adquirir un sistema de defensa aérea a partir de baterías de misiles rusos S-300 PMU-2 y Tor M-1.
Cuando Chávez hizo el anuncio, dijo: «Que nadie se asuste si se compran sumergibles rusos que tendrán cañones.
Tenemos medio millón de kilómetros cuadrados de mar, limitamos por el norte con Puerto Rico, es decir, con el imperio, y con Francia por las islas del Caribe oriental».
Para San Miguel, es discutible si los nueve submarinos son realmente necesarios para ejercer la jurisdicción en los espacios marítimos del país.
«En todo caso, habría que aumentar el número de las fragatas y las patrulleras. ¿Cuáles son las hipótesis de conflicto que se están manejando en este caso?».
Indicó que, ante el costo que representarían estas compras para el presupuesto nacional, deberían aplicarse mayores controles. «Este tipo de adquisiciones generan mucha corrupción. Los vendedores saben que aquí no se aplica ninguna clase de control».
Recordó que otros países, como Chile, han repotenciado sus unidades militares, pero empleando un sistema transparente en las negociaciones.
«No conocemos los datos que la nación debió haber presentado ante la ONU sobre armas convencionales y registro de gasto militar».
Aunque reivindicó el legítimo derecho del Estado a la defensa, enfatizó que se requiere sensatez y que se ejerzan mecanismos de auditorías antes de destinar cuantiosas sumas de dinero a la compra de armas.
En los últimos 24 meses, Venezuela ha invertido 3,17 millardos de dólares en la renovación de sus equipos bélicos, los cuales, principalmente, provenían de Rusia. El país adquirió a esa nación 100.000 fusiles de asalto AK-147, 54 helicópteros MI-17, MI-35 y MI-26 y 24 cazabombarderos Sukhoi-30.
Eliseo Peña, diputado del Movimiento Quinta República y miembro de la Comisión de Defensa, aseguró que las compras militares obedecen a la necesidad de la Fuerza Armada Nacional de reemplazar equipos militares que tienen más de 20 años. «Indudablemente, las adquisiciones están más que justificadas».
Negó que el país esté en una carrera armamentista y reiteró que ante el veto impuesto por Estados Unidos a la venta de material bélico y repuestos, Venezuela ha tenido que abrirse a otros mercados, como el ruso.
Explicó que la reparación de los equipos es, en algunos casos, muy onerosa y es preferible para el Estado la compra de materiales nuevos. Enfatizó que en todas las adquisiciones se ha garantizado la transferencia de tecnología, para evitar que los equipos tengan que desecharse por falta de mantenimiento, como sucedió con la flota de aviones F-16.
Señaló que, por ejemplo, se creará una fábrica de municiones para los fusiles Kalashnikov y mencionó que se prevé que el consorcio estatal de armas ruso Rosoboronexport construya en el país el mayor centro de entrenamiento de pilotos de helicópteros de América Latina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.