Cuidados preventivos para el adulto mayor

Cuidados preventivos para el adulto mayor
El envejecimiento, representado por el aumento de números de años vividos, tiene sus implicaciones directas e indirectas en la demanda de algunos servicios sociales: deben ser atendidos por el Estado y la sociedad, incluyendo las familias como actores principales para satisfacer dichas demandas.
En las dos últimas décadas las personas, debido a los avances médicos, prolongan su vida y hoy tenemos un número importante de personas de la tercera edad. Existen una serie de riesgos a los que están expuestos y hoy nos ocuparemos de la seguridad preventiva en la vivienda. Todos podemos sufrir un accidente en el hogar, pero el adulto mayor está más propenso a sufrir caídas debido a los cambios físicos propios de su edad, como la inestabilidad y la debilidad muscular.
Otro motivo de accidente es la asfixia por una indebida ingestión de alimentos causada mayormente por problemas con su dentadura. También es muy frecuente los cortes y quemaduras producto de su reducida visión, por ello es aconsejable acondicionar el hogar para brindar una mayor comodidad al adulto mayor. A continuación, algunas recomendaciones generales:
1. Iluminar bien los pasillos y escaleras, mantenerlos libres de todo obstáculo.
2. Si hay escaleras los pasamanos son elementos muy importantes.
3. Evitar los cables y extensiones en los pisos.
4. Evitar poner tapetes y alfombras donde se pueda dar un traspié.
5. Mucho cuidado con el piso húmedo o encerado
6. Debe usar calzado cómodo y con suela antideslizante.
7. Su vestimenta debe ser cómoda mayormente holgada y de acuerdo al clima.
8. Colocar barras asideras en la ducha o tina al igual que cerca al inodoro.
9. Otra opción es la tabla de bañera una especie de banca, donde se aseara sentado.
10. Colocar una lámpara que se pueda encender con facilidad desde su cama.
11. Un pulsador a un timbre cerca de su cama será de mucha ayuda.
12. Revisar el buen estado de sus anteojos, prótesis dental, auditivos u otros accesorios.
13. Tener los teléfonos de emergencia medica a mano.
14. Que sus medicamentos estén a mano y bien rotulados, chequear el vencimiento.
15. Monitorear su tratamiento medico.
16. Controlar una alimentación sana.
17. Como se altera el ritmo de sueño-vigilia, presentara somnolencia diurna.
18. Es preferible el apoyo permanente de un familiar o enfermera.
19. Estar atentos a cuadros depresivos que tienen gran prevalencia en esta etapa.
20. Las muestras de afectos hacia ellos es muy importante.
Finalmente, tengamos en cuenta que el adulto mayor se convierte en persona más dependiente de terceros. Queda claro que no todos envejecen de la misma manera pero los años no perdonan y algunos le pesan más que a otros. La cooperación de la familia es de gran importancia para preservar la salud del adulto mayor, además es muy probable que muchos jóvenes de ahora lleguen a una edad avanzada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.