Debe ser un paro sin violencia

Debe ser un paro sin violencia
El paro convocado por la CGTP para este miércoles 9 de julio, se deberá llevar sin ningún tipo o acto de violencia. Recordemos que en las últimas protestas que han habido en el interior del país, la violencia estuvo presente con bloqueos de carreteras y pistas, daños al transporte público así como a la propiedad pública y privada, alteraciones del tráfico y el transporte público, causando gran incomodidad ciudadana.
Además, se pone en alto riesgo la seguridad de los ciudadanos que podrían estar de forma fortuita por las inmediaciones de cualquier marcha de protesta donde existen grupos que buscan confrontación con las fuerzas del orden. El mayor daño colateral es la imagen del país si se produjeran actos de violencia. Si bien es cierto que los paros y huelgas son un derecho de reclamo y protesta, pero sin realizar ningún tipo de violencia que afecte y perjudique al resto de la sociedad, no se deben mezclar reivindicaciones con intereses de otros grupos.
Hay que tener mucho cuidado cuando una huelga es un sin sentido, ello se reconoce cuando los reclamos no son lógicos, viables o claros. Quienes negocian piden una cosa y los que marchan en la calle otra.
Pregunto, ¿los argumentos de este paro son realmente válidos? Quienes reclaman han planteado alternativas de propuestas a esos reclamos. ¿Cuál es el gremio de mayor expertizaje y ¨prestigio¨ en el tema de paros y huelgas en el país? ¿Qué logros consiguieron en los últimos años? Me temo que muy pocos. Ninguno de los organizadores estaba en condiciones de poder garantizar que no se alterara el orden público.
Es importante el diseño de una acción de inteligencia táctica policial, es la mejor herramienta de prevención que el Gobierno debe manejar. La resolución 242-2008 DE, autoriza a las fuerzas a intervenir apoyando a la policía durante las protestas , hay que señalar que las fuerzas armadas no son especialistas en el control de disturbios, sin embargo, hay que tomar las mayores prevenciones posibles.
Tengo entendido que las fuerzas armadas irán con órdenes muy precisas, sin embargo, siempre habrá que tener mucho cuidado con ello, esta acción en mi opinión se da luego de lo ocurrido en Moquegua donde en la práctica se demostró que las protestas pueden rebasar la capacidad de contención que tiene hoy la policía.
Se teme, y con mucha razón, que grupos pretendan ejercer la violencia, más que en Lima en el Sur del país. Es cierto que a pesar de que tenemos una macro-economía estable en el país, el alza de los alimentos se siente porque hay más pobreza. Hoy los sueldos son bajos y, a diferencia de lo que ocurre en otros países como Argentina, Colombia o Chile donde han institucionalizado el aumento anual del salario, ello no está en la plataforma presentada por los organizadores de este paro.
Aclaro, no siendo partidario de este Gobierno, que el paro es político. Es cierto que según las últimas encuestas el 70% de la población del país no está conforme con el Gobierno y en regiones del Sur y Oriente el rechazo llega a casi el 90%.
La ciudadanía tiene que ejercer un alto grado de precaución rechazando la violencia de donde venga, ya que sólo provocando disturbios podrían hacer notar este paro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.