El Ejército eliminará unidades operativas para fortalecer el Plan Bolívar

Política

Revelan proyecto dereubicación de la fuerza militar

El Ejército eliminará unidades operativas para fortalecer el Plan Bolívar

El comando de la 31 Brigadade Infantería, con sede en Fuerte Tiuna, será desactivado, y la 42 Brigada deParacaidistas será mudada desde Maracay hasta Arenales, en Aragua. Algunostraslados se retrasarán por falta de recursos o carencia de nueva sede

JAVIER IGNACIO MAYORCA

El alto mando del Ejército analiza un plan según el cual 21unidades operativas de ese componente serán desactivadas, en parte para liberarel personal necesario para la creación de brigadas y batallones destinados alabores de seguridad y desarrollo.

El proyecto –denominado Reubicación y Fusión de Unidades delEjército–, ya circula entre la oficialidad de esa institución, la que mayornúmero de efectivos posee dentro de toda la Fuerza Armada Nacional. Eldocumento menciona los planes considerados para cada una de las cincodivisiones de infantería que hay en el país, así como los relativos a los comandosLogístico y de Reserva.

Las unidades militares de Seguridad y Desarrollo serán lasllamadas a cumplir con los objetivos que hoy en día corresponden al PlanBolívar, aunque tendrán atribuciones más amplias, como contribuir en lapreservación del orden interno. Cada componente de la Fuerza Armada deberácrear las suyas, pues se trata de una obligación establecida en la nuevaConstitución.

Futuro de la III División

En la Tercera División de Infantería, que cubre a todo elDistrito Metropolitano, al estado Vargas y a parte del estado Miranda, serándesactivados los comandos de la 31 brigada de Infantería, la 1.301 Compañía deComando, el 34 Regimiento de Comunicaciones y la 3.401 Compañía de Comando.También la 7.301 Compañía de Comando y la 7.303 Compañía de Abastecimiento yTransporte.

El 302 Grupo de Caballería Mecanizado Ayala tendrá que mudarsede Fuerte Tiuna a La Fría, en el estado Táchira. Y el 304 Grupo de ArtilleríaRibas se irá desde Caracas al cuartel Libertador, de Maracaibo.

De acuerdo con el documento, otras siete unidades adscritas aesta división de infantería serán reasignadas o convertidas en dispositivospara la seguridad y el desarrollo, emplazados en la región fronteriza. Porejemplo, la 73 Brigada de Cazadores, con sede en Maturín, será transformada enla 21 Brigada de Seguridad y Desarrollo, radicada en Guasdualito, estado Apure.Por tal razón, será adscrita a la Segunda División de Infantería.

Luego, el 731 Batallón de Cazadores Zaraza será reasignado a LaVictoria (Apure); el 732 Batallón Carvajal, a El Nula; el 733 Batallón deCazadores Celedonio Sánchez, a Guafita; el 734 Batallón de Cazadores Camacaro,a Morotuto, estado Táchira. Finalmente, los 735 y 736 batallones de cazadores,a Puerto Páez (Apure) y a Casigua (Zulia), respectivamente.

La reasignación en este plan implica no sólo un cambio deadscripción, sino también de funciones. Algunos batallones de cazadores,creados para el combate a la subversión en los primeros años de la democracia,ahora serán rebautizados y orientados a operaciones del desarrollo.

Movimientos en el centro

Las unidades de la Cuarta División de Infantería, conjurisdicción en los estados Aragua y Carabobo, también serán reubicadas. Lasque están en Maracay –como la 42 Brigada de Infantería de Paracaidistas–,tendrán nueva sede en Arenales (Aragua), aunque la edificación no ha sidoconcluida. Mientras que las emplazadas en Valencia –como la 41 BrigadaBlindada–, pasarán a Los Caribes y El Pao, en Cojedes.

El Grupo de Caballería Mecanizado Farfán será convertido en el214 Batallón de Seguridad y Desarrollo. El comando de la 43 Brigada deCaballería será desactivado, así como el 433 Grupo de Caballería Mecanizado.

El batallón de Fuerzas Especiales emplazado en Guri, estadoBolívar, será enviado como un complemento a la 21 Brigada de Seguridad yDesarrollo que será creada en Apure.

El Regimiento de Apoyo Logístico Carreño será transformado enuna brigada logística y tendrá que mudarse a Barquisimeto. Otros batallones delcomando logístico de esta fuerza militar serán modificados. Pero ese puntoactualmente está en discusión. El Comando de la Reserva también serádesactivado.

Descentralización

El plan elaborado por el alto mando del Ejército –bajo la conducción del general de división Víctor Cruz Weffer–, busca el traslado hacia las regiones más despobladas de las unidades militares que tradicionalmente estuvieron en el área metropolitana y las principales ciudades del centro del país.

Las evaluaciones hechas por el complemento de la Fuerza Armada Nacional indican que al menos siete de estas unidades necesitan de la construcción de sedes nuevas, o al menos de una ampliación de las edificaciones donde se supone tendrán su nuevo cuartel. Meta difícil, si se toman en cuenta las restricciones presupuestarias para el año 2002.

El proyecto traerá además un cambio en el propósito de los teatros de operaciones fronterizas: las jurisdicciones creadas para contener a la subversión en la zona limítrofe, pasarán a ser una suerte de ductores del desarrollo.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.