El mundo en el 2007 (08 al 14 de enero de 2007)

El mundo en el 2007
08 de Enero de 2007. Redactor de EL TIEMPO.
Con el severo deterioro de la guerra en Irak, el pulso nuclear con Irán y Corea del Norte en curso, el conflicto palestino-israelí tan lejos como siempre de una solución, y muchos otros focos de tensión en el mundo pocos esperan que el 2007 sea un año tranquilo.
Mucho influirán las decisiones de Estados Unidos sobre su presencia militar en Irak y cómo prosiga su ‘guerra contra el terrorismo’. Parece que la respuesta del presidente George W. Bush no será exactamente la que pidió el bipartidista Grupo de Estudio sobre Irak: en lugar del retiro por etapas -como muchos sectores políticos estadounidenses han venido clamando-, habría un aumento en el número de tropas estadounidenses. Más de lo mismo; con lo cual la situación en el Medio Oriente difícilmente va a mejorar.
En el frente doméstico, en Estados Unidos, la mayoría parlamentaria de los demócratas, la caída en las encuestas del presidente Bush y la presencia de carismáticos candidatos han adelantado la campaña presidencial del 2008 y las solas primarias -en las que compiten nombres como Hillary Clinton y Barak Obama, entre los demócratas, y Ruddy Giuliani y John McCain, del lado conservador- estarán para alquilar balcón.
Europa verá el retiro de dos figuras que marcaron los años noventa. El primer ministro británico Tony Blair y el presidente francés Jacques Chirac. Blair deja el cargo a su ministro de Hacienda, Gordon Brown, quien enfrentará en las urnas a David Cameron, joven y carismático líder de un partido Conservador renovado. Francia escogerá al sucesor de Chirac entre una mujer, la candidata socialista Segolene Royal, y Nicolas Sarkozy.
* * * *
Francia y el Reino Unido encaran profundos debates domésticos acerca del manejo de los inmigrantes, la tolerancia religiosa, la generación de empleo y la inclusión social. La Unión Europa, que cumple 50 años y arranca el 2007 con Bulgaria y Rumania como nuevos miembros, ya muestra, como dicen allá, la ‘fatiga de la expansión’. Y enfrenta no pocos retos: superar su crisis constitucional; manejar la relación con Turquía; hacer eficiente una burocracia en la que cada órgano de dirección tiene 27 miembros y casi otros tantos idiomas oficiales; capotear la tensión creciente con la vasta inmigración islámica en países como Holanda, Inglaterra, Francia; manejar a los desahuciados de África que por miles llegan en canoa a España e Italia…
Continúan hirviendo las tres grandes crisis del Medio Oriente: la guerra civil en Irak, el conflicto palestino-israelí y el enfrentamiento entre Estados Unidos e Irán.
El choque entre chiítas y sunitas en Irak amenaza salir de sus fronteras y convertirse en un enfrentamiento estratégico entre Irán, cercano a los primeros, y Arabia Saudita, que ya amenazó con defender a los segundos si Estados Unidos se retira. Si Washington no da un viraje en su política exterior para impulsar la solución negociada del conflicto palestino-israelí, no solo este sino el incendio regional van a continuar. Y no está claro que, por más resoluciones que se voten en el Consejo de Seguridad de la ONU, Occidente logre impedir, con su política actual, la consolidación de Irán como potencia nuclear regional.
* * * *
Ello para no hablar de otros desafíos que plantean al tradicional liderazgo de Washington los nuevos líderes del llamado ‘autoritarismo petrolero’, como Hugo Chávez y Vladimir Putin.
Tras un año electoral, América Latina pasará de las coloridas campañas presidenciales a las prosaicas acciones de gobierno, en las que, más allá de etiquetas de izquierda o derecha, se verá quién es quién. El presidente mexicano, Felipe Calderón, está obligado a legitimar su mandato, en un país profundamente polarizado, luego de su frágil victoria frente a Andrés López Obrador. Se sabrá para dónde van Daniel Ortega, en Nicaragua, y Rafael Correa, en Ecuador, y si se consolida o no un eje con Evo Morales y Fidel Castro bajo el ruidoso liderazgo de Hugo Chávez. Lula, en Brasil, que empieza su segundo periodo, puede jugar un papel clave en los alineamientos regionales.
Los ojos del mundo estarán centrados en la salud de Fidel Castro y el proclamado ‘socialismo del siglo XXI’ de Hugo Chávez. La sucesión en la isla ha dejado de ser especulación para convertirse en realidad y en el fin de una etapa histórica. Aunque nadie puede decir cuándo tendrá lugar y si llevará a la democratización en Cuba. Y habrá que ver el curso que tome Chávez después de haber sido confirmado en su cargo por amplia mayoría. ¿Qué quiere decir su ‘socialismo’? ¿Cómo evolucionarán las relaciones comerciales con Venezuela fuera de la CAN? ¿Persistirá en su anuncio de revocar la licencia de RCTV y en limitar la libertad de expresión?
* * * *
El año, pues, se anuncia caliente. No solo en sentido figurado, por los conflictos y crisis que afectan al planeta. También, en sentido literal: se predice que el 2007 puede ser el año más cálido (en centígrados) de la historia. El panel intergubernamental convocado por la ONU emitirá su informe sobre calentamiento global. Oportunidad para que el mundo, en particular las naciones desarrolladas y Estados Unidos, pongan en el centro de la agenda, además de solución a los conflictos, las medidas necesarias para encarar en serio este asunto, crucial para toda la humanidad.
editorial@eltiempo.com.co

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.