El poder iraní en las sombras: el perfil de Gholam Hossein Mohseni-Ejehei, jefe del espionaje internacional iraní

El poder iraní en las sombras: el perfil de Gholam Hossein Mohseni-Ejehei, jefe del espionaje internacional iraní
En el gabinete del Presidente Mahmoud Ahmadinejad hay 13 Ministros que fueron funcionarios o responsables encargados en el periodo de la revolución de los órganos paramilitares. Al menos cinco Ministros tienen un pasado en la policía secreta, el Ministerio de Información (VEVAK), incluidos los dos religiosos shiítas Gholam Hossein Mohseni-Ejehei y Mostafa Pour-Mohammadi. Este último fue vice Ministro encargado del Vevak durante diez años.
El Ayatulislam Gholam-Hossein Mohseni-Ejehei (nacido en la provincia de Ejiyeh, zona central de Ispahán, en 1956) es el actual jefe del Ministerio de Inteligencia en Irán, también conocido como SAVAMA o VEVAK, designado por el actual presidente de Irán, Mahmoud Ahmadinejad, el 24 de agosto de 2005. El VEVAK como organización substituyó al SAVAK, antiguo ministerio de inteligencia del último Shah de Persia, que funcionó con pocos límites judiciales o legales antes de la revolución iraní de 1979.
•Mohseni-Ejehei fue estudiante en la Escuela Haghani y se graduó como Master en Derecho Internacional después de estudiar en el exterior por varios años.
•Ha servido como jefe del comité de selección del ministerio de inteligencia de Irán entre 1984-85.
•Fue representante del poder judicial ante el ministerio de información a partir de 1986-88.
•Fue jefe de la oficina de la Fiscalia General para asuntos económicos entre los años 1989-90.
•Luego sirvió como representante del poder judicial ante el ministerio de información a partir de 1991-94.
•Actuó como querellante de la corte especial para clérigo a partir de 1995-97.
•Ha sido Fiscal General de la corte especial para clérigo desde 1996, a la vez que era también jefe del complejo judicial para los empleados de gobierno junto a otras responsabilidades ministeriales.
Lo consideran un individuo intransigente y conservador. En mayo de 2004, en una reunión entre Mohseni-Ejehei (quién era en ese entonces el fiscal general para los crímenes en los cuales estaban vinculados empleados del gobierno, una facción judicial iraní conservadora responsable del encarcelamiento de muchos activistas reformistas y del cierre de periódicos independientes) e Issa Saharkhiz (representante reformista de los editores, periodistas y de medios de comunicación independientes) Mohseni-Ejehei lo atacó físicamente a Saharkhiz lanzándole un tazón de azúcar luego de lo cual lo mordió en su brazo.
Saharkhiz declaró que el ataque físico tuvo lugar debido al conflicto que había surgido sobre un artículo acerca de las relaciones entre hombres y mujeres, lo que enfureció a Mohseni-Ejehei y motivo a que atacara al periodista. Saharkhiz quiso iniciar una acción legal contra el Ayatulislam pero al ser este el fiscal general en las causas relacionadas con los empleados públicos, Mohsen-Ejehei pasaría a ser el demandado y el juez, lo que motivo el desistimiento de la acción por parte del periodista.
Desde que fue elegido por Ahmadinejad, el nuevo ministro de inteligencia ha sido una de las figuras principales en el enjuiciamiento de clérigos y de políticos reformistas, así como en la ejecución del cierre de los medios de comunicación libres, en uso de sus facultades judiciales.
En enero de 1999, Mohsen-Ejehei inició una ofensiva de la judicatura contra la prensa que tuvo como resultado el cierre de más de 100 periódicos. La justificación fue que el contenido de los medios de prensa estaba instigando a la población para que actúe en contra de la seguridad nacional iraní. Aunque aun no hay sentencia, si estos crímenes se prueban en la corte iraní, los responsables de los periódicos serian declarados culpables de resistencia activa (mohareb) contra el estado y la ley, con la posterior consecuencia de qué su castigo debe ser la pena de muerte. En este sentido, el actual jefe del sistema judicial de Irán, declaró que si los periódicos de la oposición no prestan atención al líder supremo, ellos serán responsables de enfrentarlos con toda su fuerza y el poder de las cortes públicas.
Mohseni -Ejehei declaró que las autoridades iraquíes habían pedido la ayuda de Irán para establecer la estabilidad y la seguridad en su país. El ministro hizo estas afirmaciones en una reunión con el Vicepresidente iraquí de visita a Irán, Tareq al-Hashimi. «la República Islámica de Irán especialmente esta por la paz y la búsqueda de la seguridad en Irak» declaró Mohseni -Ejehei. Rechazó todo vínculo entre la visita a Irán de Tareq Al-Hashimi y la reunión sobre seguridad que se celebró en Bagdad, calificando esta reunión como habitual entre autoridades iraquíes e iraníes.
Ministro Iraní de Inteligencia
Gholam Hossein Mohseni Ejehei
Ministerio de Inteligencia, Calle Segunda Negarestan, Avenida Pasdaran, Teheran, Republica Islámica de Irán.
Email: iranprobe@iranprobe.com
Mohseni- Ejehei, posee un balance macabro de atrocidades cometidos durante los últimos 26 años, incluso por su papel en la condena a muerte de millares de presos políticos en casos de juicios sumarios dentro del marco de un tribunal revolucionario que presidía como juez religioso. Representó a la oficina del fiscal de la revolución ante el Ministerio de Información y desempeñó un papel activo en los años ochenta en la detención y la ejecución masiva de los opositores. Como juez principal de la tercera rama del tribunal de la revolución, Mohseni-Ejehei condenó personalmente a muerte a millares de presos políticos. En 1998, al ser nombrado fiscal del tribunal especial del clero, participó en la condena, el encarcelamiento y la ejecución de centenares de miembros disidentes de la jerarquía religiosa iraní.
En los últimos meses Mohseni-Ejehei anunció que Irán había identificado a 100 «espías» norteamericanos e israelíes en el país, según un informe de la agencia de prensa gubernamental IRNA. Para el jefe de los espías iraníes, los agentes extranjeros trabajaban para la CIA y el Mossad. Pretendían obtener información sobre el aparato militar y político de Irán. Mohseni-Ejehei dijo que los servicios secretos extranjeros reclutaban también a iraníes para entrenaban en el extranjero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.