Esto se acabó…con nuestros hijos no se meten

Esto se acabó…con nuestros hijos no se meten
Carta publicada en el diario La República
Mientras veía el mensaje de los padres de Luis Guillermo, el joven secuestrado, pensaba que esto ya no daba para más. Tenemos todos los ciudadanos la obligación hoy mismo de tomar una actitud diferente, Luis Guillermo está en Lima, está en una casa que puede ser vecina a la suya, lo pueden estar trasladando en autos que pasan al costado del suyo, estos miserables están comprando alimentos en la misma bodega que usted, obsérvelos y denúncielos.
Que los secuestradores sepan que Lima no será más su coto de caza, que acá no se enfrentan a unos cuantos miles de policías, que la policía cuenta con los ojos de 10 millones de personas, padres de familia muchos de ellos, y que vamos a unirnos en una inmensa red para proteger a nuestros hijos.
Que la policía no cuenta con 1,000 patrulleros, que cuenta con más de 400,000 vehículos, muchos de ellos equipados con teléfonos celulares que vigilaran Lima las 24 horas, listos a informar a la Policía en cuanto vean algo fuera de control.
Nuestro hijo secuestrado, porque es tan hijo de esa familia que sufre, como mío o de usted, estuvo en una casa de San Borja custodiado por facinerosos que fácilmente podían ser identificados como no pertenecientes a ese vecindario y ahora probablemente esté en una casa, quizás al costado de la suya.
La seguridad ciudadana dejó de ser un problema de la policía, o del Gobierno, o del Estado. La seguridad ciudadana es un problema de la Nación y Nación somos todos, es usted, soy yo, son mis vecinos y los suyos. ¿Vamos a seguir permitiendo con nuestra indiferencia que los delincuentes nos impidan circular por nuestros propios vecindarios? ¿Usted, que lee este artículo, va seguir viendo en televisión historias como la de Luis Guillermo, como si viera la novela de las ocho? ¿Está esperando que la próxima historia sea la de su hijo?.
APROSEC quiere lanzar un mensaje, una incitativa, una cruzada por nuestros hijos, hoy es hora de unirnos todos: los padres, los padres de los medios de comunicación que deben todo el día e insistentemente pasar fotos de Luis Guillermo, invitando a la gente a llamar con información, los padres de los periódicos que bien vale sacrificar una página de publicidad por poner una página entera con la foto de Luis Guillermo, a los padres de las radios que todo el día pasen mensajes recordando a la gente que todos estamos buscando a Luis Guillermo.
Los padres empresarios, los padres trabajadores, los padres policías, los padres jueces. Usted, sus vecinos y yo, el mensaje a la delincuencia debe ser claro y contundente: con nuestros hijos no se meten…esto se acabó.
APROSEC «Por un país más seguro».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.