Jamás debemos perder la memoria frente al terrorismo

Jamás debemos perder la memoria frente al terrorismo
Seguramente muy pocos recordaran el episodio ocurrido aquel mes de mayo de 1980 cuando en un lejano pueblito de ayacucho Chuspi,fueron dinamitados ánforas y material electoral, se producía el primer atentado de sendero luminoso.
La verdad es que muy pocos en ese momento dio mayor importancia al evento,y en la ciudad de Lima si acaso comento el episodio. Hoy el tiempo y la serenidad nos permite ver sin apasionamientos, las fallas y errores cometidos, lo primero es que frente a problemas de terrorismo el Estado tiene la obligación de actuar con claridad y firmeza.
Nuestro país tiene la ingrata experiencia de haber vivido desde el año 80, 14 largos años de sangre muerte y destruccion,por el accionar de dos grupos terroristas: Sendero Luminoso y el M.R.T.A. En esos años la vida de los peruanos no tenia ningún valor, la muerte acechaba incluso en nuestros propios hogares.
Cómo podríamos olvidar los coches bombas que explotaban con grandes cantidades de anfo y dinamita en varios puntos del país, cómo olvidar los secuestros contra los empresarios, las matanzas de inocentes campesinos, los cientos de soldados y policías muertos, cómo olvidar lo ocurrido en la calle «Tarata» que bien pudo ser cualquier otra calle.
Los pueblos que olvidan sus desgracias y errores están propensos a repetirlos, la emboscada del domingo ocurrida alas 7.15 de la noche contra dos unidades policiales a tan solo 35 kilómetros de Huamanga, la capital de Ayacucho, tiene que ser profundamente investigada y establecer a los autores, ya que hay que señalar que esa zona es conocida por el alto transito de droga, proveniente del valle de los ríos Apurimac y ENE (VRAE).
Ojo! no estamos ante un caso aislado. Este ataque le costó la vida a una valerosa mujer policía y dejó mal heridos a 13 efectivos policiales. La emboscada, según las ultimas versiones, estaba preparada para atacarlos.
¿Tanto ha crecido la capacidad bélica del narcotráfico que tiene la capacidad de realizar este tipo de ataques contra las fuerzas del orden, o es que los remanentes subversivos ante una inadecuada respuesta del Estado, está realizando otras estrategias? Si un grupo terrorista no es acosado, se le está dando facilidades para que sean aliados en proteger a los narcotraficantes. Por ejemplo, ¿qué dicen las informaciones de inteligencia de la zona?
Hace un mes la policía había incautado mas de 200 kilos de droga en la misma zona, fue un acto de venganza, otros hechos como los ocurridos en Andoas son muy graves, más aún cuando nuestro país será sede de dos importantes mega-eventos. Habrá que hilar muy fino, sin embargo, las respuestas de los últimos meses demuestran que el Gobierno tiene desconocimiento frente a este fenómeno y de la seguridad ciudadana en general.
Señalo ello porque no está actuando ni con propiedad, ni con la celeridad requerida. En general la incapacidad demostrada hasta la fecha en materia de seguridad, está permitiendo avances del narcotráfico y/o terrorismo y de la delincuencia común y organizada, incrementando con ello no sólo el riesgo/ciudadano, además poniendo en peligro el riesgo/país, que tanto esfuerzo costó desde hace varios años atrás y todo por no ejercer un adecuado manejo de la seguridad en el país.
Sería conveniente revisar recomendaciones como:
1.Tiene que haber decisión de «todas» las fuerzas políticas y la sociedad en su conjunto para un enfrentamiento frontal y abierto, en todos los campos del que hacer nacional.
2.Repotenciar en forma urgente los servicios de inteligencia, herramienta en mi opinión básica para enfrentar en forma adecuada estos fenómenos y que esta tenga el control del Estado
3.Dotar de mayor presupuesto al fondo de defensa nacional.
4.Mayor control operativo para poder dar duros golpes a la subversión y narcotráfico.
5.Que las leyes no sean usadas como herramientas políticas, máxima penas carcelarias para los delitos de terrorismo y narcotráfico
6.Recuperar la presencia del Estado en las regiones que viven en abandono.
7.Urgente atención socio-económicas en las zonas más deprimidas del País
8.Reorganizar las autodefensas en las comunidades con una supervisión continúa
9.Que el Estado vea el fenómeno subversivo y del narcotráfico también como un problema social, por ejemplo las alternativas de cultivos, serian unas propuestas entre muchas que se deberían analizar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.