La capacitación de tiro en el transporte de caudales (I)

Toda actividad de capacitación tiene como meta u objetivo llevar a los hombres que la realizan adquirir los conocimientos necesarios para el desarrollo dela actividad, esto en todos los rubros, capacitar – capacitarse forma parte del crecimiento del hombre en todos los planos.
De esta manera podemos apreciar que la capacitación es la base fundamental para que las habilidades de los seres humanos lleguen a sus máximas expresiones en beneficio propio, de la actividad que realiza o de quienes los contraten.
Este hecho nos lleva a quienes de alguna manera capacitamos a los hombres de seguridad en el transporte de valores a replantearnos muchas intervenciones de capacitación que hoy por hoy se siguen desarrollando y muchas veces distan de la realidad, si decimos que la capacitación es incrementar conocimientos, adquirir habilidades, imagínese hoy la capacitación de tiro en el hombre de seguridad que realiza la tarea de transporte de caudales.
Capacitación de tiro
A la actualidad se siguen realizando prácticas donde al hombre se lo hace disparar a distancias de 25 metros, desde distintas posiciones, no quiero decir que esto no tenga su valor y menos aun desmerezca esta práctica al contrario, pero es hora que vayamos pensando que la misma actividad, los modos de operar de la delincuencia nos obliga a un cambio sustancial en este tipo de intervenciones de Capacitación en el Transporte de Caudales.
Muchas prácticas habituales dentro de algunas empresas se limitan solamente a las medidas de seguridad de las armas de fuego, a disparar en el orden de los 15, 20, 25 metros de distancia con las armas provistas, por lo general esas prácticas se realizan durante el día o por la tarde, en instituciones públicas, privadas o propias de la empresa. Lo que yo llamo cumplir con los requisitos básicos que observa la ley para todo legítimo usuario de armas de fuego. Ni hablemos de la cantidad de disparos que pueden realizar.
Aquí tenemos en si una de las primeras fallas de la capacitación, por lo general esta visto que la mayoría de los asaltos a empresas de transporte de caudales se realizan cuando somos más vulnerables es decir durante el ascenso y descenso de la unidad, dentro del local del cliente o a la salida, eso implica que las distancias de producirse un enfrentamiento estarían alrededor de los 3 a 5 metros como máximo, recuerde lo que dijimos antes se practica a distancias que están en el orden de los 25 metros.
Además debemos agregar que la capacitación se realiza en horarios de luz, por la mañana, por la tarde, pero nos estamos olvidando que la misma naturaleza nos brinda periodos de oscuridad, es decir que debemos capacitar a nuestro hombre también durante la noche o en periodos donde la luz es escasa, de esta manera estaríamos abarcando con una visión mucho más amplia los caminos por los que debe dirigirse la capacitación de un custodio de valores.
Otro punto donde debería centrar su atención el capacitador y las empresas que realizan la tarea de transporte de caudales es que se debe capacitar al personal simulando casi las mismas condiciones reales de un enfrentamiento, no es lo mismo disparar a un blanco fijo a la distancia que fuere sin presión o bajo condiciones normales, se debe llevar al hombre a que viva el momento lo mas parecido a la realidad, para eso hoy existen municiones las cuales permiten la recuperación o movimiento de la corredera del arma, sonido similar, otras practicas para llevar a los hombres a situación de presión es realizar la misma con armas de gas con munición de pintura (Paint Ball)
No todo y solo es sacar el arma de su funda y comenzar a disparar como se realiza en cualquier película de acción, forman parte de la capacitación todo lo relacionado al arma, el recambio de los cargadores, se debe capacitar al hombre en el recambio de los cargadores, las posibles interrupciones de un arma en su utilización, se debe capacitar a los hombres en las rápidas soluciones para destrabar su arma, esto se puede lograr con proyectiles con menor carga de pólvora, colocando vainas servidas en el cargador de la pistola en otros casos.
Asimismo debemos considerar que casi siempre el hombre realiza sus prácticas con la mano más hábil, esto nos lleva a realizar una apuesta con la fortuna, hacer futurología, o encomendarnos a todos los santos, para que en su posible cubierta del fuego enemigo no sufriere ningún tipo de lesión por golpe, caída o disparo y podrá siempre seguir disparando con su mano más hábil, el hombre debe ser capacitado a realizar disparos con la mano inhábil, debe disparar con ambas.
En un artículo anterior decíamos que debemos preparar al hombre para que supere sus propias limitaciones motivadas por el súper estrés que genera un enfrentamiento.
Es decir que aquellos que de una manera u otra tienen la responsabilidad de conducir la capacitación de los hombres en el transporte de caudales, como así la dirección de las empresas, deben ver que el camino por recorrer es muy duro, esto nos pone a aquellos que queremos a la seguridad como una profesión, una meta en el corto, mediano y largo plazo para superar nuestras propias limitaciones, eliminar viejas practicas y cambiar los paradigmas que esta actividad de transporte de caudales como la Seguridad misma aun tienen.
La capacitación en si es una necesidad y también una obligación que todos debemos asumir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.