La etiqueta de seguridad

Cada vez es más frecuente escuchar acerca del «etiquetado en origen», pero no son muchos supermercadistas los que tienen muy claro en qué consiste o cuál es su campo de aplicación o incluso qué es una etiqueta de seguridad. Para esto, trataré de no caer en la «lata técnica» sino que intentaré entregar datos prácticos y necesarios para poder conocer y/o operar las etiquetas de manera eficiente. Todo esto, entendiendo que se trabajará usando la tecnología de radio frecuencia, independiente de la marca que se use (existen varios proveedores), lo cual será una decisión de cada supermercadista, en consideración a las variables de: precio, mantención, soporte técnico y solidez empresarial de los potenciales proveedores.
En lo referido a la protección electrónica de productos, existen dos tipos genéricos de etiquetas para proteger la mercadería, estas son la etiqueta dura o recuperable y la etiqueta blanda o desechable, ambas poseen en su interior un circuito electrónico impreso, que en el momento de traspasar las antenas, (Transmisora Tx y Receptora Rx) las que deberán estar separadas entre sí no menos de 1,05 mts., demodularán la onda de éstas, (las antenas trabajan en una frecuencia de 8,2 Megahertz) produciendo una señal de alarma luminosa y/o acústica, dando inicio así al procedimiento de reacción ante un evento crítico establecido por cada supermercado.
Etiquetas duras recuperables (Hard Tag): el circuito electrónico se encuentra protegido por una carcaza de material plástico y generalmente puede tener dos tamaños los que pueden ser usados en función del tipo de prenda o mercadería a proteger, además van prendidos o asegurados a la mercadería (normalmente textiles) con un pin metálico el que es retirado en las cajas o check out, en ocasiones y también dependiendo del tipo de producto, puede además del pin llevar un cable acerado, lan yard, que permite crear un lazo con lo cual es de mayor simplicidad el proteger otros tipos de mercadería. Dentro de este mismo tipo de etiquetas se encuentran aquellas que poseen un sistema de ahorque el que es de mucha utilidad para proteger botellas, herramientas u otros utensilios que cuenten con asa, éste tipo de etiqueta dura también entrega la posibilidad de ser retirado en las cajas. Las etiquetas duras son retiradas mediante un destrabador de tipo magnético que no requiere de mantención especial. Estas etiquetas no deterioran el producto protegido, son durables y tienen la particularidad de no desactivarse, es decir, no pierden su condición de elemento protector aún cuando por equivocación, error o mala intención sean aproximadas a un desactivador. Son utilizadas como dije anteriormente en textiles, herramientas, botellas y otros.
Etiquetas blandas desechables: el circuito electrónico impreso se encuentra adherido a una lámina de papel la que tiene un frente, el cual puede ser empleado para imprimir ya sea un código de barra , un número de serie, el nombre de la cadena de supermercados o simplemente, ser dejado en blanco. Esta etiqueta tiene además una película de pegamento que la hace auto adhesiva, permitiendo asegurarla en el producto a proteger y sin causarle daño a éste. Esta etiqueta No funciona cuando es adherida a productos metálicos. Debido a lo delgado de su fabricación es posible ocultarla en el interior de los productos, aumentando así su capacidad de protección por no encontrarse a la vista de los sujetos que quisieran retirarla. El procedimiento de desactivación de este tipo de etiquetas es de real importancia, pues , si por error la etiqueta no es desactivada, esto generará dificultades en las salidas con la consiguiente molestia por parte de los clientes honestos, pérdida de credibilidad del sistema por parte de los empleados y pérdida de imagen del supermercado. El desactivador es un elemento electrónico que debe trabajar en una frecuencia de desactivación de 8,2 Megahertz y debe permitir la factibilidad de estar incorporado al scanner o trabajar como pad desactivador bajo o sobre la cubierta del chek out. Las etiquetas blandas deben tener como características principales el que sean ocultables, desactivables e imprimibles.
El etiquetado en origen es la técnica de colocar idealmente oculta , la etiqueta blanda, desechable y desactivable en los distintos productos, ya sea en el proceso de su fabricación, empaque o en la fabricación del «display» si lo tuviese.
Contar con un sistema de protección electrónica de productos, es actuar en la esfera de la prevención de pérdidas, pues acciones como ésta cumplen con las fases de disuadir al potencial delincuente y/o canalizar hacia otros mercados más vulnerables. Sin embargo la tecnología por sí misma, no cumplirá los objetivos esperados si no es complementada de manera coordinada con procedimientos adecuados y capacitación a todo el personal que pudiese en un momento determinado verse enfrentado a situaciones de daño o pérdida de los activos del supermercado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.