La investigación en el siglo XXI

En la época de la revolución industrial lasgrandes ciudades se dan cuenta que necesitan de organizaciones policiales paracombatir el delito, es así como en 1810 se creo en Francia la Surete,encomendando la tarea de dirigirla a un delincuente regenerado Eugenio Vidocq,en 1830 Inglaterra crea su organización policial la Scotland Yard, pero no essino hasta mediados de 1860 cuando se empieza a tener más clara la idea delinvestigador-científico, idea que se populariza gracias a la literatura, ya queen 1880 Sir Arthur Conan Doile crea a un investigador científico llamadoSherlock Holmes y el escritor sueco Jurgen Thorwad escribe “el siglo deldetective”.

Mucho desarrollo desde entonces ha tenido laciencia de la criminalistica, la cual partiendo de la premisa de que el serhumano, siempre al abandonar un lugar se lleva algo consigo y a la vez dejaalgo suyo, el criminalista examina aquello dejado en la escena del crimen yauxiliándose de otras ciencias formula una hipótesis acerca de su procedencia ya quien pudo pertenecer.

Día a día la ciencia ha desarrollado nuevastécnicas que superan a las ya existentes, cientos de ejemplos así lo revelan.Hasta hace unos años la prueba de que una persona había disparado un arma defuego, era el “guantelete de parafina” que localizaba Ion nitrato en las manosdel autor del disparo, pero los científicos de la investigación se dieroncuenta que otras sustancias en contacto con la persona producían esta reaccióny no necesariamente el que hubiera disparado un arma de fuego, por lo quedesarrollaron la prueba de Análisis de Trazos de Disparo conocida como ATD,realizada con microscopía electrónica, cuyo resultado es la localización deplomo, bromo y antimonio provenientes del proyectil, pólvora y fulminante.

Desde hace casi un siglo el examen de lashuellas digitales ha tenido gran importancia en la identificación de personas,uno de los métodos tradicionales era el revelado de estas huellas latentesimpresas en muebles, vidrios, metal, cerámica u otras superficies con un polvoaplicado con una brocha, desde finales del siglo pasado esta técnica quedó paralas películas, ya que se utiliza para este revelado el rayo láser de argón.

La ciencia genética ha avanzado mucho enpoco tiempo y los criminalistas se han aprovechado de esto para caminar muy dela mano con ella, antes las evidencias orgánicas tales como apéndices pilosos(pelos vellos y cabellos), la sangre o el semen eventualmente podían dar lucesdel autor del hecho delictivo, hoy en día gracias al ADN (ácido desoxirribonucleico)se puede identificar al dueño de la evidencia con cien por ciento de certeza.

En los Estados Unidos el FBI creó la unidadde ciencias de la conducta, en Quántico, Virginia, departamento utilizado parala identificación de los criminales en serie o asesinatos de violencia extrema,donde partiendo de la escena del crimen y de los rasgos más insignificantes dela evidencia física, construyen el perfil del delincuente

Gracias al descubrimiento y desarrollo delos ordenadores –computadoras- los investigadores criminales pueden identificaruna huella digital en segundos, también pueden individualizar un proyectil eidentificar el arma que lo disparó en el mismo tiempo, por otro lado se puedehacer reconstrucciones faciales computarizadas, para la identificación deosamentas.

Estos avances hace unos años parecían estarinsertados en una película de ciencia-ficción de los años setenta u ochenta,hoy en día la criminalistica silentemente ha avanzado y ha convertido lainvestigación criminal, en un juego de niños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.