Mucho cuidado con el abuso y maltrato infantil

Mucho cuidado con el abuso y maltrato infantil
El abuso y maltrato a los niños es un problema universal que ha existido desde tiempos remotos, incluso hay una terrible frase que dijera el pensador griego Aristóteles «un hijo o un esclavo son propiedad y nada que se hace con la propiedad es injusto».
A más de veintitrés siglos de esa desafortunada frase, pareciera que su sentido está metido en nuestros genes, ya que la realidad cotidiana valida esa máxima de la ética Aristotélica. Claro estamos hablando de otros tiempos, lo curioso es que recién en el Siglo XX con la declaración de los derechos del niño (ONU 1959), es que se le considera como delito y un problema de profundas repercusiones psicológicas, sociales, legales, éticas asi como médicas.
Este fenómeno es más común de los que muchos piensan. Además, según diversas informaciones, ha proliferado en los últimos años. Hay muchas formas de abuso y negligencia y cada país ha desarrollado legalmente su propia definición y sanción, lo real es que los niños que sufren maltratos y abusos, tendrán efectos graves en su salud psicológica.
Todo niño abusado va requerir un largo proceso de recuperación, que lamentablemente en la gran mayoría de los casos no se da. Este delito es el menos denunciado ya que en la mayoría de los casos son los propios familiares o personas cercanas a la familia los agresores.
Por ello, quisiera compartir este articulo para tomar conciencia de este fenómeno que es difícil de detectar de manera rápida. Hay diversos tipos de maltratos como la violencia física, la violencia sexual, la violencia verbal y emocional, ellas se dan en Cualquier estrato social.
El maltrato infantil es cualquier acto por acción u omisión realizado por individuos, por instituciones o por la sociedad que priven a los niños de su libertad o de sus derechos dificultando así su óptimo desarrollo.
Reflexionemos que el niño no sólo no sabe, sino que no puede defenderse ante cualquier tipo de agresión de un adulto, ello lo sitúa en una posición altamente vulnerable ante un adulto agresivo, abusivo o negligente.
Todos los niños que sufren algún tipo de maltrato, tendrán múltiples problemas en su desarrollo evolutivo y déficit emocionales. De aquí la importancia de poder detectar a tiempo algún tipo de maltrato y buscar de inmediato una ayuda profesional. A continuación mostraré algunos indicadores que nos podrán ayudar en nuestra observación, sin embargo, hay que tener en cuenta que estos indicadores por sí solos no son suficientes para demostrar la existencia de algún maltrato.
Además, debemos considerar la frecuencia de las manifestaciones así como el cómo, cuándo, dónde y con quién se producen, en otras palabras, debemos estar más cerca de nuestros niños.
Algunos de los indicadores, entre otros, que se pueden dar son:
1.Señales físicas repetidas(moretones, quemaduras o magulladuras).
2.Conduta agresiva y/o rabietas severas y persistentes.
3.Llanto frecuente sin motivo aparente.
4.Retrasos en el desarrollo físico, emocional e intelectual.
5.Presenta conducta antisocial.
6.Muestra poco interés o motivación.
7.Sentimiento de inferioridad, retraído.
8.Constante depresión.
9.Inseguridad ante las cosas por simples que estas sean.
10.Baja autoestima.
11.Cambio de comportamiento o su personalidad.
12.Este atento a miedos, incontinencia urinaria.
13.Conducta sexual explicita, juegos y conocimientos inapropiados para su edad.
14.Relaciones entre niños y adultos secreta, reservada o excluyente.
15.Mantenga atención a las personas con que se relacionan.
16.Jamás confié a sus hijos a personas extrañas.
Finalmente, los menores se forman al calor de las actitudes de los adultos y en estos tiempos los ejemplos son mayoritariamente malos, ya que las familias tienen poco tiempo para la crianza de sus hijos. La televisión y el Internet son los mejores acompañantes de los niños de hoy.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.