Mucho cuidado con las extorsiones (1 al 8 de junio de 2008)

Mucho cuidado con las extorsiones
Es importante saber priorizar nuestros riesgos en seguridad ciudadana. Hoy en las grandes urbes de Latinoamérica, son inevitables ocurrencias como accidentes de tránsito y delitos, por ello, no podemos disociarnos de la realidad en materia de seguridad ciudadana.
La delincuencia, al ser activa y dinámica, cambia constantemente su modus operandi y se tecnifica en algunos tipos de delitos. Por ejemplo, hoy en la ciudad de Lima hay un delito que desde el año pasado ha ido en aumento: varios grupos delictivos se están dedicando a la extorsión, siendo sus principales victimas empresarios, comerciantes y ejecutivos.
A pesar de que el año pasado fueron capturados en una operación denominada «ladrillo», ya que sus principales victimas eran empresarios de la construcción de inmuebles, la policía pudo capturar a más de 180 delincuentes. El Distrito del Callao fue donde cayeron la mayor cantidad de estos delincuentes.
Es importante conocer qué es la extorsión. En el artículo 200 del Código Penal se regula este delito: «El que mediante violencia amenaza o manteniendo en rehén a una persona obliga a ésta o a otra a otorgar al agente o a un tercero una ventaja económica indebida o de cualquier otra índole».
Los delincuentes cobran fuertes sumas de dinero, o los llamados cupos, a cambio de la denominada «paz laboral» o «servicios de seguridad» , incluso, se tiene conocimiento de que algunas empresas dedicadas a la construcción tienen partidas especiales dentro de su presupuesto total de la obra para pagar a los extorsionadores.
Hay otra variante en este delito, y es que se están dando llamadas telefónicas extorsivas desde el interior de algunos penales del país. Los delincuentes libres, previo reglaje, pasan la información precisa a sus compinches que están detenidos y que harán las llamadas extorsivas. Desde el interior de los penales, no es una novedad que se dirijan delitos como secuestros o grandes asaltos desde las cárceles, lo nuevo es que se hallan formado verdaderas organizaciones delictivas dedicadas a la extorsión desde adentro de los penales.
Hace dos años atrás, al asesorar a la familia de una persona secuestrada en Lima, recibí varias llamadas extorsivas desde algunos penales incluso de provincias donde requerían el código de una tarjeta para realizar llamadas hasta por un monto de 100 soles.
Además, es difícil rastrear las llamadas ya que hay una mafia que proporciona chips dentro de las cárceles.
Saludo la decisión del Gobierno de construir más cárceles, pero estoy convencido de que lo inmediato es repotenciar las actuales cárceles con sistemas y equipos de seguridad preventiva, como los bloqueadores de celulares y que estos estén debidamente controlados y monitoreados, cámaras de videos estratégicamente ubicadas, detector de metales así como equipo de rayos X para el control de las visitas.
Sin embargo, lo más grave del actual sistema penitenciario es que debido al hacinamiento y la falta de control, los autores de delitos agravados salen de las cárceles sin estar rehabilitados y con mayores conocimientos y contactos con otros delincuentes. Como resultado de ello, tenemos un alto grado de reincidencia delictiva.
Sugerimos tomar en cuenta las siguientes recomendaciones generales pero siempre realizando la respectiva denuncia, en caso de que algún día llegue a ser una victima:
1.- Mantenga un perfil bajo
2.- No siga rutinas
3.- Esté atento si es victima de un seguimiento
4.- Siempre tenga en reserva su información sensible de dinero, negocios o familiar
5.- Converse con su familia sobre este problema
6.- En la empresa es conveniente contar con un experto en seguridad
7.- Es importante actualizar los datos de sus empleados anualmente
8.- Verificar la información de los empleados nuevos
Finalmente, recuerde que los extorsionadores generalmente poseen valiosa información sobre sus victimas, lo que les permitirá realizar una acción psicológica intensa y siempre pedirán no dar aviso a la policía.
César Ortiz Anderson
Colaborador de Segured

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.