Ocho años de aquel 11 de septiembre

Ocho años de aquel 11 de septiembre
Lo importante será jamás olvidar el daño que es capaz de causar el terrorismo. Qué más podríamos escribir de ese fatal día si una imagen vale mas que mil palabras, millones de seres humanos de todo el planeta presenciamos impotentes en vivo y en directo, gracias a la señal televisiva, el demencial, sangriento y cobarde atentado terrorista que quito la vida a mas de 3.000 inocentes personas, y quito la tranquilidad a millones más.
Debemos tener en cuenta que el accionar terrorista no tiene lugar, tiempo ni espacio y gran parte de su estrategia está basada en sembrar el caos y la confusión entre las sociedades, empleando para ello diversas amenazas. Queda claro que el predecir un ataque terrorista a pesar de los adelantos es como el de predecir un sismo, sabemos donde puede ocurrir pero no día y hora. Debemos aceptar que el punto de quiebre de la seguridad mundial frente a una serie de ataques suicidas, que se dieron aquel fatídico 11 de septiembre del año 2001, donde 19 fanáticos terroristas secuestraron 4 aviones comerciales, 2 de ellos los estrellaron contra las torres gemelas del World Trade Center.
El tercer avión impacto contra el Pentágono en Virginia, el cuarto avión no alcanzo ningún objetivo, ya que los pasajeros y tripulantes intentaron tomar el control de la aeronave, hecho que motivo que se estrellara en un campo abierto de Pensilvania, estos sucesos son sin duda, el segundo mayor desastre dentro de territorio norteamericano.
El paso del tiempo señala que existió errores compartidos en las instituciones de seguridad publica, y eso nos lleva a una reflexión a pesar de los esfuerzos de los servicios de inteligencia, los servicios secretos, la seguridad publica en general estos serán siempre insuficientes, por ello como conocedor del tema de seguridad ciudadana preventiva, propongo planificar el orientar a la población con un solo objetivo el que brinden valiosa información en tiempo real ante situaciones sospechosas relacionadas con la seguridad nacional.
No olvidemos que los ciudadanos son ojos y oídos de sus zonas en todo el territorio nacional sin duda un gran aliado dentro de nuestras fronteras, la propuesta radica en que los gobernadores y alcaldes sean los abanderados de esta iniciativa con eslogan como este «tus ojos y oídos son la seguridad de todos», sin lugar a dudas la información temprana es el factor que lograra neutralizar un posible atentado, ante el terrorismo jamás debemos bajar la guardia y siendo un enemigo en común todos debemos estar unidos.
Finalmente tengamos en cuenta que la mejor herramienta contra el terrorismo es la unidad de la sociedad en su conjunto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.