Pacificadores (9 al 16 de abril 2004)

Links de interés

 

La ausencia de mecanismos institucionalizados para laresolución de los pequeños conflictos cotidianos a menudo promueve que losciudadanos intenten tomar la justicia por sus propios medios.

 

Las disputas intrafamiliares, los reclamos al vecinomolesto – tanto en la ciudad como en el medio rural- o al vendedorinescrupuloso a veces finalizan en hechos de sangre, simplemente porque lagente común percibe que no existe una instancia a la cual acudir para ventilartales situaciones.  Los tribunalesordinarios generalmente son percibidos como instituciones lejanas, que actúancon lentitud y sus decisiones a menudo generan inconformidad.

 

Los jueces de paz han surgido como una alternativa paraatacar este problema.  En Perú se hadesarrollado una experiencia importante con esta figura.  El Instituto de Defensa Legal de ese paíslos definió como “vecinos elegidos porlos habitantes de una comunidad o un caserío y nombrados por el Poder Judicialpara administrar justicia en una serie de problemas locales”.

 

Existen en esanación más de 5 mil jueces de paz.  Noes casualidad que el 70 % de ellos opere en la zona andina, tradicionalmente lamás rural y alejada de los servicios ofrecidos por el gobierno central.  En Venezuela, por el contrario, los juecesde paz están siendo elegidos en circunscripciones urbanas, pero sus funcionesson esencialmente las mismas que en el primer país referido.

 

Las atribucionesque hoy en día tienen los jueces de paz hacen recordar a las que por momentostuvo Sancho Panza en la segunda parte de El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de laMancha, cuando era gobernador de la ínsula Barataria: resolver disputas, ya sea por la vía de la mediación o a través dedecisiones que se caractericen por la equidad. Como en la novela de Cervantes, la experiencia de los jueces de paz  ha sido aplaudida pues, entre otras cosas,la celeridad de sus actuaciones hace que los tribunales ordinarios seandescongestionados al descartarse los pequeños litigios.

 

Los jueces de paz,aunque son vecinos, son operadores del sistema judicial.  La designación mediante elección de estosfuncionarios los reviste de un liderazgo tal que compensa las falencias que susdecisiones puedan tener desde el punto de vista de la técnica legal.  No obstante, la formación académica essiempre una necesidad ineludible.

 

Justicia y pazparecieran ser conceptos concurrentes. A veces, sin embargo, hay paz en medio de situaciones profundamenteinjustas.  Estos jueces, por lo tanto,deben buscar el equidad por encima de todas las cosas. En este atributoradicará su poder y el carácter obligante de las decisiones que adopten.

 

Links de interés

 

*En esta hoja informativa, elInstituto de Defensa Legal de Perú explica cuáles son las atribuciones de losjueces de paz.  Hasta el momento, indicóla organización, hay más de 5 mil en ese país, y la gran mayoría en las zonasandinas (En español).

 

*El Programa de NacionesUnidas para el Desarrollo (PNUD) respalda la constitución de juzgados de paz enGuatemala.  Actualmente el plan está ensu segunda fase (En español).

 

*En Argentina, una reformalegal incrementó las atribuciones de los jueces de paz, quienes ahora puedenordenar intercepciones de comunicaciones privadas y arrestos (En español).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.