Rechazo frontal a las drogas

Rechazo frontal a las drogas
Por supuesto que el consumo de drogas hoy es un problema social, como también es cierto que es la puerta para que el consumidor ingrese al mundo de los delitos. Por ello coincido plenamente con el anuncio hecho por el Ministro del Interior en Perú, Octavio Salazar, de presentar una propuesta legislativa para modificar las normas penales vigentes y eliminar la figura de la posesión licita de drogas en cantidades mínimas.
En ello debemos ser claros: tolerancia cero a las drogas. Los adolescentes por lo general fumando marihuana, escalan rápidamente a otras drogas como la pasta básica, cocaína o las llamadas drogas sintéticas. Sin duda que el problema de fondo es el narcotráfico, el mejor aliado para los que consumen drogas es el anonimato que sumado a la impunidad por consumir hace que este fenómeno se multipliqué con rapidez, sino observemos el último estudio realizado por CEDRO sobre el consumo de drogas en los escolares, incluso para las familias de los adictos les es muy difícil abordar el tema, propongo acciones cómo llevar un registro de consumidores, permanentes batidas a los mas mil puntos de ventas de drogas detectados por CEDRO en Lima y Callao.
No solo podemos enfrentar el problema de la adicción metiendo a los consumidores a las cárceles, seria algo utópica, pero definitivamente hay que ser creativos e imaginativos en una serie de acciones integrales, por lo pronto esta propuesta ya esta generando mas de una opinión encontrada, campañas educativas a nuestra juventud alertando el gran daño que causa el consumo de drogas seria según mi opinión el punto de partida, endurecer la sanción a los microcomercializadores. Sería la segunda propuesta y con un alto castigo penal al reincidente, es cierto que nuestras prisiones están hacinadas y que si sancionamos con pena de prisión a todos los consumidores duplicaríamos rápidamente las actuales cifras, lo mas recomendable para enfrentar el fenómeno del consumo de drogas es la prevención, estamos hablando de un trabajo articulado entre el Estado y la sociedad en su conjunto, el Estado debe invertir para crear centros confiables de rehabilitación a los adictos, este es un problema donde no existen soluciones mágicas, nuestro País es el segundo productor de cocaína en el mundo y el consumo crece año a año en nuestra juventud.
Es cierto que si como sociedad aceptamos y permitimos una cantidad mínima de estupefacientes en poder de las personas, ello en forma implícita constituye el aceptar la venta de drogas en nuestras calles, la única manera es prohibir la posesión de drogas para el consumo personal, por ejemplo una sanción de dinero, ser registrados como adictos.
El Código Penal del año 1991, Decreto Legislativo 635, tipifico la microcomercializacion de drogas con la Ley 26320 del año 1994 donde se añadía un articulo que establecía la posesión no punible de ciertas cantidades mínimas Marihuana, pasta básica, clorhidrato de cocaína, para el consumo propio e inmediato, es cierto que en el año 2003 y 2007 estas fueron revisadas y reducidas, pero se introdujo la tenencia no punible de éxtasis.
Finalmente, es cierto que propuestas como estas congestionaría el sistema policial, judicial y penal del país, pero por favor algo debemos hacer y dejar de ser simple espectadores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.