Seguridad: de la palabra a la acción

El 25 de enero de 2001, tras varios intentos, llevamos a la Asamblea Nacional el clamor colectivo porla seguridad ciudadana. Un grito que se acrecienta, sin que ejecuten medidascontundentes para atenderlo. Revelamos, en aquel momento, los 49 mil homicidios registrados enVenezuela, durante la última década del siglo XX. Llamamos la atención sobre los 7.779 muertes del año 2000. Conpesar, leemos que este año suma 3.300 asesinatos. Un saldo de guerra y no somos Kosovo, tampoco Afganistán.

Por este clima de violencia, que parece crecer cada día,abrimos el debate legislativos. Entreintervenciones apasionadas, críticas o comprometidas, logramos un consenso político dirigido a impulsar una acción máscontundente por parte del Estado venezolano, para enfrentar las accionesviolentas en el terreno de la prevención social integral y, por supuesto, derepresión y castigo para enfrentar la impunidad reinante.

Transcurrido seis meses, buena parte de los acuerdos se habíanquedado en el campo de las intenciones. Insistimos, porque la delincuencia nopuede ni debe vencer a la mayoría del país , unida a la paz. Ante la gravedadde la situación, el 26 de juliosolicitamos reactivar el acuerdo del 25 de enero y convocar a una SesiónEspecial , realizada el 7 de agosto.

Indudablemente, requerimosun nuevo órgano policial judicial, descontaminado de corrupción, adecuado técnica y científicamente, paraauxiliar a los Fiscales del Ministerio Público y a los jueces como operadoresdel Sistema de Justicia.

En materia Legislativa,se han dado algunos pasos en el campo de la seguridad, con la aprobación de lareforma del Código Orgánico Procesal Penal, la Ley Especial sobre DelitosInformáticos, que es un proyecto presentado por nosotros, y la Ley sobreDelincuencia Organizada. Por otra parte, hay un conjunto de leyes que ya estánsiendo trabajadas en las distintas comisiones. Voy a referirme rápidamente aalgunas de ellas:

La Ley de Armas yExplosivos: hace falta intervenir a la Dirección de Armas y Explosivos quedepende del Ministerio de la Defensa, sanear todo lo que tiene que ver con lapermisología, con el otorgamiento de portes de armas; hay que hacer una campañapor el desarme de la ciudadanía. Esto no significa que a la gente indefensa,amenazas por los delincuentes, con permiso legal, ahora la vamos a desarmar.No, se trata de poner al día todo lo que tiene que ver con el registro de armasy explosivos de nuestro país. Quienes hayan tramitado legalmente sus portes dearmas –el que no la debe no la teme– tendrán un lapso para poner al día suspermisos, y esto permitirá actualizar la base de datos del registro de armas yexplosivos en nuestro país. Sólo así se podrán suspender todos los permisosilegales y los portes en manos de delincuentes.

Asimismo se está haciendo actualmente una reforma a la LeyAntidrogas, y en ello está trabajando la Comisión que preside el diputado RogerRondón. Además se realizando una segunda discusión y una consulta para laaprobación de la Ley Orgánica del Poder Ciudadano, estableciéndose unadisposición transitoria que permitirá iniciar una reforma y unareestructuración en el Ministerio Público.

Lamentablemente existen algunos Fiscales con conductas impropias, creándose una especie de terrorismofiscal. Como tienen el monopolio de la investigación penal, abusan de estacondición e incluso actúan con negligencia, incapacidad, complicidad yaparecen vinculados a la corrupción y aotras irregularidades.

Ley Antisecuestro yContra Extorsión, que está trabajando la Comisión Permanente de Defensa ySeguridad de la Asamblea Nacional. La ley que crea el Fondo Nacional dePrevención del Delito, proyecto que forma parte de un paquete de leyes que elgrupo parlamentario del MAS presentó para enfrentar el auge delictivo y lainseguridad. Del mismo modo, debemos citar la Ley de Protección de Victimas yTestigos, y la Ley de Mediación y Arbitraje, proyectos que presentaremos en lospróximos días.

Todo esto forma parte de los acuerdos del 25 de enero, ratificadosel 26 de julio de este año. Pero en lasesión Especial del 7 de agosto nosotros, otros Diputados e instituciones presentamos un conjunto depropuestas que fueron consideradas y aprobadas por la Comisión de Política Interior,de la cual formamos parte. Podemos citar las que consideramos más importantes yperentorias:

La creación del SistemaNacional de Coordinación de losServicios de Policía y la Comisión Nacional de Policía , para garantizar elmantenimiento del orden público, la protección de las personas y losbienes, y el cumplimiento efectivo delos derechos humanos y responsabilidades establecidas en la Constitución de laRepública Bolivariana de Venezuela.

El Sistema Nacional de Inteligencia e Información, dirigido ainstaurar una Base de datos confiables y oportunos sobre registro de hechodelictivos, sus autores (trayectoria delictiva), beneficios procesalesotorgados y su control, alimentada permanentemente por los Cuerpos de Seguridaddel Estado, el Ministerio Público y los Tribunales, y al servicio de todos losoperadores de los órganos de seguridady justicia. Pero también es necesario determinar las áreas de competencia de cada una de las policías.

Dirigir la actuación de las policías municipales a la atención denecesidades locales, que permitan sembrar los valores de la tolerancia y laconvivencia social, mediante la incorporación de las comunidades a Programas deAtención Preventiva en Seguridad, que incluyan talleres de participaciónciudadana sobre la seguridad, difusiónde medidas de seguridad y acciones de acercamiento entre las policías y laciudadanía.

Reestructuración de laspolicías del país, contemplando: Un Sistema de Evaluación de los actuales efectivos, sin distingo dejerarquía. Sistema eficaz de selección para el ingreso a la carrera policialAplicación de un sistema de mejoramiento y actualización profesional.Aplicación de un Régimen Disciplinario Interno de los Cuerpos Policiales.Mejoramiento de las condicionessociales y económicas de los efectivos policiales, en cuanto a salarios,vivienda, régimen de seguridad social, becas para cursar estudios, y programas de recreación.

El Sistema Único de Seguridad de Emergencia Telefónica, dotado de un único número y de una central común,
con funcionamiento las 24 horas del día.

Todo esto, por supuesto,requiere recursos financieros que deben contemplarse en la Ley de Presupuesto.Si el Gobierno Nacional, si el Presidente Chávez quieren demostrar su interéspor la seguridad de los ciudadanos y ciudadana, el Pacto de los Poderes por laVida deben ser uno principales proyectos a contemplarse presupuestariamente. Para rendir tributo a la vida, debemos sercapaces de atender los clamores populares sobre seguridad. Es tiempo de pasarde las palabras a la acción.

tablante@telcel.net.ve

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.