Seguridad: un valor agregado a los negocios

Por muchos años la seguridad ha sido considerada como un mal necesario y en el mejor de los casos delegada a departamentos de recursos humanos, administración o Intendencia, lo cierto es que la seguridad juega un papel muy importante en el éxito de una Empresa, y su actividad debe reportar al mas alto nivel en la organización, y estar a cargo de un profesional que domine disciplinas que le permitan planear, prevenir, administrar y sobre todo evaluar el retorno de las inversiones, en la prevención de riesgos e ilícitos que cada día son mas frecuentes en todas las empresas.
Un programa de seguridad integral debe ser implementado tomando en consideración la protección de los bienes y activos de la empresa, las personas en toda la jerarquía de la organización, la información, y todo aquello que represente un valor estratégico tangible o intangible para la empresa, el programa debe basarse en la evaluación de riesgos y vulnerabilidades, que son distintos y únicos en cada empresa, la implementación de manuales de procedimientos y políticas de seguridad, el uso de tecnología como herramienta para la automatización de procedimientos, que eviten el error humano, y permitan la generación de información, que facilite la investigación de un ilícito, la capacitación permanente del recurso humano responsable de que el programa tenga consistencia, y que les permita actuar de manera efectiva antes, durante, y después de un evento no deseado, son algunos de los requerimientos que un profesional a cargo de la seguridad debe dominar.
En la actualidad, la seguridad en las organizaciones debe ser considerada como parte del estratégico de negocios, ya que al no contar con planes de seguridad, estarán en clara desventaja competitiva y muy vulnerable a riesgos imprevistos que incrementen sus costos operativos.
Nadie hace planes para fracasar pero fracasa aquel que no tiene un plan
Las organizaciones deben contar al menos con los siguientes planes: manejo de crisis, continuidad del negocio en caso de un desastre comercial, protección a ejecutivos, contingencia, emergencias y sobre todo un plan de seguridad en el negocio.
¿Cuál es la realidad hoy en día? Después de los eventos del 11 de septiembre donde no obstante los daños que se causaron, lo que realmente ha preocupado es que la aparente seguridad de un primer mundo, fue vulnerada e insuficiente para una delincuencia cada vez mas preparada, en técnicas, inteligencia, y recursos económicos.
“Dejar de invertir en seguridad, es darle ventaja al delincuente”
¿Qué se puede esperar en un ambiente donde la seguridad todavía no ha tomado los niveles que corresponde?
Áreas de seguridad que son vistos como un centro de gastos; áreas de seguridad que son vistos como un mal necesario; áreas de seguridad que no cuentan con presupuesto y que limitan el accionar inmediato del responsable de seguridad, no obstante esto, las organizaciones en lo general carecen de sistemas de seguridad que minimicen el impacto de algún daño.
No confíe en la suerte. Los planes, el conocimiento y el entrenamiento son mucho más útiles y para lograr todo esto la clave esta, en que cuente con un experto en seguridad.
Cinco consejos para un profesional de seguridad:
1.Recomendable que posea certificación CPP (Certified Protection Professional). Segundo que entienda el concepto general del negocio, que pueda visualizar el riesgo y diseñe y sensibilice su implementación. Que tenga la habilidad de vender sus planes y que la justificación de su implementación vaya de acuerdo a las necesidades y requerimientos de la organización, que conozca de finanzas, ventas, marketing, pero sobre todo que sea una persona integra digno de toda confianza. El no darle importancia a este punto, tendrá a una persona que solo reaccionará a los hechos, se la pasara planeando sin que aterrice sus conceptos, estará pendiente de las funciones de los guardias, revisara videos cuando le reporten un robo, escribirá reportes que no den valor a la organización, logrando únicamente la desconfianza de los directivos, en pocas palabras solamente tendrá a una persona a quien hacer responsable, cuando suceda algo.
Peter Drucker dice: La primera función de una organización es subsistir y no lo hará maximizando sus utilidades, sino minimizando sus pérdidas. Y aquí es donde entra el papel principal de un profesional de seguridad.
2.Esté bien relacionado: la clave para tener éxito en los negocios está en la relación. El responsable de seguridad deberá tener una excelente relación con todos los empleados de una organización. Pero sobretodo debe estar relacionado con autoridades, con grupos organizados, con asociaciones, con gerentes de seguridad de otras organizaciones. ASIS es una de las organizaciones de mayor importancia en el mundo que facilita y promueve este tipo de relaciones.
Un ejecutivo de seguridad que no esté relacionado, está expuesto a perderse en una situación de crisis.
3.No dejar de aprender: el que deja de aprender, deja de crecer y empieza a envejecer. Proverbio que tiene una gran importancia para los que nos dedicamos a la seguridad. En esta materia jamás debemos dejar de aprender, siempre existen cosas nuevas. Muchas de las estrategias de seguridad que tú quieres implementar, varias empresas ya lo han hecho. Aprende de ellos, desarrolla un benchmarking, evalúa como ha funcionado. Aprovecha a tu asociación ASIS, ellos te dirán cuales son las mejores prácticas o seguramente te recomendaran a un experto el cual te puede ayudar. Cuando hablamos de expertos, no temas, ya que es muy visto que los responsables de seguridad sienten el temor de que sean desplazados, pero los debemos aprovechar, recuerda: no creas que lo sabes todo…
4. Venda confianza: uno de los grandes errores que se comete al vender los planes y estrategias de seguridad es vender miedo. Esperando que de esa manera los principales ejecutivos compraran la idea. Pero es un grave error, a nadie le gusta ser asustado, a nadie le gusta perder, a nadie le gusta ser obligado a comprar. Se debe tener la habilidad de convencer hablando de los beneficios que dará la seguridad, como por ejemplo indicar: producir la mayor cantidad, de la mejor calidad al mejor costo. El que garanticen que el cliente encontrará el producto, cuando lo busque, que aumentará la confianza de los clientes al sentirse en un ambiente agradable y seguro o que la empresa sea considerada como el mejor lugar para trabajar. Estos son solo unos simples ejemplos de varios que puedes utilizar. Vende con estrategia, promueve tus planes, enseña a la gente, ellos son los que hacen la seguridad. Logra que la seguridad sea vista como un recurso necesario para el funcionamiento de la organización.
5. La actitud lo es todo: recuerda que la actitud, es el que marca la diferencia entre un hombre ordinario y uno extraordinario. El profesional de la seguridad debe tener siempre una actitud positiva, dispuesto a ayudar en todo momento, mantenerse activo en todo momento, dispuesto a enseñar a los demás y que sea un ejemplo a seguir y admirar.
La clave para lograr una buena seguridad en la organización, Predicar con el ejemplo, enseñar a los empleados a hacer seguridad. Recordar que la gente hace lo que se le enseña, no, lo que se pretende que haga.
Que la mejor inversión es en las personas, que son, los que marcan la diferencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.