¿Son seguras las discotecas?

¿Son seguras las discotecas?
En los últimos años se han producido un número importante de incendios en discotecas desde los EE.UU a China, Francia, Alemania o Suecia. En Latinoamerica, casi todos los países han vivido tragedias en estos locales: Cromañon en Argentina que cobró la vida de más de 180 jovenes, y como olvidar en nuestro país el caso de la discoteca Utopía que cobró la vida de 29 jóvenes.
Todas las tragedias ocurridas tienen un factor en común: la irresponsabilidad de sus propietarios. Los incendios ocurridos eran 100% evitables, la simple evasión de normas de seguridad preventiva pone en alto riesgo la seguridad de sus clientes, situación que se agrava además por la falta de un control adecuado de parte de las autoridades.
Lo que pretendo con este artículo es algo muy simple. Que de ahora en adelante se cumplan las normas de seguridad. Las discotecas o pubs, son locales potencialmente peligrosos por ser instalaciones cerradas que funcionan en la semi-oscuridad o con una iluminación que distorciana la visibilidad. Además, el ánimo de los clientes jóvenes, por lo general, que en la mayoría de los casos están con sus facultades alteradas producto del consumo de alcohol, otra circunstancia que debemos tomar en cuenta en estos locales son los desaciertos por los abusos cometidos por el personal de «seguridad» que están en la puerta de estos locales.
Son varias las denuncias realizadas contra estos personajes quienes a todas luces no tienen la debida preparación para este tipo de actividades, incluso es un secreto a voces que algunos de ellos se dedican a la venta de drogas.
Las discotecas, sobre todo las del Sur de Ásia, los fines de semana se llenan de jóvenes. ¿Están cumpliendo con todas las normas de seguridad vigentes? Jamás debemos olvidar lo ocurrido la madrugada de un 20 de julio del año 2002 en unas de las discotecas más exclusivas de ese momento y con la falsa sensación de ser segura. Recordemos que quienes olvidan sus errores están propensos a repetirlos.
El tema de locales públicos inseguros merece ser tratado con la mayor serenidad, severidad y responsabilidad posible para evitar tragedias. Se debe debatir con el cuerpo general de bomberos y con Indeci, qué normas de prevención y funcionamiento deben ser mejoradas. Además, qué controles y conductas deben ser modificadas.
En una entrevista que di a la revista Caretas en el año 2002, luego de ocurrido el caso de Utopía, propuse colocar una gran calcomanía en la puerta de ingreso de los locales públicos indicando que cumplian con las normas de seguridad. La inspección deberia estar a cargo de los bomberos, de esa forma el público estaba advertido.
Quien no tuviera ese instintivo era un local inseguro. Propongo además que se publiquen las ordenanzas municipales referentes a la seguridad en estos locales: señalización, luces y puertas de emergencia, elementos contra incendios, aforo del local, licencia de funcionamiento, personal capacitado en prevención,entre otros.
En una vuelta por varios locales, observé qué hacía falta:
1.-Las salidas de emergencia deben estar ubicadas en areas distintas de las puertas de ingreso,algunas estan a pocos pasos de la puerta principal
2.-Las puertas deben abrirse hacia la calle y estar 100% operativas
3.-Mangueras y extintores en optimas condiciones y personal preparado para su uso
4.-Gradas y pasillos anchos para una evacuacion rapida
5.-Luces de emergencias colocados en puntos criticos
6.-Material de construccion ignifugos
7.-Un altavoz y personal capacitado para realizar una evacuacion.
Un buen ejemplo a seguir después de leer varias normas de otros países, es la ley que está vigente en la ciudad de Bogotá en Colombia. La secretaria de Gobierno, mediante Decreto 043 del año 2006, establece de manera precisa las medidas que deben adoptar estos establecimientos para garantizar una respuesta adecuada ante una crisis de seguridad. Entre ellos están: el contar con un análisis de riesgos, desarrollo de medidas de prevención, mitigación y respuesta, así como planes de acción. Tienen estos locales la obligatoriedad de contar con un plan de contingencia.
Finalmente, por lo general, las voces se levantan después de ocurrida una tragedia. Estoy planteando, con tiempo, tomar las medidas correctivas necesarias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.