Teoría de la crisis

Loimportante es nunca dejar de preguntar”.

Albert Einstein

Por la longitud deltema y todas las posibilidades del mismo, queremos presentar este artículo envarias entregas para facilitar su manejo; las subsiguientes partes podránencontrarlas en entregas posteriores.

Así como la teoríageneral de la crisis enfocada desde la perspectiva clínica de la psicología, haprocurado identificar los elementos básicos de una situación específica paradiferenciarla, por ejemplo, de una situación de estrés o del estado agudo deuna patología mental; en la teoría de la seguridad podríamos generar unparalelo que nos permitiera establecer estas diferencias con miras a un mejorhacer en el diario vivir de los profesionales de esta área. La importancia deestas distinciones reside en que ellas permiten instrumentar las medidas deintervención adecuadas en cada caso.

1. Definiciónde crisis

Una crisis es unestado temporal de trastorno y desorganización, caracterizado principalmente,por la incapacidad del individuo o las organizaciones para abordar situacionesparticulares utilizando métodos acostumbrados para la solución de problemas, ycon el potencial para obtener un resultado radicalmente positivo onegativo.

Dentro de este marcodeben presentarse cinco características que definen adecuadamente un estado decrisis:

1. Es temporal, esdecir, el equilibrio puede recuperarse en un lapso prudencial de tiempo.

2. Casi siempre hay unsuceso que lo precipita.

3. Tiene un cursosecuencial más o menos predecible.

4. Tiene un potencialde resolución hacia niveles de funcionamiento más altos o más bajos (o sea,para “mejor o para peor”).

5. Su resolucióndepende entre otras cosas de la gravedad del suceso precipitante y de losrecursos materiales, personales y sociales disponibles de quien laexperimenta.

2. Dos tipos decrisis

En psicología, asícomo en seguridad podemos identificar básicamente dos tipos de crisis, deacuerdo con la apreciación de varios estudiosos de estas teorías, serían:las crisis de desarrollo y las crisis circunstanciales. Esta diferenciaciónpodemos también extrapolarla a la organización, más aun si se tiene en cuentael ciclo vital de una institución o empresa, el cual se asemeja en gran medidaal que cumplimos los seres humanos, y como no podría ser así, si somos nosotrosquienes las conformamos.

a) Crisis dedesarrollo.- Son aquellas relacionadas con el pasaje de una etapa delcrecimiento a otra, donde se identifican cambios que implican movimientos enlas estructuras, en el ser humano se dan desde la infancia hasta la vejez, ypor lo tanto, son más predecibles que en las organizaciones, pues allí nosiempre somos plenamente concientes de los fenómenos que se avecinan o quedebemos enfrentar. Cada etapa del desarrollo de una organización se relacionacon ciertas tareas que llevan a su crecimiento, y cuando hay interferencia ensu realización, es probable que se desemboque en una crisis.

b) Crisiscircunstanciales.- Una crisis circunstancial es aquella en la cual el sucesoprecipitante tiene poca o ninguna relación con la edad del individuo o laorganización o con el cambio de etapa en su desarrollo, lo que significa quetales crisis pueden afectar a cualquier sujeto o institución en cualquiermomento. Son accidentales e inesperadas, y su rasgo sobresaliente, en el casode las instituciones, es que se apoyan en algún factor ambiental: incendios,inundaciones, violaciones a la seguridad, divisiones, desempleo, mudanzas,cambios en el mercado, robos, golpes a la imagen corporativa, disposicioneslegales y tributarias, etc.

c) Relación entrecrisis de desarrollo y crisis circunstanciales.- Puede haber una coincidenciacronológica entre ambas, como por ejemplo cuando un individuo está atravesandola crisis adolescente (crisis de desarrollo) y al mismo tiempo fallecen suspadres en un accidente (crisis circunstancial). Un ejemplo en el ámbito de lasorganizaciones estaría relacionado con el impacto emocional que puede produciruna intervención estatal en la empresa por un problema de impuestos que puedeacentuarse si esta crisis circunstancial interfiere con una crisis deldesarrollo, tal como por ejemplo las que se atraviesan en situaciones como laadopción de un nuevo mecanismo o metodología administrativa.

Nowak, investigadorreconocido en el tema, sugiere al respecto que el impacto de un sucesoparticular depende, entre otras cosas, del grado de interferencia con otrossucesos del desarrollo.

3. Hacia unateoría de la crisis

Otro teóricos comoSlaikev desarrollan una teoría de la crisis considerando integralmente losaspectos individuales o intrapsíquicos, y los contextuales o sociales, si setiene en cuenta que el suceso precipitante de la crisis puede provenir delambiente, incidiendo en la personalidad del individuo, éste entra en crisis ysu reacción afectará a su vez a los elementos del sistema social tantocomponentes como relacionados: empleados, proveedores, clientes, etc., en elcaso de las organizaciones y a el cónyuge, hijos y amigos cercanos en el casodel individuo que se involucra en la crisis, incluso también vecinos,compañeros de trabajo y la comunidad completa.

Veamos como primeramedida los aspectos intrapsíquicos o individuales del estado de crisis, luegolo visualizaremos desde la teoría general de los sistemas (sistémica).

4. Aspectosintrapsíquicos

Las consideracionesprimarias de una teoría de la crisis podrían compendiarse de la siguientemanera.

a) Sucesosprecipitantes.- Son aquellos sucesos individuales, potencialmente capaces deproducir una crisis: una acción violenta contra la organización, un atentadocontra la imagen corporativa, un desastre natural que afecte la compañía, etc.Para el individuo hablaríamos del nacimientos de hijos, ingreso en la escuela,duelos, infidelidad, emigración, desastres naturales, cambios sociales ytecnológicos rápidos, etc. Para Nowak, la capacidad de un suceso para generaruna crisis depende del tiempo, la intensidad, la duración, la secuencia y delgrado en cómo interfiere con otros sucesos del desarrollo.

b) Tiposcircunstanciales y de desarrollo.- Las crisis circunstanciales y las dedesarrollo ya han sido explicadas anteriormente.

c) Aspectoscognoscitivos.- Es importante considerar qué significa el suceso precipitantetanto para la organización como para el individuo en el contexto respectivo desu mapa cognoscitivo, de sus expectativas. Un suceso mínimo puede serimportante y, al revés, un suceso importante puede no generar una crisis. Tododependerá de cómo la institución afectada o el sujeto perciban la crisis: sicomo una amenaza a su integridad o no.

Por ejemplo, si unacompañía no tienen unas bases sólidas en su planeación estratégica y se veafectada por una viraje fuerte en las tendencias del mercado, podría sucumbirpor no estar preparada para enfrentar la situación, así como le sucedería a unesposo con una autoimagen pobre se entera de la infidelidad de la mujer, puedeentrar en crisis al liberar recuerdos dolorosos en el contexto de experienciasinfantiles desagradables o de la carencia de una identidad positiva en laadolescencia.

Taplin compara esteproceso con el de una computadora, y dice que ocurre una crisis cuando la nuevainformación (el suceso precipitante) es: a) totalmente disonante con elprograma existente, o b) cuando entra en grandes cantidades de forma tal que elsistema se sobrecarga y comienza a funcionar mal.

d) Desorganización ydesequilibrio.- La crisis desorganiza y desequilibra a la organización y a lapersona en diversos aspectos: que son similares en el hombre y las empresas;sentimientos en la cultura empresarial que trastornan gravemente como:ansiedad, confusión en la conducta, problemas en las relaciones inter eintraempresariales. Para los individuos esto se manifiesta en problemas de tipolaboral, familiar, social y hasta de funcionamiento físico como úlceras,cólicos, etc.

e) Vulnerabilidad yreducción de las defensas.- Una crisis implica también un incremento de lavulnerabilidad de la organización así como sucede con el individuo, igualmentese presenta un aumento de su sugestibilidad. La primera implica una reducciónde sus defensas, por cuanto la organización asimila que ante la creencia quetodo está por perderse, ya no se justifica defender nada. Al mismo tiempo,también aumenta su sugestibilidad, es decir, el suceso precipitante deja al organismoconfundido y abierto a sugestiones.

f) Trastornos en elenfrentamiento.- Frente a una situación de crisis, las empresas puedenenfrentarla no adecuadamente, como por ejemplo ignorarla, redefinir lasituación, contactar un asesor inadecuado o cerrar temporalmente.

Diversos autoresresumen hasta aquí en siete características como debe ser la conducta deenfrentamiento efectivo de cualquier crisis:

1. Explorar activamente resultados realesy solicitar información.

2. Expresar sin reserva sentimientosnegativos, positivos y tolerar la frustración.

3. Pedir ayuda a otros.

4. Abatir los problemas haciéndolosmanejables, tratables y trabajando cada vez.

5. Estar conciente de la fatiga y lastendencias que propician la desorganización, en tanto se mantiene el control ylos esfuerzos de paso como sea posible, en muchas áreas de funcionamiento.

6. Dominar sentimientos hasta donde sepueda (aceptándolos cuando sea necesario), siendo flexible y dispuesto acambiar.

7. Confiar en sí mismo y en otros, y tenerun optimismo básico sobre los resultados.

Hasta aquí la primera parte de esta propuesta, lasorganizaciones al igual que los individuos padecen crisis similares y susimplicaciones de estructura y funcionalidad son también equiparables.Enpróximas entregas, se plantearan el enfoque sistémico en las crisis y loselementos que le dan salida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.