Terrorismo en Venezuela. Una discusión abierta

Inicio de latranscripción                                                                                                                                                                                    

 

El terrorismo constituye uno de los fenómenos másdebatidos y menos comprendidos de nuestros tiempos.  Sus manifestaciones más recientes handesbordado el límite de la imaginación cuando frente a millones de espectadoresse llevó a cabo unos de los más horripilantes y espectaculares actos, al presenciar la muerte de milesde persona en un ataque suicida en la ciudad de Nueva York. Hace poco menos deun año estos hechos, que han dado lugar en los últimos tiempo a undesbordamiento de información a todos los niveles imaginables, desde elanalista de inteligencia hasta la promoción de videos juegos  pasando por encuriosos comentarios deespecialistas de diversos campos, algunos verdaderos expertos y otros de losmás aventureros.

 

Esto amenaza con convertirse en el paradigma dela violencia del principio de milenio. Debe admitirse que la forma de actuar deeste terrorismo resulta diferente de la conocida hasta la década de 1960 ó 1970.Es un nuevo terrorismo, motivado en gran medidas por imperativos queconstituyen una mezcla de objetivos políticos y religiosos

 

Ahora es el uso del artefacto explosivo en susmás variadas formas. Ultimamente el individuo se inmola contra cualquier deblanco de oportunidad.  Este es elterrorismo espectacular que requiere y obtiene la atención de los grandesmedios y agencias de comunicación. Pero existen sin embargo otras forma deterrorismo menos espectaculares y mucho más ignoradas. Se trata del terrorismoproducto de la transformación de algunas organizaciones guerrillerasnacionalistas o de liberación nacional en organizaciones que no difierensignificativamente del crimen organizado. Este es terrorismo cotidiano de las fronteras y las ciudades en varioslugares del mundo y en especial de América Latina.

 

Se trata sin duda de un fenómeno complicado. Sibien en ocasiones el terrorismo aparece ante nuestros ojos como cercano a laviolencia de las organizaciones criminales, orientado hacia objetivosfinancieros y de lucro personal, el terrorismo reconoce al componente políticocomo un factor de motivación sagrada que conlleva el sacrificio personal, perotambién parafraseando a Von Clausewitz es un elemento de lucha que implica eluso planificado de la violencia como motivación de la comunicación política.  Lo que nos lleva a interrogarnos sobre cuáles la esencia misma del terrorismo y en que se diferencia de otras clases deviolencias ya conocidas.

 

Podría decirse que el terrorismo es del ataquedeliberado y sistemático al orden establecido, sea cual fuese dicha sociedad,  y su efecto es inspirar alguna forma de temorque facilite la obtención de objetivos políticos o de carácter espiritualmentesuperior sin temor de ser tachado de reduccionista esta obra pretendediferenciar al terrorismo de otros fenómenos como la delicuencia, el tráfico dedrogas y el uso del terror como instrumento gubernamental.

 

Pero la realidad de los hechos señala que cuantomás alejado se encuentra el blanco del ataque de la supuesta finalidad políticadel mismo tanto mejor, puesto que mayor serán el terror y la repercusiónalcanzados en especial gracia a la global y espectacular cobertura de losmedios de comunicación, y lamentablemente en algunos casos de la actitud deresentidos que celebran tales hechos como victoria sobre otros a quienesperciben como enemigos sin sospechar que ellos mañana pueden ser el blancoelegido.

 

GeneralFerrero Tamayo

 

Al definir el terrorismo llega un momento en quesi uno no se cuida todos los enemigos del terrorismo los incluyen en loscalificativos de los que unos se le ocurra para calificar las actitudes delterrorismo porque geometría juegan con el miedo y entre nosotros hay una de esepopular dios me libre  entonces haymuchisima gente cuyos recursos están atacados por las personas que atacan alterrorismo y por las personas que defienden al terrorismo entonces yo siempreestoy pensando en el estudio que estamos haciendo.

 

Nos hemos encontrado con una espantosasituación: cuando uno resuelve pensar cómo atacar al terrorismo de pronto seencuentra que para calificar a las personas que deben ser nuestros enemigostenemos la dificultad de que cuando a esa persona se la acosa y se la lleva asituaciones insoportables se pone tan agresiva como cualquier terrorista, y sipredicamos que para atacar al terrorismo debemos vacunarnos contra la maldadresulta que tendremos que botar esa vacuna para el carrizo y así de frente conlo que podamos no podemos seguir confiando en nuestra bondad como arma.  Entonces tendremos que buscar otras cosas quepudieran ser útiles. ¿Pero cuáles son? Ahí está el problema. Además hay quebuscar detalles para identificar cuándo el terrorismo es útil, cuándo es aplicabley realmente se justifica.  Porque haymomentos en que la gente más buena del mundo decide ser terrorista, y estopareciera que no se justifica.

 

Atacar al terrorismo es atacar a un enemigodesconocido.  Lo dicen muchosarticulistas, siempre hablando de que la guerra subversiva es la guerra en lacual el enemigo no da la cara, se le declara la guerra a un país y ese país noestá en guerra.  Es decir que hay unaserie de circunstancias…Yo no quiero abusar de la oportunidad que ustedes mehan brindado sino para animarlos a que entremos en la discusión más paradecirles verdades que yo acabo de introducir.

 

JavierIgnacio Mayorca

 

De la intervención del general hay algo quellama la atención: el general asoma que existe un terrorismo bueno. Esto mehace recordar -yo no estaba vivo en esos momentos pero por la historia uno losabe- aquel episodio cuando ETA se estrenó por la puerta grande. Fue con elasesinato del contralmirante Carrero Blanco. Ellos inmediatamente emitieron un comunicado en el que reconocían laautoria de ese hecho y aclaraban en un punto más abajo que ellos marcabandistancia con respecto a aquellos voceros políticos que pretendían restarles aellos el crédito por ese asesinato.

 

¿Cuántos hoy en día estarían dispuestos hacer lomismo, a revendicar de inmediato sus propios hechos? Claro, se trataba de unterrorismo de orden nacionalista que pretendía revendicar  la autonomía vascasobre la base de unos parámetros que pueden ser discutibles, sobre todo elpunto de vista procedimental.  Pero enese momento mucha gente aplaudió el asesinato de Carrero Blanco y decían, notanto por los medios porque estaban controlados por Franco, pero a través depanfletos y comunicaciones que ese era un paso adelante en la lucha contra elfranquismo.  Entonces la discusión estádada: ¿existe un terrorismo bueno?

 

FermínMármol León

 

Muchos pensamos que el terrorismo se dirige a uncolectivo.  Es lo que normalmente locriminólogos estudiamos, y es lo que provoca la angustia y el desasosiego.

 

El general Ferrero Tamayo habló de eseterrorismo bueno que lo vivimos nosotros aquí mismo en Venezuela.  Nosotros estamos indiscutiblemente frente auna situación de un terrorismo dirigido, distinto al terrorismo que nosotrosnormalmente conocemos Venezuela, afortunadamente ya superado en la época de lassubversiones etc.. Ese terrorismo que vivió algunos países europeos y algunospaíses del medio oriente difícil para resolver buscan la historia deinvestigaciones de organizaciones exclusive especialista en esa materia dedifícil en aclarecer los hechos  entonceses un tema interesante pienso en que debemos quizá cultivarlo más analizarrespecto al terrorismo.

 

A los venezolanos en este momento nos estánobligando a transitar un camino que no queremos, porque el venezolano no secaracteriza por ser violento. Yo ayer daba una charla en una organización dondeme preguntaban qué ha pasado con el venezolano que se caracterizaba por serbuena persona.  Nosotros abrimos losbrazos a las corrientes migratorias.  Quépasó con ese venezolano, quién cambió a ese venezolano, al que hoy quierenquizás orientarlo a transitar un camino de violencia. Nosotros no tenemos esacultura para desarrollar actos de terrorismo que vivimos en el pasado. 

 

JavierIgnacio Mayorca     

 

Hayun aspecto de la definición del terrorismo que viene a colación debido a laintervención del doctor Mármol.  Merefiero a la definición del Buró Federal de Invertigación, que señala queterrorismo es todo acto de violencia ilegal que esta destinado a modificar o a inhibirlas conductas políticas de los gobiernos, o también las de los grupos que sedesempeñan dentro de una nación.

 

Estadefinción no hace la distinción en torno a si se puede ser terrorista conrespecto a militares, porque aparentemente esos son otros factores.  Yo quisiera ver qué nos puede decir sobreeste particular el abogado Carlos Martínez.

 

Carlos Martínez

 

Me traigo este libro porque loestaba ojeando hace un rato: El retornode la antigüedad, la política de los guerreros de Robert Kaplan.  Coincidencialmente tiene mucha relación conlo que está planteando mi querido amigo Javier Ignacio Mayorca en lo relativo asi existe una calificación de terrorismo para la actuación militar, entrefactores conbatientes.

 

A mí me parece que la historianos enseña, y también el derecho internacional público legitima la actuación defactores militares en la defensa de valores absolutos tales como la libertad,la democracia, la economía del mercado, para mí son valores que no sonrelativos.  Habremos pocos, es unperspectiva muy individual, y si nosotros consideramos que existe el derecho ala defensa o a la legítima defensa, no solo nacional -aquí hay  criminólogos muy reconocidos afamados dentrodel derecho penal- tendremos también que reconocer que el derecho de la legítimadefensa es de la organización del régimen internacional público. Enconsecuencia si existen fuerzas conbatiente en la acción militar y existeproporcionalidad de los medios militares, la atención y la defensa de valores comola libertad de los derechos humanos, la democracia y la prosperidad de unaorganización económica, no existe el terrorismo.

 

Disculpen para los que nopuedan estar de acuerdo, pienso que no existe terrorismo si nosotros comoestado que defiende y promueve los derechos humanos, la libertad de laspersonas y la democracia actúa con los medios dentro del ejercicio del monopoliode la violencia para garantizar los derecho humanos de los individuos.

 

Pero yo quisiera plantear aotras personas que son expertas y conocedoras del tema en discusión otroproblema que a mí me inquieta demasiado: qué ocurre cuando el terrorismo lo promueve el Estado o lo promueve el Gobierno,porque existen estados terroristas, gobiernos terroristas, estados forajidos ygobiernos forajidos, y que la víctima del terrorismo es la sociedad civil, losperiodistas o grupos de personas que son sistemáticamente atacados dentro de ladefinición del tratado de Roma por consideraciones o posiciones de tipopolítico, que es un derecho humano que las personas puedan asumir libremente enuna sociedad abierta.  Ese es el problema.  Entonces me preocupa demasiado cuál debe serla respuesta organizada de la sociedad civil o de grupos o de gremios que seven atacados por gobiernos forajidos y terroristas.

 

Me parece que es absolutamenteválido y legítimo la aplicación de la fuerza militar en la defensa de promociónde valores absolutos como son la democracia, la libertad, los derechos humanos.  Pero cómo puede organizarse la sociedad civily grupos, gremios y composiciones políticas determinadas en la defensa de losderechos humanos frente a las agresiones terroristas de un Gobierno forajido? Yoquisiera dejar esa cuestión sobre el tapete para dar oportunidad a otrapersona.

 

Berenice Gómez Velázquez

 

Buenas noches,  yo voy a ser bien breve.  En primer lugar yo quisiera decir algo enrelación a lo que dijo el doctor Martínez, sobre cómo nos vamos a preparar.  Yo tengo mucho miedo, mucho pánico porque yosoy mamá de álguien. Aquí puede haber una confrontación muy grande porque ya lagente que se siente atacada o que presume que va a ser atacada se estáorganizando y se está armando desde hace seis u ocho meses.  Hay gente que inclusive tiene ollas conaceite caliente para lanzar. Qué dolor. Ojalá no suceda, pero parece que vamoshacia allá.

 

Yo lo digo con dolor, conprofundo dolor. Después, este cuento del terrorismo le da a uno un “culilloparejo”, porque uno no sabe dóndevan a tirar el bombazo. Afortunadamente estos terroristas que tenemos aquí sonunos terroristas que lo que quieren causar es miedo. Lanzan unas bombitas en lamadrugada.  Yo quería saber si lanzabanesas bombas con C4, en Chacaíto, en el consulado, donde estaba la gente en laparada (de bus). Entonces tendremos que recoger los muertos con cucharilla.  Hasta los momentos los terroristas que estánechando broma lo están haciendo de madrugada. Todavía tenemos suerte.  Ahora yocomo periodista tengo un grave problema con el terrorismo.  Unas de las cosas que los periodistas nopodemos hacer es convertinos en dios, porque cuando nosotros llegamos a unevento tenemos tantas versiones como personas que están allí, protagonistas otestigos.  El terrorismo no da la cara.  Esa es unas de las cosas que la define.  Entonces uno se podría poner a sacarconclusiones: a quién beneficia esto, de manera que al que lo beneficia no esel terrorista.  Pero hay oportunidades enque al que lo beneficia lo hace para maltratar al otro.  De manera que nosotros los periodistas tenemosque evitar ser a su vez terroristas periodísticos.

 

A quién le molesta el CuraCalderón? A los chavistas, porque es un escuálido.  Insólito, ¿verdad? Y hay que darle.  Los chavistas quieren asustar a losescuálidos.  ¿Verdad? Entonces
resultaque ya las FBL salieron diciendo que ellos no son, y el Gobierno sale diciendoque ellos no son…Cómo juego yo a dios, y digo al cura lo tiene preso el Gobierno?Y si el cura le metía al maquiavélico, y se secuestró? Yo estoy haciendopreguntas porque yo no tengo derecho de echarle la culpa a nadie.  No soy ni juez ni fiscal ni partidario de nadade eso.

 

Estoy muy angustiada por elterrorismo.  Los venezolanos no somos asíde buenos como dijo el criminalista Manuel León. Somos una gente sumamenteaguerrida.  Este país salió a dar lalibertad a plomo limpio. Somos gente muy pasional.  Ya los escuálidos se cansaron de que losatropellaran los chavistas, y eso me preocupa muchísimo porque si esos sonchavistas de los círculos bolivarianos son desatados, los escuálidos tambiénsomos desatados.  Eso es lo que queríadecir. 

 

AymaraLorenzo      

 

Voy a hacer un esfuerzo estanoche, más que ponerme de pie aquí, para compartir mis ideas, mi posición o mi apreciaciónde la situación.  Momento muy apropiado éstepara conversar sobre estos temas.  Hetomado algunas ideas de la intervención del doctor Martinez para hacerme variaspreguntas.  Ojalá haya alguien en estasala que pueda dar una luz para encontrar el camino.

 

Existe en estos esaproporcionalidad de medios para convatir al terrorismo del que se habla, si esque hay terrorismo aquí en el país, y se supone que hay alguien que defiendenuestros derechos que es el Gobierno que representa el Estado.  Pero hay dudas sobre la posición del Gobierno.

 

El Gobierno en estos momentosrepresenta al Estado y se duda si viola o no ese estado de derecho.  Cómo orientarnos cuando nos toque esaresponsabilidad como periodistas, ante estos intentos, estos atisbos deorganización que se están reflejando en estos momentos en la sociedad civil enuna actitud que pudiera ser calificada como terrorista? Yo conversaba estamañana con un compañero periodista de Colombia. El está en Panamá ahorita. Conversábamos por el chat de Internet.  El era periodista de El Espectador y tuvo quesalir de Colombia porque lo amenazaron de muerte.  Hace cinco años que no esta en su país. Yo ledije esta mañana que estaba investigando sobre la Fuerza Bolivariana deLiberación.  Antes curioseaba sobre loque sucedía en otros países.  Ahoraparece que tengo mi propia guerrilla y mi Autodefensa Unida,  una situación que se ha puesto en el tapetepor lo del cura Calderón. Destapa la olla en enbulliición que data de 5, datade 6 data de 20 años. Es ahora cuando llega a la capital la posible existenciade movimientos subversivos como la Fuerza Bolivariana de Liberación, así mismola posible existencia de una organización de la cual se ha venido hablando enel medio fronterizo para defenderce de esos delitos que se conocen en lafrontera, porque son propios de la frontera y que hasta estos momentos no se habíanmetido aquí en la capital. Entonces yo le decía:  ya tengo mi propia guerrilla, ya tengo mipropia Autodefensa.  Bueno, ahora qué voyhacer. Cómo voy a afrontar esa nueva realidad. Primero como venezolana y después como periodista?

 

Hasta aquí la parorata, paradarle oportunidad a aquellas personas que son expertas en el área de seguridad -séque la hay muchas aquí- y pues me puedan dar una respuesta a todas lasinquietudes.

 

Pregunta del público: “¿Qué respuestate dio el periodista colombiano?”

 

Aymara Lorenzo: Me dijo qué lástimaque estemos importando nuestra porquería para tu país. Fue lo que me dijo.

 

FranciscoJavier Gorriño

 

Gracias.  Buenas noches.  Gracias a Mayorca y a Yecutieli por lainvitación.  Quería compartir una cosita.  Cuando estoy dando clases sobre algunasorganizaciones del terrorismo algunos alumnos me hacen preguntas sobre si enVenezuela esos atentados que ocurren de noche tienen alguna diferencia conalgunos temas que vemos en televisión, por supuesto por los medios decomunicación, como es el terrorismo en Medio Oriente.

 

Yo creo, lo he dicho a losalumnos y quisiera compartirlo este día con ustedes, creo que si tuviéramos esaidea sanguinaria dentro de los terroristas venezolanos es obvio esasexplosiones son atentados terroristas, si tuviéramos aquí esa crueldad y esabrutalidad como ocurre en otros lados del mundo en Venezuela no volarían esosedificios de madrugada, volarían de día y no volarían como unos de losconsulados de Colombia como unos de los resultados de la torre Teleport, queprácticamente no hubo ningún muerto -lo que hubo fue 9 heridos-.  Tendríamos en Venezuela centenares de muertos.

 

Mi preocupación me gustaríacompartirla con ustedes es que el día a día de hoy en adelante -no sabemoshasta cuándo- va a ser cada vez peor la desesperación de Hugo, la desesperaciónde la gente,  la incompetencia de lasorganizaciones de inteligencia.  Estasson las encargadas de la lucha contra el terrorismo.  Creo que podría ser peor lo que nos espera,porque la desesperación entra en esa categoría de sangrienta: ya no lo hagopara dar miedo, ya no lo hago para amedrentar, ya lo que hago es matar.  Pienso – es mi posición muy particular- quela causa obviamente en el terrorismo para que sea un acto terrorista muypublicitario tiene que haber mucha cantidad de muertos, tiene que haber muerte.

 

Los medios de comunicación enmuchas partes del mundo ayudan al terroristas. Habíamos hablado en 11 deseptiembre. Creo que tuvimos unas dos semana con todos los medios decomunicación viendo lo que pasó el 11 de septiembre.  Creo que lo único que festejaron esapublicidad que se le hizo fueron los terroristas.  Porque eso es una causa: yo lo hice, yo fui ymira lo que hice al golpear a los EE.UU. Fue una causa y lo comparto a nivel de chisme entre mis alumnos.  Un comentario personal o un poco gracioso.  Creo que en otros planetas se vio el 11 deseptiembre, si hay vida en otros planetas, por la cobertura que le dieron losmedios.  Y los terroristas hicieronfiesta.

 

Fue un éxito total, comohicieron lo que planearon, las consecuencias que hubo después a la economía.  Fue un éxito 100%:   bienplaneado, bien interesante y que nos ha hecho mucho daño al mundo.  Obviamente creo que la política americanaestá bien golpeada gracias al atentado terrorista.  Hace dos semana leí que las organizacionesturísticas americanas están muy golpeadas, porque ahorita nadie quiere viajar alos EE.UU. Entonces creo que los medios de comunicación colaboran con el terrorista.

 

De una vez llamo para darle lapalabra a otro experto.  Espero que lo
sterroristas aprendices que tenemos no aprendan más de otras organizaciones deafuera, no sean sanguinarios, y que las instituciones de inteligencia hagan sutrabajo realmente. Salgan con toda la fortaleza, con toda su fuerza, con todosu presupuesto a combatir a estos terroristas.

 

JavierIgnacio Mayorca

 

Lo que ha dicho el profesor Gorriñome ha hecho recordar una afirmación de uno de los asesores del gobierno de EstadosUnidos Brian Jenkins, quien además es una persona que viene estudiando elterrorismo hace aproximadamente 25 años. No es textual lo que le voy a decir, pero él señalaba que el terrorismopide más terrorismo. Es decir, empieza con un grado determinado de violencia ypor su propia dinámica esa violencia se va incrementando.  Porque de otra manera no logra su cometido:   enprimer lugar, captar la atención de la gente, y en segundo lugar propiciar oincidir sobre las decisiones de los estados y de los grupos que están en losestados.

 

Esto es muy importante que lotengamos en cuenta en la situación actual. Hemos visto que tenemos una especie de terrorismo que podremos mencionaro calificar de silencioso, pues a pesar de que se expresa con bombas esasbombas no tienen muertos sino heridos, personas que iban transitando en esemomento por la calle de manera casual.  Setrata de hechos muy bien planificados.  Aparentementela escena del suceso está sentada en un momento determinado para que se dé laexplosión.  Pero no podemos garantizarque eso continúe siendo así. Desgraciadamente en la medida en que estas cosas vayan ocurriendo y sevayan reproduciendo pronto las veremos al atardecer, quizá las veremos almediodía y quizás mañana las tendremos en el centro de Caracas a pleno sol.

 

GeneralFerrero Tamayo

 

Voy a insistir en ciertasideas, muy mías por supuesto, al servicio de todos ustedes para criticarlas.  No es muy probable que entre las cosas que yovoy a decir hayan estupideces, como le puede ocurrir a uno cuando se aventuraen estos temas.  Pero yo he pensado en losiguiente: hay que cuidarse de las mentiras del terrorismo.  Y cuando hablo de las mentiras del terrorismome voy a referir a dos cosas.  El valorde combatientes enfurecidos que tienen los círculos bolivarianos no reside enel corazón sino en el bolsillo y en el estómago.  Cuando se corte el cordón umbilical que uneel estómago de esos señores con el Gobierno, cosa que puede suceder encualquier momento, el espíritu que le atribuimos a esos corazones va a pasar avaler muy poco.

 

Algunos van a combatir porquele pagan y los otros porque no quieren dejar de cobrar lo que están cobrandoactualmente.  Cuando a una persona lepagan lo que están cobrando esos señores que están arriba montados en el corotouno es capaz, no de pelear porque generalmente los tipos son cobardes, es capazde buscar el instrumentos de hacer daño sobre todo que lo hagan otros porqueellos son incapaces.  Hay que evitar queesas dos mentiras nos debiliten porque si usted analiza con un poquito deconciencia no hay razón en las escaladas.

 

FranciscoJavier Gorriño

 

He dicho:  en terrorismo con bombas tenemos muy pocaexperiencia.  ¿Por qué? Porque no hahabido en la época contemporáneo ningún caso de terrorista que haya sidoesclarecido. Vamos a recordar. Cuando Rómulo Bentacurt, año 60, teníamos muypoca experiencia en la Policia Judicial que había nacido en el 58.  Pero fue totalmente esclarecido el caso.  El segundo está en el libro del comisarioMármol.  El diputado que le mandó a suesposa una virgen. Quedó totalmente esclarecido.  Después, dos grande grupos de casos: el delos explosivos de Ramiro Hellmeyer fue totalmente esclarecido. El de lossobres-bomba también. O sea, hemos sido hasta hoy día una nación que da ejemplo,porque tenemos poco terrorismo y poca impunidad en el terrorismo.  Ojalá sigamos así.  Yo tengo mis dudas, pero ojalá sigamos así.

 

Nosotros podemos dar ejemploal mundo entero.  No creo que haya otranación en el mundo que haya gozado de tanta tranquilidad en materia deterrorismo. Gozamos de esa ausencia de terrorismo porque lo combatimos y no hahabido impunidad.  Pero también hay otracosa que nos llama la atención.  A mí nome gusta cuando se está realizando una investigación adelantarme a losresultados.  Me llamo mucho la atenciónalgo que dijo la periodista Berenice Gómez, que de repente el cura Calderón sevolvió loco y se mandó a secuestrar.  Enaquellos atentados con explosivos, hasta que se aclarecieron hubo muchashipótesis.   Quién iba a pensar cuando lo del carro bombadel CCCT que todo lo que se perseguía allí era cuestiones de bolsa devalores.  Creo que por la mente de nadiepasó eso.  Después que se esclareció esque la gente se dio cuenta de lo que sucedió. Ahorita hay que esperar. Ojalá salga la investigación. De repentepodemos llevarnos la sorpresa de los 4 grandes grupos de atentados deexplosivos que han ocurrido en Venezuela, y ojalá se esclarezca porque si novamos a tener una escalada.  Los casos demás alta impunidad son los de más alta reincidencia. Gracias.

 

JavierIgnacio Mayorca

 

Continuando en esa línea, quizás el doctorMármol pueda hacernos un aporte. Diera la impresión de que hubiera actualmenteuna especie de batiburrillo de policías haciendo investigaciones de casos sobreterroristas.  Un poco lo que se planteócon el tema de los sobres bombas. Cuando inicialmente la DISIP colectaba lossobres y en ciertas forma era inevitable para ellos manipular la evidencia.  Pero en ese manipuleo también alteraban estaevidencia aplicando pruebas como la de el negro humo etc., cosas para lascuales no estaban preparados. Actualmente uno está viendo que el procedimiento entre comillas “habitual”es que cuando se plantea un escenario de posibles bombas, o cuando ya la bombaha sido activada, las policias municipales hacen un intento de acordonar lazona.  Pero llegan los bomberos, entran,salen, apagan, mueven, y después llega la DISIP y colecta lo que puede.  Pero el organismo llamado a hacer estasinvestigaciones es la DISIP o es el CICPC? Cuál es el organismo que tiene unacualidad constitucional para hacer este tipo de pesquisa, es la DISIP o es laantigua PTJ? Entonces qué consecuencia va a tener esto que se está haciendoahorita con respecto al Caracas Teleport, con respecto a la Oficina Técnica deCooperación Española, con respecto a la bomba que fue accionada junto a laresidencia del gobernador Enrique Mendoza y con respecto a las que vendrán? Vaa seguir la DISIP metiéndose allí a cuenta de que supuestamente gozan delconocimiento para levantar en este tipo de casos los explosivos que allí puedanestar?  Si entonces es la PTJ la que va acaer con el peso de las investigaciones, cómo va a subir esto a la Fiscalía? Porqué la Fiscalía no controla los casos desde que se inician?

 

FermínMármol León

 

Lo que pasa es que nosotrosestamos cargando el sistema. Es decir, el Gobierno de turn
o está cambiando elsistema.

 

Normalmente este tipo desituaciones le corresponde a la Policia Técnica y Científica llámese PTJ o elnombre que se le quiera dar.  Lo queocurre es cuando la policía se manipula políticamente y quienes dirigen lapolicía se maneja como un velero, cuando reciben quizá una brisa fuerte lascosas funcionan mal.  Yo soy fundador dePTJ del año 58.  Nos tocaroninvestigaciones mucho más difíciles. Javier (Gorriño) entiende. Gorriño fue unhombre que trabajó muchos casos importante en la PTJ, los esclareció porque enese momento nosotros no tuvimos la presión política de un Gobierno que teordena una acción. Yo me enfrenté a organismos peores que la DISIP.

 

Entonces ese tipo deinvestigación tiene que estar dirigida por el organismo de investigacióncriminal, que tiene los recursos técnicos y científicos para esclarecerlas.  Tiene que ser una investigación con unabanico de posibilidades en materia de explosivos. ¿Quiénes manejan explosivosen Venezuela? Primera pregunta que tiene que hacer el investigador. Estaprofesión nuestra siempre la comparo con la de los periodistas porque ustedestambién son investigadores.  Este trabajonos enseña a ser lógicos, porque si tú no usas la lógica en una investigaciónno esclareces los hechos. Entonces la lógica qué te marca a tí es unainvestigación con estas características? Vamos a averiguar quiénes manejan aquídeterminados explosivos: las fuerzas armadas, perfecto.  La petrolera, las empresas que hacen cemento,por decir unas. Entonces se abre el abanico de las posibilidades deinvestigación.  ¿El mercado negro? Nosé.  Cuando nosotros decidimos resolverel caso que Javier (Gorriño) señalaba de las explosiones, todos los explosivossalieron de las fuerzas armadas. De los Uopes de la armada que usaban ese tipode explosivos reclutaron a un militar  

 

Fin de la transcripción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.