Turismo en campos de batalla

Han pasado 25años desde del cese del conflicto armado entre los EstadosUnidos de Norteamérica y el Vietcong, en Vietnam (Vietcong, fué la denominaciónnorteamericana dada a el ejército del Norte de Vietnam), la cual significó paraambos bandos un alto costo en vidas y dinero, a parte del rechazo de unasociedad (sociedad norteamericana), a una guerra que no tenía justificación.

En Vietnam handecidido no desaprovechar las 125 millas de los laberintos bajo tierra (bunkersunderground) en donde se resguardaban las tropas invisibles ó Charlie’s(Charlie nombre clave utilizado por los soldados norteamericanos paraidentificar a su enemigo), de los despiadados bombardeos con napalm (unproducto incendiario muy efectivo) y donde también se almacenaban lossuplementos de guerra, además de los túneles tipo serpiente (snaked tunnels)desde donde accedían a las bases americanas, para cometer actos terroristas quebuscaban bajar la moral del enemigo, para convertirlos en verdaderos museos,con maniquíes vestidos con uniformes del Vietcong, portando toda su parafernaliade guerra, celdas de tortura para prisioneros, salas de mapas donde sediscutían estrategias y por supuesto la infaltable tienda de souvenirs paraturistas.

Uno de los másfamosos campos de batalla fue el de Cu Chi (Cu Chi battlegrounds), en donde no sólo el visitante puedetransportarse al pasado a través de una visita guiada a los búnkers y túneles,sino también disparar rifles M-16 y AK-47 utilizados en la época, por la módicasuma de un dólar por bala.

Todo lo narrado sonará algo desagradable, pero ha generado que estoslugares se conviertan en referenciaobligada de visita para los turistas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.