Un par de ojos extra, por seguridad (8 al 14 de octubre de 2007)

Un par de ojos extra, por seguridad
Controlar accesos, prevenir emergencias, gestionar adecuadamente el clima y la iluminación de la oficina son asuntos capaces de quitar el sueño al empresario de una pyme, pues es imprescindible garantizar la fiabilidad de personas y objetos que entran y salen de sus instalaciones.
Como planteamiento inicial hay que resaltar que las herramientas que ofrece la técnica son múltiples, adaptables y escalables según la pyme a la que vayan destinadas. “En el control de acceso para la inspección de personas, los sistemas pueden detectar objetos metálicos, cerámicos o plásticos en la ropa, mediante el envío y análisis de ondas milimétricas.
Otros sistemas pasivos lo que hacen es inspeccionar la imagen en tiempo real. Una ayuda importante es la tarjeta codificada que establece las normas de acceso y las restringe a visitantes, según convenga. Cómo funcione el sistema implantado y cómo se configure, puede definirse off y on-line”, comenta Alfonso Bilbao, experto consultor independiente de Seguridad.
La variedad de la oferta comienza con lo más sencillo, el ticketing de control de accesos que conocemos vinculado, sobre todo, a parques acuáticos y temáticos. En la entrada, el visitante recibe una pulsera con un microchip n-tree con un transpondedor LEGIC, capaz de incorporar un monedero electrónico o una llave para el armario personal, gracias a su chip que también es monedero. El crédito es fiable y garantiza la compra de bebidas o servicios y el visitante paga al salir de las instalaciones.
La gestión integral de visitas se puede incorporar a la intranet, ya que las videocámaras IP pasan la información a la intranet que transmite estos datos al PC a través de un mensaje. Así, al escanearse la tarjeta de entrada del visitante, si es aceptada, se imprime su pase.
En cualquier caso, la oferta incluye desde un simple lector de acceso para puerta única, hasta un sistema Kelux de Acceso de Bodet, que puede controlar hasta 32 puertas, e incluso un sistema Dynatis, que sistematiza el acceso de hasta 200 puertas.
Otro sistema de control perimetral es la valla sensora de vibración, cable tensado y videomovimiento, para protección perimetral de alta seguridad. En estos sistemas, la parte inferior de la valla alberga sensores de vibración, mientras los cables registran cualquier cambio en su fuerza de tensión y los postes ocultan cámaras sensoras de videomovimiento que operan en un radio de 75 metros.
Para prevenir interferencias electromagnéticas, el sistema perimetral puede utilizar un sensor láser de fibra óptica, que lo hace inmune y es indetectable como elemento de seguridad. La luz del diodo láser introducida en el interior de la fibra óptica gracias a los diferentes niveles de índice entre el núcleo y el recubrimiento, rebota hasta el detector.
Por Carmen Fernández Ruiz
Publicado en www.vnunet.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.