Una aproximación al concepto de análisis de inteligencia criminal

xmlns:o=»urn:schemas-microsoft-com:office:office» xmlns=»https://www.w3.org/TR/REC-html40″>;

;

;

style=’font-family:»Times New Roman»;font-weight:normal;mso-bidi-font-weight: bold;font-style:normal;mso-bidi-font-style:italic;text-decoration:none; text-underline:none’>;La ola de delincuencia, criminalidad y violencia que actualmente azota a nuestros países en Latinoamérica, se ha convertido en el máximo desafío para las fuerzas de seguridad nacionales y provinciales. La globalización, los avances tecnológicos, la velocidad en el flujo de información interactúan en el marco de la crisis social, económica y política que vivimos en la región, influyendo excepcionalmente en la actividad delictiva.

style=’font-family:»Times New Roman»;font-weight:normal;mso-bidi-font-weight: bold;font-style:normal;mso-bidi-font-style:italic;text-decoration:none; text-underline:none’>;

style=’font-family:»Times New Roman»;font-weight:normal;mso-bidi-font-weight: bold;font-style:normal;mso-bidi-font-style:italic;text-decoration:none; text-underline:none’>;Frente a esta situación las viejas fórmulas que tiempo atrás se utilizaban para combatir estos flagelos se han vuelto obsoletas. Se necesitan soluciones creativas que se adecúen específicamente a las circunstancias que la población está atravesando.

style=’font-family:»Times New Roman»;font-weight:normal;mso-bidi-font-weight: bold;font-style:normal;mso-bidi-font-style:italic;text-decoration:none; text-underline:none’>;

style=’font-family:»Times New Roman»;font-weight:normal;mso-bidi-font-weight: bold;font-style:normal;mso-bidi-font-style:italic;text-decoration:none; text-underline:none’>;El Análisis de Inteligencia Criminal (AIC) puede llegar a ser considerado, en efecto, el punto de partida de una nueva y moderna estrategia de combate al delito, dado que su principal objetivo es la provisión on time de evaluación de información acerca de múltiples y amplios factores criminales con el objeto de prevenir y reprimir el delito.

style=’font-family:»Times New Roman»;font-weight:normal;mso-bidi-font-weight: bold;font-style:normal;mso-bidi-font-style:italic;text-decoration:none; text-underline:none’>;

style=’font-family:»Times New Roman»;font-weight:normal;mso-bidi-font-weight: bold;font-style:normal;mso-bidi-font-style:italic;text-decoration:none; text-underline:none’>;Más allá de los fines generales que persigue esta metodología, se podría definir correctamente el AIC como la combinación de técnicas tendientes al desarrollo de hipótesis, reconstrucción de perfiles y paraderos de individuos y/u organizaciones delictivas, incidentes criminales, identificación de relaciones entre diversos hechos, comprensión acerca de las prácticas de redes criminales y el análisis de los patrones de comportamiento de la actividad criminal.

style=’font-family:»Times New Roman»;font-weight:normal;mso-bidi-font-weight: bold;font-style:normal;mso-bidi-font-style:italic;text-decoration:none; text-underline:none’>;

style=’font-family:»Times New Roman»;font-weight:normal;mso-bidi-font-weight: bold;font-style:normal;mso-bidi-font-style:italic;text-decoration:none; text-underline:none’>;Asimismo, una dirección de AIC no sólo debe analizar información relacionada con el crimen sino que la inteligencia propiamente dicha debe ser el resultado de la contextualización de la información a partir del cruce con estadísticas varias, densidad demográfica, evaluación de zonas geográficas, tasa de desempleo, sistemas de comunicaciones, etc.

style=’font-family:»Times New Roman»;font-weight:normal;mso-bidi-font-weight: bold;font-style:normal;mso-bidi-font-style:italic;text-decoration:none; text-underline:none’>;

style=’font-family:»Times New Roman»;font-weight:normal;mso-bidi-font-weight: bold;font-style:normal;mso-bidi-font-style:italic;text-decoration:none; text-underline:none’>;Existen dos tipos principales de AIC: El Análisis de Inteligencia Criminal Estratégico y el Análisis de Inteligencia Criminal Operativo. Este último está orientado al cumplimiento de la ley a corto plazo como por ejemplo la resolución de un secuestro, el arresto de un delincuente o el esclarecimiento de un delito común.

style=’font-family:»Times New Roman»;font-weight:normal;mso-bidi-font-weight: bold;font-style:normal;mso-bidi-font-style:italic;text-decoration:none; text-underline:none’>;

style=’font-family:»Times New Roman»;font-weight:normal;mso-bidi-font-weight: bold;font-style:normal;mso-bidi-font-style:italic;text-decoration:none; text-underline:none’>;El AIC estratégico tiene objetivos a largo plazo y los temas con los que trata tienen mayor complejidad que el tipo anteriormente ;descrito style=’font-family:»Times New Roman»;font-weight:normal;mso-bidi-font-weight: bold;font-style:normal;mso-bidi-font-style:italic;text-decoration:none; text-underline:none’>;, como por ejemplo organizaciones criminales complejas, narcotráfico terrorismo, etc. Asimismo el AIC estratégico se encarga del establecimiento de la agenda de seguridad y del diseño de políticas de seguridad basadas en el exhaustivo análisis y las proyecciones sobre las características y tendencias observadas en la actividad criminal. ;

style=’font-family:»Times New Roman»;font-weight:normal;mso-bidi-font-weight: bold;font-style:normal;mso-bidi-font-style:italic;text-decoration:none; text-underline:none’>;El éxito del AIC tiene dos componentes elementales que valen la pena destacar: En primer término el alto nivel intelectual, de creatividad, de entrenamiento y de capacitación de los miembros de la dirección de AIC; en segundo lugar, la utilización de tecnología de avanzada.

style=’font-family:»Times New Roman»;font-weight:normal;mso-bidi-font-weight: bold;font-style:normal;mso-bidi-font-style:italic;text-decoration:none; text-underline:none’>;

style=’font-family:»Times New Roman»;font-weight:normal;mso-bidi-font-weight: bold;font-style:normal;mso-bidi-font-style:italic;text-decoration:none; text-underline:none’>;En cuanto al nivel de conocimiento de los analistas, este es un factor clave en cualquier disciplina, pero en un contexto tan complejo como el actual es indispensable que los integrantes del equipo de expertos posean la máxima calificación y capacitación permanente en las tareas a desempeñar.

style=’font-family:»Times New Roman»;font-weight:normal;mso-bidi-font-weight: bold;font-style:normal;mso-bidi-font-style:italic;text-decoration:none; text-underline:none’>;

style=’font-family:»Times New Roman»;font-weight:normal;mso-bidi-font-weight: bold;font-style:normal;mso-bidi-font-style:italic;text-decoration:none; text-underline:none’>;En relación a la implementación de equipamiento tecnológico, resulta totalmente indispensable la utilización de sistemas informáticos de análisis criminal, bases de datos, programas de automatización de tareas, software de información geográfica, programas de cruce de bases de datos e información, etc. Claro está, que la adquisición de tecnología debe ser de acuerdo a las actividades a realizar, la cantidad de información a analizar y principalmente el presupuesto que se cuenta para la implementación de la dirección de AIC.

style=’font-family:»Times New Roman»;font-weight:normal;mso-bidi-font-weight: bold;font-style:normal;mso-bidi-font-style:italic;text-decoration:none; text-underline:none’>;Si bien el Análisis de Inteligencia Criminal podría ser considerado el centro de lo que se denomina el círculo de la inteligencia, todos los esfuerzos del AIC serían en vano sin una apropiación de las actividades de recolección de información y posterior diseminación de inteligencia al nuevo sistema de AIC.

style=’font-family:»Times New Roman»;font-weight:normal;mso-bidi-font-weight: bold;font-style:normal;mso-bidi-font-style:italic;text-decoration:none; text-underline:none’>;

style=’font-family:»Times New Roman»;font-weight:normal;mso-bidi-font-weight: bold;font-style:normal;mso-bidi-font-style:italic;text-decoration:none; text-underline:none’>;En efecto, la base de esta nueva estructura no es solo la potencialización de la etapa de análisis sino el refuerzo de las capacidades y actividades de recopilación y la reformulación del caudal y del proceso por el cual la información se envía a las instancias de análisis.

style=’font-family:»Times New Roman»;font-weight:normal;mso-bidi-font-weight: bold;font-style:normal;mso-bidi-font-style:italic;text-decoration:none; text-underline:none’>;

style=’font-family:»Times New Roman»;font-weight:normal;mso-bidi-font-weight: bold;font-style:normal;mso-bidi-font-style:italic;text-decoration:none; text-underline:none’>;Es decir, cuando se menciona el refuerzo de las capacidades y actividades de recopilación se refiere a mejorar ostensiblemente la recolección de

style=’font-family:»Times New Roman»;font-weight:normal;mso-bidi-font-weight: bold;font-style:normal;mso-bidi-font-style:italic;text-decoration:none; text-underline:none’>;información ya sea por medios humanos (HUMINT), fuentes abiertas href=»#_ftn1″ name=»_ftnref1″ title=»»>;;;[1]

name=»_ftn1″ title=»»>; style=’font-family:Verdana’>;;[1]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.