La era Bonanno (7 al 14 de junio 2002)





Links de interés


El pasado 12 de mayo fue confirmada la noticia: Joseph Bonanno, jefe de una de las 24 familias que dominan la delincuencia organizada de origen italiano en Estados Unidos, había fallecido en su retiro de Arizona.

Bonanno encarna algunos de los rasgos más pintorescos y –si se quiere- románticos con que el imaginario estadounidense ha pintado a los capos del crimen en su país. Nacido en 1905 en Castellammare del Golfo, Sicilia, emigró entre los millones de italianos que buscaban un futuro mejor en la «tierra de las oportunidades». Entró ilegalmente a través de La Habana (Cuba), lugar que para ese momento era un aliviadero para la Cosa Nostra.

En una de sus biografías, Jay Robert Nash señala que para los años veintes, durante la prohibición, Bonanno recibía órdenes directas de Alphonse «Al» Capone. Ya para la década siguiente, el Hombre de Honor fungía como mentor y presentador ante la cúpula del asesino profesional Joe Valachi.

Bonanno tuvo un ascenso meteórico entre los rangos de la mafia estadounidense. Tras el asesinato de Salvatore Maranzano, en 1931, asumió el liderazgo del núcleo mafioso con influencia en todo Brooklin. Tenía apenas 26 años. Carl Sifakis, otro de sus estudiosos, observa que fue «la cabeza de familia más joven en EEUU, estaba entre los más tradicionales».

¿Qué significaba el ser tradicional para un integrante de la Cosa Nostra? En primera instancia, esto implicaba un apego draconiano a las reglas establecidas por los pioneros allá en la Sicilia natal: la «familia» es la estructura básica. Está antes y por encima de todo. En lo posible debe conservar su unidad étnica. A ella se debe absoluta lealtad.

Cada familia tiene una estructura piramidal, en la que la autoridad se ejerce a través de órdenes pero también a través de la violencia; no se debe desear ni a las hijas ni a las esposas de otros hombres de honor pertenecientes a la misma familia; el código de silencio (omertá) debe ser guardado a toda costa. La violación de esta norma se paga con la muerte.

Pero en Estados Unidos era difícil mantenerse siguiendo los cánones del Viejo Continente. Eventualmente, Bonanno abandonó la ortodoxia mafiosa y escribió un libro que multiplicó los dolores de cabeza en la instancia reguladora de la Cosa Nostra, la cúpula. En Un hombre de honor, el capo marca distancia con el principal líder de la delincuencia organizada transnacional de la época, Charles «Lucky» Luciano, al criticarlo por orientar su conducta sobre la base de «la consideración más primitiva: hacer dinero».

«Los hombres de mi Tradición siempre han considerado la riqueza como un producto colateral del poder» , sostuvo en su defensa pública, que salió a las vitrinas en 1983.

La gran lección aprendida por la delincuencia organizada fue precisamente que las luchas por el poder pueden resultar estériles y hasta contraproducentes. En realidad, las cosas parecen al revés. El poder de la mafia no es un fin en sí mismo, sino que deviene precisamente de la colosal riqueza que acumula a través de sus negocios.

Señala Jeffrey Robinson que «exactamente como las corporaciones multinacionales que ellos imitan –y en las que se han transformado- las organizaciones criminales transnacionales se dan cuenta de lo que muchos políticos nunca han entendido, que esto tiene que ver con solamente una cosa: la creación de riqueza».

Bonanno vio el ascenso y también la caída de la mafia italiana. Sobrevivió para contarlo. Pero ahora, en el nuevo siglo, la delincuencia organizada ya no les pertenece. El reinado italiano terminó. En un mundo globalizado, la mafia tiene mil caras.

Links de interés

*Semblanza de Joseph Bonanno, alias «Joe Bananas», jefe de una de las 24 familias del crimen organizado en Estados Unidos (En español).

*Página electrónica de Jerry Capeci, periodista estadounidense especializado en asuntos de la mafia. Incluye artículos sobre casos específicos, así como semblanzas y fotos de los principales casos ventilados en ese país (En inglés).

*Potal del Centro de Investigación sobre el Crimen Transnacional, una dependencia de la Universidad de Trento dedicada al estudio de las actividades de la mafia en la actualidad, con un acento en los temas sobre lavado de dinero (En inglés)


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.