Muertes de niños por disparos en EE.UU. superan a las del resto del Primer Mundo

4 de junio de 2004 – 2911 niños, niñas y adolescentes fueron muertos por armas de fuego en 2001 en los Estados Unidos – un promedio de 50 por semana. De estos, 1771, o 61% del total, fueron homicidios.
Las figuras, basadas en los datos anuales más recientes disponibles, provienen del informe anual sobre armas de fuego de la ONG con base en Washington DC Children’s Defense Fund (CDF), intitulado Protejan a la Niñez en lugar de las Armas 2004, publicado en mayo de este año. Los altos índices del informe fueron complementados por miles de accidentes relacionados a armas de fuego, estimado por la CDF de ser 4 a 5 veces mayor que el número de incidentes fatales.
El informe pone en perspectiva el efecto desproporcional de la violencia armada sobre jóvenes negros en particular. De una manera general, los jóvenes en los Estados Unidos tienen una chance en 1339 de ser victimados por armas de fuego antes de completar los 20 años. Para los jóvenes negros, sin embargo, esos números se reducen drásticamente para uno en 307, de acuerdo al reporte.
A pesar de estas estadísticas dramáticas, el informe de CDF reconoce que las muertes de jóvenes por armas de fuego han disminuido en los EEUU. Desde 1994, cuando las muertes de niños por armas de fuego llegaron a 5,700, ha sido registrada una baja de 48% en general. Dentro de esta baja, los números de jóvenes negros muertos por armas de fuego han disminuido un 55%, y el número de muertes de jóvenes blancos un 42 %.
El cuadro general
A pesar de la disminución, el índice de muertes por arma de fuego entre niños menores de 15 años es 12 veces mayor en los EEUU que la suma de otros 25 países industrializados, indica el informe.
“Los niños estadounidenses son 16 veces más propensos a ser muertos con un arma, 11 veces más a cometer suicidio con arma, y nueve veces más a morir en un accidente con arma de fuego que en otros países,” observa.
Suicidios y accidentes con armas
A pesar de que la mayoridad de muertes de niños por armas de fuego son homicidios, el informe de CDF reporta que dos de cada cinco muertes por arma de fuego son el resultado de suicidios o disparos accidentales. “Suicidios con armas de fuego resultaron en 928 muertes de niños y adolescentes – un promedio de cinco jóvenes a cada dos días,” dice el documento, agregando que “las armas son usadas en dos de cada tres suicidios juveniles y, al contrario de otros métodos, es el más común de ser fatal.”
Acceso a armas de fuego
Las armas de fuego son consideradas un factor agravante de los altos índices de violencia armada en el informe. “Así como el suicidio juvenil, la vasta mayoría de armas de fuego involucradas en disparos accidentales contra niños y adolescentes provienen del hogar de la víctima o de la casa de algún familiar, amigo, o pariente de un amigo de la víctima,” establece el documento.
El informe registró que hay 1.4 millones de casas estadounidenses con 2.6 millones de niños que tienen armas guardadas sin seguro o sin seguro y sin cargar pero con munición, lo que evidencia el peligro potencial de guardar armas en casa. “Con armas sobrepasando el número de niños y adolescentes en EEUU por casi tres a uno, muestra que nuestra nación tiene muy fácil acceso a armas,” previene el informe.
Además, un gran número de niños porta armas en la escuela y en la calle. De acuerdo a una investigación citada por el documento, casi un quinto de jóvenes de secundaria afirman haber portado un arma de fuego o blanca en los últimos 30 días.
El informe concluye recordando que un largo periodo de muertes por arma de fuego entre los jóvenes puede banalizar los datos. “La violencia armada ha cobrado casi 93,000 vidas de jóvenes en EEUU desde 1979”, dice. “Esta es una tragedia silenciosa americana – la perdida desnecesaria de jóvenes por las armas de fuego.”
Para saber más:
Lea el documento completo en PDF (en inglés).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.