Gobierno de Kirchner en crisis por inseguridad

EFE
BUENOS AIRES
La política de seguridad, uno de los asuntos que más preocupa a los argentinos, motivó la primera crisis de gabinete en los 14 meses de Néstor Kirchner como presidente, quien designó un nuevo ministro de Justicia para cerrarla.
Según confirmó ayer el jefe de Gabinete argentino, Alberto Fernández, el mandatario cesó a Gustavo Béliz y puso al frente del Ministerio de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos a Horacio Rosatti, quien se encontraba al frente de la Procuración General del Tesoro del país y jurará el lunes.
Kirchner también desplazó al secretario de Seguridad Interior, Norberto Quantín, y designó en su lugar a Alberto Iribarne.
Los cambios fueron comunicados anoche en una inesperada reunión a la que fueron convocados medios locales en la residencia presidencial de Olivos, en las afueras de Buenos Aires.
El telón de fondo de la crisis son los graves incidentes registrados el 16 de julio durante una manifestación frente a la Legislatura de la ciudad de Buenos Aires.
Sin embargo, los rumores sobre la destitución de Béliz se iniciaron después de que el hoy ya ex ministro denunciara públicamente el viernes pasado que »elementos mafiosos», según él enquistados en la policía, los servicios de inteligencia del Estado y el poder judicial, buscaban su salida del Gobierno.
»Los dichos de Béliz fueron determinantes para su final», aseguró al diario »La Nación» Fernández, quien fue el encargado de comunicarle el pedido de renuncia.
Por su parte, Béliz sostuvo a la prensa argentina que este desenlace es »el costo de decir la verdad» y meterse «con el aparato más oscuro de Argentina».
Béliz se refería a la Secretaría de Inteligencia del Estado (SIDE)», que es conducida por un allegado al presidente Kirchner, Héctor Icazuriaga, y fue criticada por no haber advertido de lo que podía pasar en la Legislatura.
Los manifestantes, entre ellos travestis y prostitutas, que protestaban por un nuevo código de convivencia en la ciudad que iba a ser aprobado por el legislativo municipal, causaron graves destrozos en el edificio sin que la policía interviniera, en razón de la política del gobierno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.