España lleva su propia custodia en juegos olímpicos

MADRID, 3 (EUROPA PRESS)
La delegación olímpica española que acudirá a los próximos Juegos de Atenas contará con un dispositivo de seguridad propio, por primera vez en su historia, al margen del ofrecido por la organización helena, según anunció el presidente del Comité Olímpico Español (COE), José María Echevarría, durante la Asamblea General de éste organismo.
Deportes como el remo, la vela o la hípica, para los que el COE alguiló apartamentos cerca de los lugares donde se desarrollen las competiciones, la Casa de España, por donde pasarán deportistas, personalidades y patrocinadores, u hoteles, donde se ubicarán a los miembros de las distintas federaciones, serán escenarios de estas medidas adicionales.
Unas medidas que únicamente serán aplicadas como explicó el máximo responsable del deporte olímpico español siempre que «los deportistas se encuentren fuera de la Villa olímpica y lejos del control de la seguridad de los propios Juegos».
Dentro de la Villa olímpica donde se encontrará la mayor parte de una delegación española que contará con cerca de 550 componentes de ellos 350 deportistas aproximadamente, lo que la convierte en la más numerosa después de los Juegos de Sydney, se «confía en la seguridad general».
«Atenas será una ciudad vigilada y segura, después de dupliar su presupuesto en matería de Seguridad en relación con Sydney», apuntó Echevarría. «No es nada más que para estar un poco más cómodos y para poder recurrir a alguien», añadió. Subrayó que el equipo adicional con el que contará los españoles «siempre trabajará de forma complementaria con los organizadores». Echevarría explicó que la decisión fue adoptada al analizar el actual panorama internacional tal y como «lo harán otras delegaciones, porque es un tema que se ha intensificado un poco más en estos Juegos. Crea inquietud».
El presidente del COE aseguró que la decisión fue adoptada después de una reunión con la secretaria de Estado para la seguridad y distintos miembros del Gobierno en donde se decidió que el contingente sea reducido, unas 8 o 10 unidades, repartidos entre miembros de los Cuerpos de Seguridad Nacional y seguridad privada.
LISSAVETZKY RATIFICA EL REFUERZO DE LA SEGURIDAD.
Un extremo que ratificó el secretario de Estado para el deporte, Jaime Lissavetzky, que certificó lo acertado de la decisión ante «la posibilidad de poder tener una mayor protección para nuestra delegación y también para los aficionados que se desplacen hasta Atenas».
«La propuesta es que al igual que otras delegaciones de otros paises es que nosotros podamos tener una seguridad adicional», subrayó el propio Lissavetzky.
Unas medidas de seguridad que no serán extensivas a la Eurocopa de Portugal, el otro gran acontecimiento deportivo del verano, ya que según señaló el secretario de Estado para el deporte en tierras lusas «los problemas no son tanto de seguridad, si no de tener un equipo suficientemente amplio para poder atender a aquellos españoles que se desplacen a Portugal.
Por ello, Lissavetzky anunció que se «reforzará la Embajada española» para una competición que arranca el próximo 12 de junio y que concluye el 4 de julio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.