CIA cambia de director

WASHINGTON (AP) — El presidente George W. Bush designará a Porter Goss, un republicano titular del Comité de Asuntos de Inteligencia de la Cámara de Representantes, como nuevo director de la CIA, dijo un importante funcionario bajo condición de anonimato.
Goss, que supuestamente trabajó en temas de América Latina para la CIA, había sido uno de los candidatos que más había sonado en los últimos días para reemplazar al ex director George Tenet, quien renunció a principios de este año tras una ola de críticas por una serie de fallas de inteligencia, como haber asegurado que Iraq tenía armas de destrucción masiva y por no haber evitado los ataques terroristas del 11 de septiembre.
El último día de Tenet al frente de la CIA fue el 11 de julio y John McLaughlin ha asumido las riendas desde entonces.
De confirmarse el nombramiento, Goss asumiría el timón de la agencia de espionaje en un momento clave, ya que recientemente la comisión que estudió los ataques del 11 de septiembre presentó una serie de recomendaciones que tendrían gran repercusión en el funcionamiento de la CIA.
Entre esas recomendaciones está la creación de un director nacional de inteligencia que supervisaría todas las otras 14 agencias de espionaje del país.
La semana pasada, Goss se pronunció al respecto señalando que «no podemos permitirnos realizar cambios ciegamente o apresuradamente».
Por otra parte, Goss llegaría a la cúspide de la CIA en medio de una creciente alerta sobre posibles ataques terroristas. La semana pasada, el gobierno advirtió que células de al Qaeda podrían atacar objetivos en Nueva York, Washington y Nueva Jersey.
Goss, nacido en Connecticut, se graduó de la universidad de Yale en 1960 y trabajó para la inteligencia del ejército y de la CIA.
Cuando ingresó en el mundo de la política, Goss tuvo que solicitar un permiso especial para revelar que estuvo asociado con asuntos de espionaje durante casi una década, al parecer en América latina y Europa. Goss jamás ha dado detalles sobre su trabajo, aunque admitió que fue destinado a Miami durante la crisis de misiles en Cuba en 1962.
Tras su experiencia en el seno de la inteligencia se fue adentrando poco a poco en la política, hasta que en 1988 consiguió una banca en la cámara de Representantes.
Durante 16 años ha estado en el Congreso, incluyendo ocho años presidiendo el Comité de Inteligencia de la cámara.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.