Tribunal guatemalteco rechazó plan de la ONU contra el crimen

CIUDAD DE GUATEMALA (Reuters) — La Suprema Corte de Guatemala rechazó un plan que habría facultado a las Naciones Unidas a investigar delitos e iniciar procesos judiciales en el deficiente sistema legal del país.
Simpatizantes de la iniciativa esperaban que el respaldo de la ONU permitiría a fiscales combatir a organizaciones criminales vinculadas con ex miembros de las fuerzas de seguridad que surgieron durante 36 años de guerra civil en Guatemala.
Las autoridades aseguran que esos grupos se han infiltrado en el sistema judicial guatemalteco, haciendo cada vez más difícil la lucha contra ellos.
«La opinión de la corte es decepcionante. Hubiéramos preferido un reporte más favorable», dijo el embajador de Estados Unidos en Guatemala, John Hamilton.
Una ola de amenazas en contra de activistas, abogados e incluso el propio presidente, Oscar Berger, ha sacudido a la empobrecida nación centroamericana.
No obstante, la propuesta de las Naciones Unidas se enfrentó a una fuerte resistencia del ala derecha de la política local y de simpatizantes de militares, quienes argumentan que la iniciativa es inconstitucional y viola la soberanía del país.
La corte argumentó que algunos fragmentos vitales de la iniciativa son anticonstitucionales y enfatizó que sólo la fiscalía local tiene el derecho de investigar los delitos.
«Haremos todo para ajustar la propuesta a las recomendaciones de la corte», dijo Mario Fuentes Destarac, el comisionado del gobierno a cargo de las reformas políticas.
Grupos de derechos humanos han dicho que esperan que el presidente guatemalteco explore vías para hacer constitucional la iniciativa, sin cambiar partes medulares.
«El compromiso del presidente con los derechos humanos está en línea», dijo Kerrie Howard, de Amnistía Internacional.
Las Naciones Unidas han estado en misión en Guatemala desde 1994, inicialmente para participar en las negociaciones de paz y después para verificar el cumplimiento de los acuerdos firmados por el gobierno y la guerrilla izquierdista en 1996.
Las Naciones Unidas han respaldado la propuesta original del gobierno para otorgarle un nuevo papel y combatir al crimen.
«Ahora depende del gobierno el tomar la decisión, si es que quieren proceder con la iniciativa», dijo Seda Pumpyanskaya, una portavoz de las Naciones Unidas en Guatemala.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.