Roban cuadro El Grito

KRISTIAN KAHRS / Associated Press
OSLO
Las famosas pinturas de Edvard Munch El Grito y Madona, fueron robadas ayer por hombres armados de un museo mientras asombrados espectadores observaban el asalto, dijo la policía noruega.
»Dos o tres hombres armados amenazaron a un empleado… para que les entregara El Grito y Madona», dijo la vocera policial Hilde Walsoe. «Nadie fue herido y los sospechosos huyeron en un Audi A6. Estamos buscándolos por todos los medios a nuestra disposición».
»Hemos hallado el vehículo que usaron para huir y varias piezas del marco», añadió.
Varios visitantes del Museo Munch se asustaron y pensaron que estaban siendo atacados por terroristas.
Uno de los ladrones »tenía puesta una máscara negra y llevaba algo que lucía como un arma de fuego», dijo la visitante Marketa Cajova. De acuerdo a la testigo, el hombre «obligó a una guardia de seguridad a acostarse en el suelo».
Un productor de la radio francesa, Francois Castang, dijo que estaba visitando el museo cuando un grupo de ladrones ingresó al sitio y se llevó varios cuadros, entre ellos El Grito, que muestra a una figura angustiada con las manos apretando su cabeza.
»Lo que resulta más extraño en ese museo es que no hay medios de protección de las pinturas, ninguna campana de alarma», dijo Castang a la radio Francia Inter.
Castang señaló que la policía llegó al sitio unos 15 minutos más tarde.
Hay cuatro versiones de El Grito. El Museo Munch tiene dos de ellas, un coleccionista privado, una tercera, y la cuarta está en la Galería Nacional de Oslo. Esa versión fue robada en febrero de 1994, pero se logró recuperarla tres meses más tarde.
»Todas ellas fueron pintadas por Munch, y todas son muy valiosas», dijo Jorunn Christoffersen, vocera del museo. «Sin embargo, es imposible vender esa pintura, o ponerle precio».
Luego del robo de 1994, la policía recuperó la obra, pintada sobre papel frágil, en un hotel en Asgardstrand, a unos 65 kilómetros al sur de Oslo. Tres noruegos fueron arrestados.
Investigadores dijeron que los ladrones intentaron cobrar al gobierno un rescate por un millón de dólares. Esa suma nunca fue pagada.
Madona es un cuadro al óleo, de 90.5 centímetros por 70.5 centímetros que Munch pintó durante los años 1894-1895.
Munch, un pintor y artista gráfico noruego, que trabajó en Alemania así como en su patria, desarrolló un estilo muy emotivo que fue de gran importancia en el desarrollo del Expresionismo en el siglo XX.
Pintó El Grito en 1893, parte de su serie Friso de Vida, en el cual los temas centrales son la enfermedad, la muerte, la angustia y el amor. Murió en 1944, a la edad de 81 años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.