Inician juicios por terrorismo en Guantánamo

Washington. En la base militar estadounidense de Guantánamo, en Cuba, y bajo estrictas medidas de seguridad, comenzaron ante una comisión militar las primeras audiencias preliminares que se siguen contra miembros de la red terrorista Al Qaida, acusados de crímenes de guerra.
Los cuatro hombres que se presentan en estas audiencias _que se realizan dos años y medio después de que fueran detenidos_ son dos yemeníes, un sudanés y el australiano David Hicks, quien se convirtió al islam, indicó DPA.
Responden ante el tribunal por presunta participación en actos terroristas. A Hicks se lo acusa de intento de asesinato de soldados de la coalición, así como de haberle proporcionado ayuda al enemigo.
En caso de ser considerados culpables, la máxima pena que podrán recibir es la cadena perpetua.
Según CNN, el primero en las audiencias fue el yemení Salim Ahmed Hamdan, de 34 años, detenido en noviembre de 2001. Trabajó varios años como conductor del líder terrorista Osama bin Laden.
Hamdan se presentó vestido de blanco, ingresó sonriente a la sala de audiencias y le estrechó la mano a su defensor. Previamente su familia indicó que en su calidad de chofer de Bin Laden, Hamdan sólo ganaba su sustento.
Las organizaciones de derechos humanos califican de injustos los procesos planeados contra Hamdan y otros 14 prisioneros ante la comisión militar, que es una forma especial de tribunal militar.
Acusan a la comisión de, entre otras faltas graves, querer emplear declaraciones que posiblemente fueron conseguidas con base en un largo período de encarcelamiento en solitario o tras un interrogatorio en el que se utilizaron métodos cuestionables.
Proceso de larga data
Historia
Las «comisiones militares» aparecieron en EEUU durante la Guerra de Independencia, cuando George Washington instituyó el primer tribunal castrense. Durante la Guerra Civil, de 1861 a 1865, Abraham Lincoln ordenó que 4.000 rebeldes sureños arrestados en el territorio del Norte quedaran sujetos a la ley marcial, amparada en la Constitución de 1787.
Antecedente
Franklin D. Roosevelt ordenó el uso de tribunales castrenses para enjuiciar a quienes entraran a EEUU con la intención de cometer sabotajes. Al final de la Segunda Guerra Mundial las fuerzas armadas estadounidenses usaron comisiones militares para el enjuiciamiento de 1.600 personas en Alemania y 1.000 en Japón por crímenes de guerra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.