Indígenas protestan en Colombia

Héctor Latorre
Colombia
Más de 40.000 indígenas iniciarán este lunes una marcha de cinco días para «denunciar y rechazar la violación sistemática de los derechos humanos y la amenaza contra la vida».
Los indígenas en Colombia han tenido que resistir las presiones de los bandos armados.
Así lo señalaron los organizadores, la Organización Nacional Indígena, ONIC, el Consejo Regional Indígena del Cauca, CRIC, y la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca, ACIN – CXAB WALA KIWE.
Este fin de semana iniciaron los preparativos para partir el lunes desde la población de Santander de Quilichao, en departamento del Cauca en el sur del país, y caminar por la carretera Panamericana hasta una de las principales ciudades del país, Cali, Valle del Cauca.
Los indígenas también marcharán para oponerse al «paquetazo de reformas constitucionales en curso en el Congreso de la República» y rechazar el tratado de libre comercio en negociación con los Estados Unidos, y el área de libre comercio de las Américas, ALCA, según un comunicado de las organizaciones indígenas.
Reunión con Uribe
El pasado viernes, el Presidente Álvaro Uribe viajó a Popayán, Cauca, para reunirse con los líderes indígenas y tratar de disuadirlos de realizar la manifestación que ellos han denominado la «Marcha de los Pueblos Indígenas y la Minga por la Vida, la Alegría, la Libertad, la Justicia y la Autonomía».
La política de lucha no violenta de comunidades como la Nasa se remonta al inicio del siglo XX.
«Nosotros no podemos impedir protestas, pero si tenemos que preservar los derechos de todos los ciudadanos, incluidos los de quienes participan en la protesta», señaló Uribe y advirtió que si hay bloqueos, «la orden que tiene la fuerza pública es despejar».
«No veo relación entre los problemas que están planteando y la marcha. Veo que la marcha lo que tiene es un objetivo político y como tal lo debían presentar, pero no montarle mentiras. Digan la verdad, digan que ustedes tienen un partido político y que quieren salir a marchar y a protestar, pero no le inventen embustes al país», enfatizó el presidente.
A pesar de las duras palabras del mandatario, las organizaciones indígenas señalaron que continuarán con sus planes y que esperan que las autoridades cumplan sus promesas y respeten su derecho de expresión.
Uribe advirtió además a los indígenas sobre posibles infiltraciones de grupos armados ilegales en la marcha, por lo que los organizadores pidieron a los asistentes colaborar para que el evento mantenga su «carácter pacífico», pues según ellos, «cualquier acción violenta comprometería la viabilidad del proceso».
Resistencia civil
Los indígenas del Cauca han alcanzado reconocimientos nacionales e internacionales por su «resistencia civil» ante los ataques de los grupos armados ilegales.
Los proyectos comunitarios han sido premiados a nivel nacional y mundial.
La semana pasada más de 250 guardias indígenas desarmados lograron que la guerrilla de las FARC liberara a dos de sus líderes que habían sido secuestrados por el grupo insurgente.
La comunidad Paéz del Cauca recibió el Premio Nacional de Paz en el año 2000 y este año, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD, la galardonó con el Premio Ecuatorial por sus logros en «convivencia, desarrollo sostenible, educación y lucha contra la pobreza», entre cerca de 600 iniciativas comunitarias de todo el mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.