Hospitalización retrasa interrogatorio a Pinochet

Associated Press
SANTIAGO
El general Augusto Pinochet, quien es investigado por la justicia por la desaparición de izquierdistas, fue internado ayer en el hospital militar por problemas respiratorios y para evaluar su diabetes, informó el centro médico.
Un comunicado precisó que Pinochet «ingresó al hospital militar de Santiago afectado de un cuadro respiratorio agudo y para evaluación de su diabetes».
La nota agregó que «permanecerá hospitalizado hasta la resolución de su cuadro respiratorio».
Pinochet, de 88 años, padece una decena de males, que incluyen una diabetes avanzada, uso de marcapasos y una demencia vascular de leve a moderada. Por ello, su residencia cuenta con habitaciones dotadas de maquinarias de salud y oxígeno.
La hospitalización de Pinochet se conoció el mismo día en que la tercera sala de la Corte de Apelaciones debía analizar una recusación contra el juez Juan Guzmán, quien investiga un caso de desaparición de opositores, y en que un aviso anónimo de bomba hizo desalojar parcialmente el edificio de los tribunales.
Pinochet debió ser interrogado a comienzos de mes por su responsabilidad en la Operación Cóndor, de exterminio de izquierdistas en el Cono Sur durante las dictaduras militares, pero un tecnicismo legal de su abogado en el tribunal postergó la diligencia y sacó momentáneamente al juez Juan Guzmán del caso.
El abogado del ex dictador, Pablo Rodríguez, acusó a Guzmán de sentir »animadversión y odio» contra Pinochet, lo que lo inhabilitaría para seguir investigando.
La corte postergó el análisis de la recusación a Guzmán hasta que estudie los expedientes de la Operación Cóndor y de la »caravana de la muerte», un juicio a Pinochet el 2001. El tribunal de alzada no tiene plazo para resolver.
Guzmán, quien enjuició a Pinochet en el 2001 y lo mantuvo con arresto domiciliario por 42 días, respondió que no siente odio por nadie porque ese sentimiento es propio «de seres inferiores».
Guzmán es reemplazado por Gabriela Pérez, quien también pidió los expedientes de la Operación Cóndor, pero no ha ordenado ninguna diligencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.