Jefe del Ejército chileno espera que Pinochet explique origen de sus cuentas

EFE
SANTIAGO DE CHILE
El comandante en jefe del Ejército chileno, el general Juan Emilio Cheyre, dijo que la investigación sobre las millonarias cuentas secretas de Augusto Pinochet en el Banco Riggs de los Estados Unidos es un asunto »absolutamente personal» del ex dictador.
»Esto es algo absolutamente personal del general Pinochet que, espero, se aclare lo antes posible en tribunales, sin prejuzgar y sin investigaciones paralelas», dijo el jefe del Ejército quien, sin embargo, admitió que el asunto le preocupa en entrevista publicada por el diario chileno El Mercurio.
»Por supuesto (preocupa). Fue algo sorpresivo, y sin duda, se llegue a lo que se llegue, incide en la opinión pública», añadió Cheyre, quien desechó que este caso haya afectado la imagen de esa rama castrense al ser interrogado al respecto.
»No. En absoluto, porque la gente distingue perfectamente lo que es personal de lo que no lo es y porque supongo que la gente ha aprendido a no prejuzgar. Se forma opinión, pero al Ejército no lo afecta», dijo.
Un juez chileno indaga el origen de cuentas secretas en el Riggs Bank de EEUU a nombre de Pinochet y su familia, con giros por entre cuatro y ocho millones de dólares, descubiertas en julio pasado por una investigación del Senado de ese país, revelación que ha causado conmoción en Chile.
Desde que estalló el caso, tanto el Ejército como los políticos de derecha que apoyaron a la dictadura tomaron distancia del ex dictador de 88 años.
Preguntado si es posible que un militar llegue a acumular esas cifras, Cheyre afirmó que »todo está en manos de la Justicia» y agregó que no tiene ningún tipo de información sobre estos dineros.
»Yo, como tema personal, no tengo ningún vínculo ni información al respecto. Lo que sí, entregamos al juez Sergio Muñoz cada uno de los requerimientos que nos hace», subrayó y añadió que en el caso de las cuentas del Riggs «también se ha entregado todo lo requerido».
Según Cheyre, del supuesto caso de corrupción que afecta a Pinochet, que arriesga un proceso por enriquecimiento ilícito y evasión de impuestos, en el Ejército no se habla.
«Se toma como un tema personal, que no se habla».
Emplazan a políticos
Los jefes de las fuerzas armadas denunciaron ayer que la deuda de los políticos con los militares »no está saldada», en alusión a que muchos uniformados siguen sometidos a procesos por violaciones a los derechos humanos tras el golpe de 1973.
La queja fue planteada por el comandante en jefe del ejército, general Juan Emilio Cheyre, en el Día de las Glorias del Ejército, en una extensa entrevista con el diario El Mercurio.
Sus colegas de la armada, la fuerza aérea y la policía, lo respaldaron públicamente después que lo saludaron en el edificio institucional con ocasión del festejo.
Cheyre dijo al diario que con el tiempo «aquéllos que provocaron las condiciones para el colapso de la democracia, los que instigaron a laacción de las fuerzas armadas… se han reconvertido. Al ejército no le ha sido posible (y) eso hace que algunos de sus miembros miren el futuro con distintos grados de frustración».
Esa reconversión no se ha producido, según Cheyre, porque muchos militares, algunos activos y la mayoría retirados, siguen sometidos a largos procesos por las violaciones a los derechos humanos cometidas durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-90).
Agregó que las únicas víctimas que siguen sin reconvertirse son los familiares de las víctimas y los militares. «Realmente son víctimas y victimizar a tanta gente después de 31 años, y que sean las únicas víctimas –junto a los familiares de los detenidos desaparecidos– es triste».
»La deuda de los políticos con los militares no está saldada», aseguró Cheyre.
El comandante en jefe de la armada, almirante Miguel Angel Vergara, coincidió con Cheyre y recordó que al golpe militar se llegó tras una profunda crisis institucional y política.
Fue irónico al señalar que «mirando las cosas para atrás parece que estaban encumbrando volantines o jugando a las bolitas (canicas), todo el mundo, menos las fuerzas armas. Entonces los culpables somos nosotros».
Enfatizó que »todos tenemos responsabilidades directas o indirectas, de centro o de izquierda y de derecha» .
»Ahora 30 años después, los únicos responsables somos las fuerzas armadas y eso es injusto», añadió Vergara.
El comandante en jefe de la fuerza aérea, general Osvaldo Sarabia, discrepó al señalar que «creo que ha ido asumiendo todo el mundo sus responsabilidades en la medida que ha ido pasando el tiempo».
El jefe de la policía, general Alberto Cienfuegos, dijo que toda la sociedad chilena de los 70 fue sobrepasada y que las fuerzas armadas y la policía fueron usadas para resolver los problemas y que tras el golpe, vinieron los «atropellos a los derechos humanos, a las vidas de las personas».
La ministra de Defensa, Michelle Bachelet, dijo que comprendía que Cheyre desearía dejar a su sucesor una institución «con una situación que hubiera avanzado con más rapidez, pero dentro del marco de la justicia».
Según Cheyre, los tribunales han enviado 1,455 citaciones a uniformados, y 156 están siendo juzgados en otros 384 procesos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.