Linchan a ladrón de ganado en Perú

Associated Press
LIMA – El cabecilla de una banda de abigeos fue capturado por campesinos que lo apalearon hasta dejarlo moribundo, tras lo cual lo ataron a un poste, rociaron con gasolina y prendieron fuego hasta causarle la muerte, informó el miércoles la policía.
Indicó que los hechos ocurrieron el sábado en la comunidad de Casana Grande, región de Puno fronteriza con Bolivia, a 840 kilómetros al sudeste de Lima.
La policía de Azángaro informó a la AP que según familiares de la víctima unos ochenta campesinos armados con palos, herramientas de labranza y portando un recipiente con gasolina irrumpieron en la casa de Pascual Mendoza Calla, de 45 años, aprehendiéndolo y golpeándolo hasta dejarlo moribundo.
La víctima, a quienes los agresores acusaron de ser el cabecilla de una banda que les robaba su ganado ovino, vacuno y camélidos, en estado moribundo fue sacada de su casa y llevada a un descampado donde una vez atado a un poste fue rociado con gasolina y quemado hasta morir, según el informante.
La policía dijo que un Fiscal de Azángaro, Alfredo Quispe Taype, acompañado por un contingente policial acudió al lugar de los hechos con el fin de realizar las diligencias de rigor, y ordenar el levantamiento del cadáver, pero no tuvo éxito debido a que fueron impedidos de ingresar a la comunidad por unos mil campesinos armados con palos y otros objetos.
Según la policía, de acuerdo con las primeras investigaciones, los restos calcinados de la víctima han desaparecido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.