Rodríguez y Aznar sí serán interrogados

PALOMA DÍAZ
El presidente de la comisión, Paulino Rivero. (EFE)
A D E M Á S …
Comparecencias en la comisión.
El minuto de oro, por Manuel Cerdán
NOTICIAS RELACIONADAS
MADRID.- La comisión del 11-M comenzará la segunda ronda de interrogatorios el próximo día 15 de octubre. La fecha concreta de la comparecencia del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y de su predecesor en el cargo, José María Aznar se determinará en función de sus respectivas agendas, pero ambas se producirán a partir del día 21 y, previsiblemente, con una semana de diferencia. La última persona en comparecer será una representante de las víctimas.
Los comisionados han reiniciado a las 9.15 de la mañana sus trabajos de investigación sobre los brutales atentados del 11-M. En la agenda, como primer punto, la votación de la comparecencia del jefe del Ejecutivo, que finalmente ha obtenido luz verde.
Su intervención ha sido respaldada por PSOE, PP e Izquierda Verde mientras que PNV, ERC y Grupo Mixto han votado en contra. CiU ha decidido abstenerse.
Tanto el PSOE como el PP o IU ya había anunciado que votarían a favor de la comparecencia de Zapatero, que solicitó ayer acudir a la comisión. Cuesta ha transmitido la intención de su grupo de «atender los deseos del presidente». Por su parte, el líder de IU, Gaspar Llamazares, ha mostrado su confianza en que la intervención de Zapatero, que «prestigia» a la comisión, aporte «algo novedoso».
La opinión de ERC es radicalmente distinta. Su portavoz, Joan Puig considera que la presencia de jefe del Ejecutivo ‘distorsiona’ la comisión.
El resto de los grupos parlamentarios considera ‘innecesaria’ la comparecencia de Zapatero. Emilio Olabarría, del PNV, ha explicado que su grupo ha rechazado esta comparecencia con la «pretensión de defender la dignidad de la comisión, que se está prostituyendo». En el misma línea se ha manifestado Jordi Jané (CiU), quien advierte que «la comisión ha perdido el rumbo». El portavoz del grupo en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida, considera que «Zapatero no va a aportar nada nuevo» y que lo importante es que se acabe cuanto antes la comisión». «Esto es un cachondeo», lamenta por su parte el portavoz del Grupo Mixto, José Antonio Labordeta.
Calendario de comparecencias
En su última reunión del pasado 15 de septiembre, los comisionados acordaron incluso una secuencia para esas comparecencias. El orden acordado hoy es prácticamente el mismo.
El día 15 abrirá las declaraciones el catedrático alemán experto en terrorismo islamista Peter Wallman (9h.). En esa primera jornada de interrogatorios también están citados el jefe de la Comandancia de la Guardia Civil en Asturias, Fernando Aldea Juan (11h.); Pedro Laguna Palacios, general de la Guardia Civil y ex responsable de la Benemérita en Asturias (13h.); el jefe superior de Policía de Asturias, Juan Carretero (16h.), el fiscal jefe de esta comunidad, Gerardo Herrero (18h.).
El martes 19 acudirán a la comisión el jefe de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado de la Policía (UDYCO) en Madrid (9h.) y el responsable del Servicio de Intervención de Armas y Explosivos de la Guardia Civil, coronel Bayona Pérez (11.30h.).
El día 21 de octubre será interrogado el número dos de la Unidad Central de Información Exterior de la Policía (UCIE), Rafael Gómez Menor (16h.) y uno de los cuatro traductores de los sospechosos interrogados tras los atentados (18.30h.). El nombre está aún por determinar.
A partir de ese día comparecerán, en el siguiente orden, el responsable de la UE para la lucha contra el terrorismo, Gys de Vries; el ex secretario de Estado de Seguridad Ignacio Astarloa; el ex jefe del Ejecutivo José María Aznar, el comisario europeo de Justicia e Interior, Antonio Vitorino; el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero y Clara Escribano, presidenta de la asociación de víctimas de los atentados de Madrid.
La comisión ha delegado en su presidente, Paulino Rivero, para ponga fecha a estas comparecencias en función de las agendas de los citados, pero siempre respetando el orden establecido. Según sus cálculos, la tanda de comparecencias no debería ir más allá del 17 de noviembre.
Una semana entre Aznar y Zapatero
Aunque no se ha hablado de un posible formato especial para las comparecencias de Aznar y de Zapatero, sí se ha acordado que cada uno de ellos acuda al Congreso en un día reservado íntegramente para ellos, sin interferir con sesiones plenarias ni con otras comparecencias. En el caso del presidente del Gobierno, la fecha más idónea será un lunes, ya que los viernes hay Consejo de Ministros. Según ha señalado Gaspar Llamazares, portavoz de IU, la intención es que entre ambas comparecencias transcurra una semana para evitar el ‘pugilato’.
El orden de las intervenciones de Aznar y Zapatero ha provocado fuertes discrepancias entre PSOE y PP. El portavoz ‘popular’, Eduardo Zaplana’ ha acusado a los socialistas de pretender «agrupar la intervención de Aznar con otras y de tratar de separarla de la de Zapatero». Finalmente, se ha introducido sólo un compareciente entre el jefe del Ejecutivo y su predecesor, una propuesta del PSOE que ha salido adelante gracias a su mayoría parlamentaria. Al PSOE, señala Zaplana, «le han entrado las prisas para que la comisión acabe de la forma más disimulada posible».
Documentación secreta
Los comisionados han decidido celebrar una sesión secreta el próximo día 14 de octubre para revisar la documentación que el Gobierno ha venido enviando al Parlamento en respuesta a las peticiones de la comisión, así como para que busquen la fecha y la fórmula para que puedan estudiar los informes que el Ejecutivo ha advertido que sólo podrá poner a su disposición en sesión secreta.
Por otro lado, los grupos parlamentarios acordaron que la comparecencia del ministro del Interior, José Antonio Alonso, tendrá lugar en la comisión del mismo nombre, como así había pedido por escrito el PP, que hoy reclamó ubicarla en los trabajos de la comisión investigadora dado que se refiere a asuntos relativos al 11-M. Alonso ya acudió a la comisión del 11-M el pasado mes de julio.
Igualmente, y ante la nueva petición del confidente Rafa Zouhier de comparecer en persona ante la comisión, rechazando de antemano la posibilidad de declarar por escrito o desde la cárcel, la comisión ha optado por someter esta cuestión nuevamente a votación, y otra vez se rechazó la pretensión del presunto delincuente.
La comisión tiene en su seno un informe de los servicios jurídicos advirtiendo de que, en casos de imputados, el derecho a no decir nada que pueda agravar su situación ante la Justicia prevalece al deber de contar la verdad ante una comisión de investigación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.