Identificado el "cerebro" del 11-M

El Centro Nacional de Inteligencia (CNI) de España identificó los restos de Allekema Lamari, considerado el «cerebro» de los atentados del 11 de marzo en Madrid.
Lamari y otros seis integrantes de su grupo se inmolaron con explosivos poco después de los atentados cuando la policía intentaba entrar al apartamento donde se escondían.
El de Lamari era el único cuerpo que no había podido ser identificado hasta ahora.
Efectivos del CNI viajaron hasta Argelia para tomar muestras de saliva de los padres de Lamari y compararlas con el ADN del sospechoso.
Las autoridades españolas dicen que la coincidencia entre las pruebas tiene «margen de error cero». Es decir, que no tienen dudas de que los restos son los de Lamari.
Media condena
El 11 de marzo murieron 191 personas y decenas resultaron heridas.
Lamari había sido detenido en 1997 en la ciudad de Valencia, por su supuesta pertenencia a una célula del Grupo Armado Islámico (GIA).
En junio de 2001 fue condenado a 14 años de prisión. La condena sería luego rebajada a nueve años, de los cuales solo pasó cinco en la cárcel, de donde salió en junio de 2002.
Los delitos que llevaron a Lamari a la cárcel incluían pertenecía a banda armada, tenencia ilícita de armas y tenencia ilícita de útiles para la falsificación de documentos.
Un informe que estudia la comisión parlamentaria que investiga los atentados señala que ya en 1997 Lamari le había dicho a algunos de sus compañeros de prisión que pensaba cometer un atentado en España.
La identificación de Lamari les permitió a las autoridades españolas completar la lista de los sospechosos de los atentados del 11 de marzo, en los que murieron 191 personas y cientos resultaron heridas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.