Investigan desacato de tropas de EE.UU. en Irak

El ejército de Estados Unidos confirmó que está investigando la imputación de que varios miembros de una unidad de reserva estadounidense en Irak se negaron a cumplir órdenes.
Las caravanas estadounidenses son blancos frecuentes de ataques.
La unidad era responsable del transporte de alimentos, agua y combustibles para las fuerzas de ocupación, indicó un alto oficial estadounidense.
Hasta 19 soldados de una base situada cerca de Tali, en el sur de Irak, se habrían negado a tomar parte en un convoy.
Según informes, algunos familiares de los reservistas han dicho en EE.UU. que los soldados consideraron que la misión era demasiado peligrosa.
Algunas fuentes aseguran que los «rebeldes» indicaron que sus vehículos estaban en malas condiciones y que no tenían una escolta armada adecuada.
«Hecho aislado»
El oficial estadounidense señaló que la unidad involucrada sólo había recibido la orden de ejecutar una operación de rutina y definió el incidente como «un hecho aislado».
El corresponsal de la BBC en el Pentágono Nick Childs indicó que las caravanas estadounidenses son blancos frecuentes de ataques de insurgentes iraquíes, pero también son vitales para el trabajo de las fuerzas lideradas por EE.UU.
Por lo tanto, es muy probable que el incumplimiento de la disciplina militar sea tomado con seriedad, afirmó Childs.
La información sobre la negativa de la unidad de reserva se conoce en momentos en que el gobierno británico estudia la posibilidad de enviar tropas para reforzar a Estados Unidos en las áreas más volátiles de Irak.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.