Confidente marroquí develó planes de nuevo ataque en Madrid

ELMUNDO.ES | AGENCIAS
NOTICIAS RELACIONADAS
MADRID | MELBOURNE.- La Policía de Australia investiga, a petición de España, a una persona presuntamente vinculada con la red de activistas islamistas desarticulada en varias ciudades españolas. Este grupo pretendía volar la Audiencia Nacional con un camión cargado con 500 kilos de explosivos. Ayer, varios agentes interrogaron a diez integristas en siete cárceles españolas presuntamente vinculados a esta célula.
El Ministerio de Interior informó ayer de que el comando desarticulado tenía contactos con otros activistas de distintos países europeos, Estados Unidos y Australia. Este último país ya ha comenzado a investigar, a requerimiento de España, a una persona presuntamente vinculada con los detenidos.
El director de la policía australiana, Mick Keelty, declaró a la radio australiana ABC que tienen la identidad y que en este momento intentan aclarar si se trata realmente de un australiano o de alguien que ha estado en Australia.
Las autoridades australianas investigan llamadas teléfonicas a números de Sydney y Melbourne realizadas presuntamente por los activistas detenidos en España en los últimos dos meses, según informa la página digital de The Daily Telegrafh en Sydney.
Atentado contra la Audiencia
La policía inició el lunes una operación en la que se detuvo a ocho presuntos terroristas. Cuatro de los activistas fueron detenidos en Almería. Se trata de Ismail (Smail) Latrech, argelino, que fue capturado en El Ejido; Mourad Yala, ‘Abu Anas’, también argelino, en Cabañuelas; un indocumentado conocido como ‘Mehdí’, al parecer también argelino, en la misma localidad de Cabañuelas; y Magid Mchmacha, marroquí, en Almería capital.
Además, se detuvo a Alí Omar, ‘Jelloul’, en Gandía (Valencia); al argelino Djamel Merabet en Málaga; y a Ahmed Mohamed Ahmed, natural de Ceuta, en Madrid. El octavo detenido es Majad Sahouane, alias ‘Abderrahman’, quien regentaba un locutorio en Pamplona.
La intención del comando era hacer estallar un camión cargado con al menos 500 kilos de explosivos en las sedes de la Audiencia Nacional u algún otro órgano judicial en Madrid. De hecho, el confidente marroquí cuyos testimonios dieron origen a la operación policial, asegura que los jueces Juan del Olmo y Baltasar Garzón estaban en el punto de mira del grupo radical, según informa EL MUNDO.
Este informador, que ha colaborado también con los servicios secretos marroquíes, facilitó datos detallados en julio, fecha en la que la policía informó de estos extremos a Garzón, quien abrió sumario.
Este imam y confidente señaló que Mohamed Achraf, detenido en Suiza hace un mes y considerado por la policía el jefe de esta célula, le contó que había coincidido con uno de los etarras que intentó asesinar al Rey en el interés de ambos en matar a los jueces Garzón y Del Olmo, según informa EL MUNDO.
En los diversos registros, la Policía ha requisado un ‘manual para el martirio’ documentación, ordenadores, una impresora, útiles de falsificación, correspondencia, móviles, CDs y anotaciones de teléfonos, pero no ha hallado armas, ni ningún tipo de material explosivo.
Registros en celdas
En el marco de la operación en España, ayer, los agentes, a propuesta del fiscal que lleva el caso, Pedro Rubira, interrogaron en prisión a diez islamistas vinculados con el grupo, dada la complejidad que supone sacarlos de los centros al estar internos por varios delitos comunes y por orden de distintos juzgados.
Uno de los integristas islámicos que cumplen condena en prisión a los que la Policía ha detenido a lo largo del día es Said Afis, recluido en la cárcel de Topas (Salamanca), según informaron fuentes de la lucha antiterrorista citadas por Europa Press.
Los agentes desplazados a Topas, que portaban una orden de detención firmada por el juez Baltasar Garzón, registraron la celda de Afis.
En la prisión coruñesa de Teixeiro la Policía Judicial ha interrogado a Gerard Harid, quien hoy será trasladado a Madrid para pasar a disposición de la Audiencia Nacional.
Mientras, en la prisión de A Lama (A Coruña), un total de doce agentes han llevado a cabo una actuación similar en las celdas de Baldomero Lara Sánchez y Aisa Kaddour. También se han producido interrogatorios en las prisiones de Lugo-Bonxe (Lugo), Zuera (Zaragoza), Puerto de Santa María (Cádiz) y Villabona (Asturias).
Según ha trascendido hoy, el interno del centro penitenciario de Zuera (Zaragoza) fue patrón de una patera, según fuentes próximas a la investigación.
Con las ocho detenciones la Policía Nacional dio por desarticulada la célula islamista, aunque la operación sigue abierta y no se descartan más detenciones. El juez Garzón comenzará el jueves a tomar declaración a los ocho detenidos, pero si la Policía solicita una prórroga, las declaraciones comenzarán el viernes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.