Se alzaron policías de Anzoátegui, Venezuela

Jenny Oropeza B.
Unos 80 funcionarios de la Policía de Anzoátegui, quienes desde las 4:00 de la madrugada de este lunes, protestaron ante supuestas demandas laborales a la gobernación, irrumpieron en la residencia del gobernador de Anzoátegui, David de Lima, quien acusó al candidato oficialista a la gobernación, Tarek William Saad, de manipular a los efectivos.
Los uniformados exigieron la renuncia del comandante de la policía de Anzoétegui, coronel José Alberto Morales Morales, incluso con disparos al aire, llegaron a desalojar de la sede del organismo policial a sus superiores entre ellos al jefe de operaciones Francisco Ortiz. Anunciaron que emprenderán nuevas acciones de protestas durante la semana de no cancelar el pago que exigen.
Las instalaciones de la comandancia general ubicada en el denominado crucero, el cual comunica a tres municipios Barcelona, Puerto La Cruz y Lechería, estuvo paralizado por lo que transeúntes y conductores, se armaron de paciencia, allí los efectivos exigían la cancelación de los 110 días que le corresponde por ley; y no los 45 que sólo se les cancelarán, según declaraciones del gobernador de la entidad, lo que originó el malestar.
Por su parte el gobernador De Lima dijo, la protesta de los funcionarios policiales tiene motivaciones políticas y no laborales. «Esta gente allanó mi casa, brincaron por la cerca, se metieron estando mis hijos de 9 y 13 años y se llevaron presos a mi chofer y mi escolta; se llevaron las llaves de los carros, amedrentaron psicológicamente a todos los que estaban en mi casa», denunció.
Aseguró De Lima, que en conversación con el comisario Carlos Fica, uno de los líderes de la protesta, éste último le habría dicho que no dialogaría con De Lima por haber «traicionado al comandante Hugo Chávez Frías y esta es una tropa revolucionaria», refirió el mandatario regional.
Pero Tarek William Saad, le salió al paso a las acusaciones «todo el mundo sabe que De Lima es el gobernador más corrupto en la historia, hasta el punto que se retiró, dice a sus amigos que se irá a España, porque sabe que viene una investigación y él está preparando su huida y le da su estocada al policía, al maestro y a todo el personal que depende de la gobernación», dijo.
Pero Anzoátegui no es la única región con conflicto en los cuerpos policiales. En Apure unos setenta funcionarios del destacamento número uno de la Policía tomaron la sede del cuerpo como protesta por deudas laborales, según informó Carlos Chapola, secretario de la gobernación, quien considera que la acción es de tipo política, pues sólo faltan pocos días para las elecciones y no existe nada que reclamar a nivel laboral.
El gobierno regional asegura que no tienen ningún compromiso laboral pendiente con estos trabajadores. «No tienen reclamación laboral que hacer, es una intervención política», expresó al asegurar que los manifestantes son partidarios del oficialismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.