Site "Recompensas por justicia"

El Programa de Recompensas para la Justicia es uno de los medios más valiosos del Gobierno de los Estados Unidos en la lucha contra el terrorismo internacional. El Programa, establecido en virtud de la Ley de 1984 para Combatir el Terrorismo, Ley Pública 98-533, es administrado por la Oficina de Seguridad Diplomática del Departamento de Estado.
Conforme a este Programa, el Secretario de Estado puede ofrecer recompensas hasta de US$5 millones por información que impida o resuelva favorablemente actos de terrorismo internacional contra ciudadanos o bienes estadounidenses en todo el mundo. Las recompensas también se pueden pagar por información que dé lugar al arresto o la condena de terroristas que traten de cometer dichos actos o los cometan, o conspiren, ayuden y confabulen para cometerlos.
La Ley de Defensa de la Patria, promulgada por los EE.UU. en octubre de 2001, autoriza al Secretario de Estado a pagar recompensas por más de US$5 millones si él considera que una suma mayor es necesaria para combatir el terrorismo o defender a los Estados Unidos contra actos de terrorismo. El Secretario Powell ha autorizado una recompensa que asciende hasta $25 millones por información que dé lugar a la captura de Osama Bin Laden y otros dirigentes principales de Al-Qaida.
El Programa de Recompensas para la Justicia ha tenido éxito. En los últimos siete años, los Estados Unidos han pagado más de US$57 millones a 29 personas que proporcionaron información fidedigna que permitió el encarcelamiento de terroristas o impidió la comisión de actos de terrorismo internacional en todo el mundo. El Programa desempeñó un papel importante en el arresto del terrorista internacional Ramzi Yousef, quien fue condenado por el ataque con explosivos contra el World Trade Center en 1993.
——————————————————————————–
ALIANZA PUBLICA-PRIVADA En 1990, el Departamento de Estado forjó una singular alianza pública-privada con la Air Transport Association of America (Asociación Estadounidense de Transporte Aéreo) y la Air Line Pilots Association International (Asociación Internacional de Pilotos de Aerolíneas), conforme a la cual cada organización se comprometió a conceder hasta $1 millón para complementar las recompensas pagadas por el Gobierno de los EE.UU. por información que impida la comisión de un acto de terrorismo internacional contra la aviación civil estadounidense o conduzca al arresto y la condena de toda persona que hubiese cometido dicho acto. La oferta en pie del Gobierno de los EE.UU. por una cantidad máxima de $5 millones se aplica en todos los casos que no cubre el acuerdo de asociación.
Podemos darle 5 millones de razones para detener el terrorismo.
——————————————————————————–
COMITE DE RECOMPENSAS INTERINSTITUCIONAL El director del Servicio de Seguridad Diplomática, o su representante, preside un comité interinstitucional que identifica a los candidatos a una recompensa y luego recomienda las recompensas al Secretario de Estado. Este comité sirve de foro para debatir los muchos aspectos del Programa. El Comité de Recompensas Interinstitucional, según el incidente objeto de examen, lo integran representantes del personal del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, la Agencia Central de Inteligencia (CIA), el Departamento de Justicia, la Dirección Federal de Investigación (FBI), la Administración de Control de Estupefacientes (DEA), el Programa de Seguridad de Testigos del Servicio de Alguaciles Federales, el Servicio de Inmigración y Naturalización, la Administración Federal de Aviación, el Departamento de Energía, el Departamento de Estado y otros seguridadún proceda.
——————————————————————————–
TODO GOBIERNO Y TODO CIUDADANO La ley que rige el Programa de Recompensas tiene que ver con los actos de terrorismo cometidos contra estadounidenses. Los Estados Unidos comparten información con otros países cuyos ciudadanos están en peligro. Todo gobierno y todo ciudadano tiene el deber de hacer comparecer a los terroristas ante la justicia y de impedir los actos de terrorismo.
Los terroristas son delincuentes violentos. Hay que detenerlos.
Campañas de recompensas existentes
El 7 de agosto de 1998, las explosiones terroristas en Nairobi, Kenya, y Dar es Salaam, Tanzanía, tuvieron resultados trágicos con centenares de muertos y millares de personas salvajemente mutiladas. La mayoría de los asesinados eran ciudadanos kenianos y tanzaníes y personal de la Embajada de los EE.UU.
La mañana del 12 de noviembre de 1997, Ephrahim C. Egbu, Joel B. Enlow, William L. Jennings y Tracy L. Ritchie, empleados de la Union Texas Petroleum Company (UTP) que estaban en Karachi en una misión temporal, fueron recogidos en el Hotel Sheraton para ser llevados a la oficina central de la UTP a lo largo de la costa. Cuando la furgoneta en la que viajaban cruzaba el único puente que conducía a las oficinas de la UTP, un vehículo Honda Civic de color rojo la interceptó y de ella se bajaron dos hombres armados que comenzaron a disparar contra los ocupantes. En el incidente resultaron brutalmente asesinados Anwar Mirza, el conductor pakistaní, y los señores Egbu, Enlow, Jennings y Ritchie.
Entre diciembre de 1996 y enero de 1997, dieciséis cartas-bomba ocultas en tarjetas de Navidad fueron enviadas por correo a destinatarios en los Estados Unidos y el Reino Unido.
El 25 de junio de 1996, el ataque terrorista brutal y cobarde contra las fuerzas multinacionales de mantenimiento de la paz en Dahrán, Arabia Saudita, causó 19 muertos y centenares de heridos. Esos mantenedores de la paz procedentes de varios países aplicaban las sanciones de las Naciones Unidas. El Departamento de Estado está ofreciendo una recompensa máxima de $5 millones por información que conduzca al arresto o condena de los responsables de la explosión de Khobar Towers. Además, el Gobierno de Arabia Saudita está ofreciendo una recompensa de $3 millones.
El 8 de marzo de 1995, en Karachi, Pakistán, unos terroristas armados con rifles automáticos asesinaron a dos empleados del Consulado de los EE.UU. e hirieron a otro más mientras viajaban en el autobús del Consulado.
El 6 de enero de 1995, se produjo un incendio en un apartamento en Manila ocupado por KHALED SHAIKH MOHAMMAD. Según las investigaciones, de agosto de 1994 a enero de 1995 en este apartamento y en otros lugares, KHALED SHAIKH MOHAMMAD en forma ilícita e intencional conspiró para colocar explosivos en doce aviones de aerolíneas civiles estadounidenses, que volaban sobre el Pacífico, durante un período de dos días en enero de 1995.
El 26 de febrero de 1993, unos terroristas hicieron estallar una bomba en el World Trade Center de Nueva York; asesinaron a seis personas inocentes, lesionaron a más de 1.000 y unos escolares aterrorizados quedaron atrapados en un ascensor lleno de humo durante horas.
El 25 de enero de 1993, Mir Aimal Kansi supuestamente asesinó a dos personas y lesionó gravemente a tres más cuando con un rifle de asalto AK-47 disparó contra unos automóviles que se habían detenido en un semáforo frente a la sede central de la CIA. Fue capturado en Pakistán.
El 14 de abril de 1988, a las 8 p.m., un vehículo-bomba estalló frente al USO Club en Nápoles, Italia, causando la muerte de cinco personas, entre ellos una mujer de las fuerzas armadas estadounidenses. Además, quince personas resultaron heridas, entre ellas cuatro militares estadounidenses.
El 21 de diciembre de 1988, los terroristas hicieron estallar una bomba en el vuelo 103 de Pan American. El avión fue destruido cuando volaba sobre Lockerbie, Escocia. Este incidente subraya las repercusiones mundiales del terrorismo. En el avión viajaban 259 ciudadanos de 30 países, entre ellos algunos estadounidenses; 11 personas que estaban en tierra también perecieron.
En abril de 1986, Demetra Stylian Klug, de nueve meses de edad, y una de las víctimas más jóvenes del terrorismo, resultó muerta en el ataque terrorista con bomba contra el avión del vuelo 840 de TWA.
El 13 de junio de 1985, los terroristas secuestraron el avión del vuelo 847 de TWA, atacaron violentamente a los pasajeros y la tripulación y luego mataron a golpes a Robert Stethem y dejaron caer su cuerpo sobre la pista de despegue.
El 23 de octubre de 1983, 243 infantes de la marina estadounidense fueron asesinados cobardemente cuando fueron atacados con un camión-bomba que puso fin a la misión que habían emprendido para ayudar a establecer la paz en el Líbano.
Durante los años 80, en condiciones marcadas por suma crueldad y privación, varios ciudadanos estadounidenses –a veces hasta nueve al mismo tiempo– fueron tomados como rehenes en el Líbano. Durante largos y dolorosos años, fueron encadenados en la oscuridad, golpeados y privados de atención médica. Tres de ellos fueron asesinados durante su cautiverio.
En los últimos 22 años, varios actos terroristas en Grecia han causado la muerte de cuatro estadounidenses –Richard Welch, George Tsantes, William Nordeen y Ronald Stewart– y herido a 28 estadounidenses. Además, la Embajada de los EE.UU. fue atacada con proyectiles cohete en febrero de 1996.
——————————————————————————–
ESTALLIDO DE BOMBA EN EL WORLD TRADE CENTER DE NUEVA YORK El 26 de febrero de 1993, los estadounidenses en Nueva York se dieron perfecta cuenta del fenómeno del terrorismo. Un dispositivo explosivo improvisado y de grandes dimensiones, oculto en un vehículo, se hizo detonar en el estacionamiento subterráneo del complejo de edificios de 110 pisos del World Trade Center. Uno de los terroristas responsables del ataque, cuando fue capturado, admitió que el propósito de los atacantes era derrumbar una de las torres gemelas, o las dos, y hacer que perecieran decenas de miles de personas inocentes.
Los terroristas que bombardearon el World Trade Center lograron asesinar a seis personas inocentes, lesionar a 1.000 más y dejar a varios escolares aterrorizados atrapados durante horas en un ascensor lleno de humo.
Los terroristas sospechosos Abdul Rahman Yasin y Ramzi Ahmed Yousef huyeron de los EE.UU. después del ataque. Se cree que Yasin está ocultándose en Iraq.
Justo después de las acusaciones de Yasin y Yousef por parte del Gran Jurado, los EE.UU. iniciaron una búsqueda mundial de los dos fugitivos. Se distribuyeron carteles en diferentes idiomas en los que se ofrecían hasta $5 millones de recompensa por información que diera lugar a la captura de los fugitivos. También se enviaron a todas partes del mundo folletos en varios idiomas donde se mencionaban las recompensas. Incluso se distribuyeron cajas de fósforos que tenían fotografías de los fugitivos.
El 8 de febrero de 1995, tomando como base la información que proporcionó el Programa de Recompensas Contra el Terrorismo, Ramzi Ahmed Yousef fue capturado en Pakistán. Actualmente está encarcelado.
——————————————————————————–
ESFUERZOS PUBLICOS El Departamento de Estado está realizando una campaña pública para dar a conocer el Programa de Recompensas. Se han puesto anuncios con ese fin y para establecer contacto con aquéllos que puedan informar. Los anuncios, en inglés, árabe, español, francés, alemán y ruso, han aparecido en publicaciones de mucha circulación como The New York Times, Al Hayat, Paris Match, Die Welt y Pravda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.