6 bandas de robacarros operan en Caracas, Venezuela

MARIA ISOLIETT IGLESIAS
EL UNIVERSAL
Son aproximadamente 48 los antisociales que mantienen en vilo a todos los que en la ciudad capital poseen vehículos automotores. Ellos están repartidos en seis agrupaciones delictivas que se distribuyen a lo largo y ancho de Caracas y su periferia.
Estos hampones, según explicó el comisario Rafael León, jefe de la Dirección Nacional de Vehículos de la policía científica, se guarecen en 23 de Enero, Casalta, Lídice, El Cementerio, El Valle, Valles del Tuy, Petare y Guarenas.
«Desde esos lugares escogen cuáles serán las urbanizaciones de su preferencia y por allí se pasean repetidamente para practicar sus fechorías», refirió el funcionario.
Es por esta razón que estacionarse en Montalbán, Santa Mónica, El Llanito, Paraíso, Catia, Las Acacias, Los Chaguaramos, Los Cortijos y sobre todo en La Florida, se ha convertido en toda una experiencia extrema.
En esos lugares se debe utilizar la medida de «vidrios arriba y seguros abajo», además de todos los sistemas de seguridad que se le puedan colocar a los automóviles, pues no es sólo la modalidad del robo la que utilizan. A veces estos mismos antisociales se pasean por la del hurto que, en muchas oportunidades, se les vuelve más sencilla.
Con nombres en la mano
80% de los 48 delincuentes dedicados a la apropiación indebida de carros ya están identificados por los pesquisas de División contra Robo de Vehículos. Ahora se dedican a las labores de inteligencia para dar con ellos y detenerlos.
Los efectivos de ese despacho policial, durante las tres semanas de nueva gestión, han recuperado dos millardos en piezas y carros y seis armas de fuego utilizadas para la fechoría; han detenido a 12 personas y han ultimado a seis antisociales que, para evitar ser aprehendidos, tirotearon a las comisiones. Entre los trabajos que practican los policías judiciales se encuentran las inspecciones a chiveras y la implementación de puntos de control distribuidos en varios sectores de la ciudad durante toda la semana, y de forma más intensa los viernes, sábados y domingos, días en los que trabajan junto con las policías municipales y la GN.
Modus operandi
Seleccionan los carros en la vía, los siguen y en lugares solitarios interceptan al conductor, lo someten y lo despojan de su vehículo, luego maquillan el auto y lo venden como si fuera legal.
Luego de robar el auto llaman a los dueños y exigen rescate.
Algunos antisociales esperan fuera de los estacionamientos de las residencias de sus próximas víctimas, hasta que llegan y allí los abordan.
Otros prefieren interceptar a su objetivo en gasolineras.
Un agregado para todas las modalidades anteriores (menos la del rescate) es secuestrar a la víctima y en algunos casos ruletearla y despojarla de efectivo.
Para estar atentos
Horarios Los delincuentes también se estructuran su propio horario de trabajo. Ellos actúan preferiblemente los sábados y los domingos entre las 9:30 y 10:00 de la mañana.
Sitios Durante los días de semana prefieren los horarios de salida o de llegada de los dueños, lo que obliga a tomar precauciones.
Modelos En cuanto a los vehículos que prefieren, los más «demandados» son los Corsa, todos los modelos Toyota y los taxis «patas blancas».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.