Ejército chileno admite torturas durante era de Pinochet

Agence France Presse
SANTIAGO DE CHILE
La aplicación de electricidad y los abusos sexuales fueron métodos corrientes durante la dictadura del general Augusto Pinochet, según el informe de la Comisión Nacional sobre la Detención Política y la Tortura que se entregará al presidente chileno, Ricardo Lagos, según señaló ayer El Mercurio.
Según el periódico, el informe de la comisión que preside el obispo Sergio Valech trabajó en detalle los distintos métodos de tortura aplicados en el período 1973-1990, pero el documento se mantiene en el más estricto secreto hasta que sea entregado esta semana al presidente Lagos.
»Entre los [métodos] señalados estaba la aplicación de electricidad, abusos sexuales, violaciones con animales, fusilamientos disimulados, tortura de familiares para presionar a los detenidos, quemaduras, inmersión en agua, etc.», indicó el matutino al anticipar algunas de las materias que contendrá el informe.
Como un anticipo a la entrega del informe sobre la tortura, el comandante en jefe del Ejército, general Juan Emilio Cheyre, difundió el viernes el documento titulado Ejército de Chile: el fin de una visión.
»El Ejército de Chile tomó la dura pero irreversible decisión de asumir las responsabilidades que como institución le caben en todos los hechos punibles y moralmente inaceptables del pasado», dijo Cheyre en el documento.
Esta la primera vez que el Ejército reconoce el papel represor que cumplió, junto a la Marina, la Fuerza Aérea y la policía militarizada de Carabineros durante los 17 años del régimen de Pinochet, que dejó más de 3,000 muertos y desaparecidos.
Sin dar ningún nombre, el documento de la comisión identifica el origen de los afectados, las edades y las organizaciones a las que pertenecían al momento de la detención.
El diario agregó que muchas de las víctimas no participaron directamente en alguna organización de izquierda o subversiva y que «las detenciones fueron arbitrarias».
Entre las agrupaciones políticas, las más afectadas son el Partido Comunista y el Partido Socialista, destaca el anticipo del periódico.
La comisión sobre la tortura que preside monseñor Valech, junto a la vicepresidenta ejecutiva María Luisa Sepúlveda y a otros siete integrantes, divide el período de violencia en tres partes.
La primera de ellas se refiere al año 1973 donde se produjo cerca del 60 por ciento de las detenciones y tortura; luego el período 1974-1978 en que funcionó la DINA (Dirección de Inteligencia Nacional) como grupo central de seguridad, el trabajo de la CNI (Central Nacional de Inteligencia) que actuó entre 1978 y 1990

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.